Hágase el silencio en los cielos


No estás conectado. Conéctate o registrate

La Llegada de la Doncella de la Luz; La Muerte de la Cuarta

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 7 de 7.]

El miembro 'Azmo02' ha efectuado la acción siguiente: Lanzamiento de dados


'D100' :

Resultados : 16


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
¨...Ella es impresionante...y peligrosa... no quiero matar a Angus... ha sido un digno rival... ¿no me han matado porque no han podido?...¿Por qué no han querido?... ¿acaso...han jugado conmigo?...no es mi lucha...¿o quizá si?... matar es fácil... ¿importa?...¿cuanto vale una vida?... Ereala quería matarme y jugaba conmigo... ¿debería ayudarla?...¨


- Dante... -digo mirando hacia el suelo a mis pies- No sé que ocurre ni qué debo hacer... no entiendo nada de todo esto... ni de este mundo... Irthruinviela no me dijo nada de esto... ¿ella querría que nos matásemos?... -¨¿acaso ella fomentó mi vida?¨- yo... aún no tengo propósito...


Entonces espero, sigo confuso sigo debatiéndome entre la matanza y la paz

Declaración de acciones: Declaro defensiva total e intentaré acercarme a ellos para quizá aportar algo en caso de que se desate la violencia

Tiradas: iniciativa, Defensa, enemigo poderoso

Ver perfil de usuario
El miembro 'Zhēnkōng' ha efectuado la acción siguiente: Lanzamiento de dados


#1 'D100' :

#1 Resultados : 17

--------------------------------

#2 'D100' :

#2 Resultados : 32

--------------------------------

#3 'D10' :

#3 Resultados : 6

Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
Música recomendada:

El muchacho habla, dice:

-Dante...  No sé que ocurre ni qué debo hacer... no entiendo nada de todo esto... ni de este mundo... Irthruinviela no me dijo nada de esto... ¿ella querría que nos matásemos?...¿acaso ella fomentó mi vida?, yo... aún no tengo propósito...

Pero Dante no puede contestar, le hubiera gustado poder decir sobre Hilderin:

-Hilderim, Hilderim, Hilderim... Ahora estas hecho carne picada, tu muerte te ha costado muy caro tanto a ti como a toda tu familia, maldito avaricioso que solo piensa en si mismo... por hacerte el valiente tu familia llorará por ti, porque ya no sabrán nada de ti, porque has muerto, porque eres un hipócrita. ¿A quién intentabas salvar si ni siquiera te puedes proteger a ti mismo? La próxima vez que sueñes piensa... falso mártir...

Le hubiera gustado ponerse en medio y decir:

-¡Bien hecho Teresa, tu presa está aquí, delante tuya! Pero... esta manzana se puede volver a plantar, así que ya es suficiente, simplemente recupera tu espada y vuelve a tu forma de antes... Por favor... soy tu padre... tu papá... Dante... tuyo y solo tuyo, detente ya. Créeme cuando te digo que podría terminar con esta riña enseguida... Por favor... tienes que calmarte Teresa... por el bien de Irthruinvieala.

Pero...no puede, porque su cuerpo es más mortal y humano de lo que cree o le gustaría creer, porque los dos sentís el miedo por primera vez y lo único que podéis hacer es contemplar impotentes la escena.
Ereala no es una excepción, se la ve muerta de miedo, probablemente jamás habrá temblado tanto en su vida como en este preciso momento, no obstante y pese a estar sentada en la tierra mientras sostiene el cuerpo moribundo de su amado y con ojos acuosos de lágrimas, afronta la muerte con el mayor estoicismo que ella es capaz de entregar mientras grita:

-¡No suplicaré por mi vida!, soy una inquisidora ante todo, si mi deber es caer ante ti que así sea, ¡me voy con la conciencia limpia!

Los pasos de la Aberración se detienen a pocos centímetros de la Doncella de la Luz, se hace un silencio eterno que puede durar casi un minuto entero, un minuto entero donde todos y cada uno de vosotros os detenéis por un instante sin poder hacer nada, expectantes de lo que va ha ocurrir, finalmente, se oye una voz tierna y dulce, una voz que ninguno de vosotros ha oído, una voz que Ereala no ha escuchado desde hace mucho mucho tiempo:

-Recuerdo aquel día, hace treinta años, en el faro, estaba dispuesta, iba ha hacer lo que fuera necesario por ella, la perseguían, no se porqué motivo, pero tampoco me importaba, era ella o ellos así que no dude en tomar mi decisión. Lo siguiente que recuerdo son tubos, metal, blanco, acolchado, luces, hombres con batas, tubos y más tubos, dolor, mucho dolor. Una bestia nació en mí. No tenía consciencia, no tenía propósito, no tenía nada más que dolor, era el dolor en sí misma, una hambre insaciable del aspecto primario de la locura. Todo por...esto -dice señalando la espada- No puedo dormir Ereala, no puedo comer, dejé de ser yo misma hace mucho tiempo, tampoco puedo morir. Pero no me arrepiento de mi decisión, lo volvería ha hacer una y mil veces más pero...¿no puedo descansar?, ella me ha hablado Ereala, ella me ha hablado, me ha dicho que los ayude a ellos, pero yo ya no puedo hacerlo....no puedo más...te he buscado para que por fin pueda descansar, ¿no merezco un descanso?, mis manos llevan empapadas de sangre desde hace demasiado tiempo....no quiero hacerte daño...no quiero hacer daño a Angus, no quiero hacer daño a nadie.

Se agacha mientras sus manos huesudas se posan en las mejillas de su antigua aprendiz con sus ojos perlados de lágrimas:

-Porfavor, sé que puedes, tu también eres una Elegida, puedes hacerlo, que esta sea mi última orden como tu superiora, ¿lo harás?, ¿por mí?, estoy tan cansada...

...No puede ser lo que le esté pidiendo...

-...De acuerdo...lo haré Teresa...

Se levanta pesadamente, incorpora a Angus quien se levanta torpe pero con decisión y él os lleva a vosotros lejos del lugar mientras todo empieza ha iluminarse con un fulgor resplandeciente, el árbol cabalístico vuelve ha crecer, la luz en la frente de la sylvain vuelve ha nacer y  comienza ha entonar un conjuro mientras ella se eleva de la tierra:

-Christus vivit. Christus regnat. Ubi fuernit haec nomina, et digna Dei, praecipimus vobis...

Se forma un gigantesco círculo de transmutación a lo largo de todo el bosque, seguís alejándoos de la zona para estar seguros, todas las lineas que están escritas en la tierra dibujadas con luz se iluminan con un destello tan brillante que os ciega:

-...atque ligamus vot ut non habeatis, potestatem per pesten, nec per aliquod...

Se forma una onda expansiva de luz que os tira a todos menos a ella y Teresa quien tiene los brazos en forma de jarra, la onda cobra una serie de ecos que se van repitiendo periódicamente, os alejáis más mientras Angus os coge de los brazos para empujaros gritando:

-¡Vamos!, ¡salgamos de aquí!

-...Quodeumque maleficum nocere ei incantationem neque...

Se oye por última voz esa dulce voz que por primera vez sonríe desde hace casi treinta años cuyas últimas palabras son:

-Gracias Angus, gracias Ereala....gracias Papá -dice mientras mira a Kazimir con sus ojos llorosos por la alegría y la pena-

Eso fue demasiado para Kazimir, quién se dió la vuelta gritando:

-¡No!

Pero ya era demasiado tarde:

-...¡in anima, nec in corpore!

En ese momento se creó una explosión de pura y absoluta luz, la nada llenó la zona dejando solo un enorme fulgor que os obligó ha cerrar los ojos mientras vuestros oídos zumbaban, fuisteis proyectados varios metros hacia atrás por una enorme ola de viento, caísteis con fuerza al suelo y pudisteis ver como de la luz no quedo nada más que un gigantesco cráter, la luz ahora se había convertido en un enorme pilar que ascendía muy lentamente por los cielos inmortales alzándose para nunca más volver, toda la zona estaba llena ahora de pequeñas mariposas de luz que volaban alegremente mientras que poco a poco el efecto se disipaba. Cuando las mariposas desaparecen podéis ver como toda la zona se ha convertido en un gigantesco cráter, todo el bosque fue consumido por la luz como si un enorme meteorito hubiera devorado toda la tierra.

Teresa por fin se reuniría con su amada en el otro lado...



-Gracias-


...


...


Avanzáis lento pero con decisión por la desolada zona, en el borde del cráter os encontráis a Ereala de pie impertérrita con una dura mirada en el vacío mientras que sus brazos sostienen la espada de Teresa, Sus pálidos ojos azules observan el horizonte mientras habla con una voz dura y fría como la piedra:

-Angus...¿puedes moverte?
-Si mi señora
-Llévate a Zhēnkōng a las afueras, espérame en la entrada del carromato y descansa. Es una orden.
-Si mi señora

Angus se da la vuelta y tiende la mano sobre el muchacho del vacío diciendo:

-Vamos joven, yo te enseñaré el camino

Después de eso sin darse la vuelta clava la espada en el suelo y llena sus manos de barro, de estos salen dos palas creadas con magia, luego te dice:

-Papá, ¿no?, pues bienvenido a la familia -te dice con desprecio mientras te tira una de las palas- ahora ayúdame ha hacerle sepultura como es debido a "tu" hija, lo menos que se merece es que la honremos en su muerte

No os demoráis mucho rato cavando las tumbas, ambas están vacías, no queda nada de Hilderin excepto el frasco azulado que ha cogido Ereala posteriormente, tampoco hay nada para colocar en la tumba de Teresa excepto un jirón de tela que llevaba de sus desgastadas rojas ropas, rezáis, decís unas pocas palabras, tanto en voz alta como en vuestro fuero interior, por una u otra razón a ambos os guiaba el mismo amor sobre la misma persona aunque por razones equivocadas. Después de eso ella vuelve ha coger la Lágrima de Karla y avanzáis alejandoos de la zona, a los pocos minutos se observan las figuras de a Angus y a Zhēnkōng, cuando ya llegáis la mole de hierro dice:

-¿Ya está?
-Si... -dice Ereala- es...curioso...que esté lloviendo...es ésta época -sus palabras salen de su boca de forma entrecortada sin poder aguantarse más

Angus haciendo caso omiso del dolor y de sus heridas se vuelve ha levantar y con su enorme altura cubre por completo el ligero y delgado cuerpo de Ereala y la abraza mientras que con una mano la oculta por completo en su capa, cuando está totalmente tapada se oye como sus fuerzas no pueden sostenerse más y empieza ha llorar desconsoladamente obviando vuestra presencia.








Adios Teresa












_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
[Fin del Hilo La Llegada de la Doncella de la Luz; La Muerte de la Cuarta]

[Continua en el hilo La vuelta a Flaren 1ª parte; Un Nuevo Invitado]




[Hilo terminado]

[Continúa en el hilo común, "La Doncella de la Luz ha llegado; la muerte de la Cuarta"]

Reparto de experiencia Kazimir

Posts: 3+2+1+1+2+1+1+1+4+5+4+1+4 =
30
Buenas ideas o planes: = 0
Resolución de segmento:10
Combate: -40

Experiencia total: 0

Reparto de experiencia Zhēnkōng

Posts: 2+2+1+2+2+1+3+2+3+2+3+3+3 =
29
Buenas ideas o planes: = 0
Resolución de segmento: 10
Combate: 60

Experiencia total: 99


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 7 de 7.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.