Hágase el silencio en los cielos


No estás conectado. Conéctate o registrate

La Dama, El orgullo de Lucrecio

Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 5.]

1 La Dama, El orgullo de Lucrecio el Vie Sep 01, 2017 1:18 am

El majestruoso puerto de Chaville, capital del principado de Gabriel y de la costa del comercio, hoy más que nunca se ve repleto de gente de alta cuna, donde quiera que un curioso posase su mirada vería gente de la nobleza más refinada y recatada de la gran ciudad aglomerada al rededor... de La Dama.

Un impresionante y gigantesco zepelín de tres cuerpos debajo del gran globo que está diseñado para lo imposible... elevarlo a los cielos... Su manufacturación a todas luces es exquisita como su público pues si un ojo experto en las habladurias y cotilleos de la alta aristocracia mirase con atención, sin duda vería a personalidades muy importantes y variopintas de esta adinerada y poderosa ciudad

El centro de las miradas es el zepelín en medio de un grandísimo escenario montado para realzar aún más su belleza, en dicho escenario se encuentra la escalera de acceso a uno de los tres módulos del zepelín y allí guardias con detallados trajes, más dignos de una gala que de un combate, protegen el acceso por el momento. Mientras una banda músicos, que aparentan estar más que bien pagados, empiezan con su actuación que acompañará a los viajeros mientras hacen cola entre la multitud de curiosos. Por el momento solo actua un pianista solista mientras sus compañeros esperan con aparente calma, es una composición sencilla, un hilo que invita a ir avanzando en calma hacia el que sin duda será un viaje increible.



Los guardias van separando al gentío de los viajeros y ordenando una cola para el acceso al zepelín e incluso lanzamiento de confetí y fuegos artificiales acompañan al ascenso. Uno a uno van permitiendo su acceso a la plataforma donde serán revisados sus billetes o al menos eso parece...



Demasiada gente, es lo primero que viene a tu mente mientras revisas el funcionamiento de cada una de tus armas desde la distancia, entonces sacas la nota que contiene el billete:

Doña Alezeia Testarrosa, su objetivo será averiguar el paradero de un marqués llamado Cavalcanti nuestras sospechas apuntan a que en este viaje podrás dar con el objetivo, recuerda no debes escatimar en usar todo lo que tengas a tu disposición para eliminarlo, acabar con el es la primera prioridad de el encargo, el segundo es obtener un libro totalmente negro que posee el cual es si cabe aun más valioso. Te ayudaremos a cambiar tu identidad una vez finalizado y recibirás un pago de 2000 monedas de oro por adelantado y el doble al finalizar... Recuerde la importancia de los objetos valiosos para nuestra organización, como le dije, así podemos ganar más dinero del que podría imaginar. Es necesario que el libro esté en óptimas condiciones. El billete está a nombre de Kristal Melbourne

Demasiada gente... no parece sencillo pero ¿cuando lo es?, aquel hombre que te entregó la carta te encontró y aún no comprendes como... pero lo hizo... ¿Deberías exponerte ante la guardia? ¿Te buscan ellos también?... parece haber demasiada gente así como guardias en todas las entradas... desde la casa segura donde te encuentras tienes buena visibilidad de la periferia pero quizá si te acercases más... ¿Qué harás?




- Sandor, estate atento, muchos de estos nobles son de baja alcurnia y algunos son conocidos usureros y ladrones -Te dice mirándote tras sus anteojos el rechoncho ricachón que te ha tocado escoltar hoy- Deberíamos embarcar cuanto antes quiero las mejores vistas desde la mejor mesa del salón

Otro ricachón despilfarrador que te contrata...Nicolas Facet... ese era su nombre... te ha hecho vestirte para la ocasión e incluso te ha otorgado un arma mucho más bonita y lujosa, aunque no más útil en combate desde luego... demasiado adorno para tu gusto. Al igual que la capa que acompaña a tu pomposo traje rojo como el de tu protegido... pero un trabajo así no se ofrece todos los días, además ¿qué podría pasar no?, estáis a punto de introduciros en la muchedumbre e incorporaros a la cola... cuando comienza el pianista... La vista es asombrosa... nunca en tu vida entera habías visto algo igual... y además... ¿qué es eso de que puede elevarse en el cielo?... desde luego será una experiencia




Exceso de ondas sonoras y formas de vida, la nueva máscara es cómoda pero el exceso de dicha vida no... ¿Podrás controlarte?... te diriges con paso lento a esa especie de barco ¿zepelín lo han llamado? ¿Cómo funcionará?... desde luego la ciencia ha avanzado desde que tú estudiabas de los libros antiguos de las gentes que te ayudaron... a los que mataste... sigues avanzando... y la muchedumbre es demasiado abundante... ¿no sería más fácil convertirlos en ceniza?... te tiembla el pulso... sería un gran espectáculo... No... Debes concentrarte, recuerda el trato, es fácil... quien sabe quizá ese artilugio no sea capaz de levantarse del suelo... al menos eso esperas...
Exceso de formas de vida basadas en carbono armadas en los alrededores, parece que está todo muy bien orquestado pero... ¿quién es el director?... ¿te adentrarás en la muchedumbre?... ¿serás capaz de aguantar tus ganas de sumirlo todo en fuego?...

Ver perfil de usuario

2 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Vie Sep 01, 2017 10:06 am

"Este lugar me da asco, tanta felicidad, tanta alegría no es lo que me gusta a mi precisamente, pero supongo que el oro es el oro"

-Mi señor no se preocupe mientras este conmigo usted estará a salvo, deberíamos ir entrando ya mi señor mientras la gente se distrae con los fuegos y la música, así conseguiremos la mejor mesa con las mejores vistas-

"Este artilugio, ¿Como diablos va a volar? Si es enorme mas grande que un navío, mas grande que un castillo o una torre es imposible que vuele, y esta espada, es ridícula, con joyas incrustadas y decoraciones en todos lados tanto en el filo como en el mango, por Abel no soy un muerde-almohadas, en cuanto acabe la misión la venderé y me comprare una mejor"

-Mi señor, se que usted posee un gran intelecto, mientras nos adentramos en el artilugio volador, ¿Sabría explicarme como funciona? Si no es mucho pedir claro esta-

Ver perfil de usuario

3 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Vie Sep 01, 2017 4:34 pm

"Nobles: gente que me contrata, gente que me obliga a asesinar, gente que quema aldeas para ganar más terreno, gente que muere por mi fuego. Todos posicionados entre sí a una distancia relativa de medio metro cada uno debido a la falta de espacio y elevado número de formas de vida. Hay nobles que son como el bosque y otros humanos, no matan, solo viven de su propio esfuerzo, buenas personas, no tienen que ser castigadas. Fuego: conjunto de partículas o moléculas incandescentes de materia combustible, capaces de emitir luz visible, producto de una reacción química de oxidación violenta. Las llamas son las partes del fuego que emiten luz visible, mientras que el humo son físicamente las mismas pero que ya no la emiten. Formas de vida inferiores... igual a vileza, maldad, nobles... Esencia pobre, poco valor, deben ser erradicados, no dejar rastro."

Baphomet se detiene un momento a mirar los fuegos, su resplandor iluminaba su máscara, su antigua indumentaria no carecía de aislantes térmicos para no quemarse de nuevo, aunque ya no le queda epidermis para que eso suceda...

"Pólvora: Mezcla inflamable compuesta generalmente de nitrato de potasio, azufre y carbón, que a cierto grado de calor se inflama desprendiendo bruscamente gran cantidad de gases. Definición: Sencilla, común, y aún así, sorprendente para gente con coeficiente intelectual en la media. Que demostración tan estúpidamente sencilla teniendo en cuenta lo que se puede hacer con un poco más de cariño a la química... Y de seguro que serán carísimos, los nobles se conforman con cualquier novedad, como este "zeppelin" bautizado como La Dama. Yo lo habría diseñado hasta más funcional si hubiera tenido la oportunidad de trabajar para los nobles con el fin de buscar conocimiento, descubrir nuevas fórmulas, elementos, compuestos... Pero no, en vez de eso tenía que quemar aldeas... Aún así, el diseño y el cuidado con su construcción son sorprendentes, ¿funcionará con hidrógeno? Mmmm, es una posibilidad aunque sería muy inflamable y peligroso... ¿Helio? Otra posibilidad que no he de descartar, puede que aprenda algo en este viaje y todo..."

Sigue avanzando lentamente en dirección al zeppelin, pasos pesados que no producen sonido alguno, silenciosos como el reptar de una serpiente, figura intimidante, como un montón de humo negro como el ala de un cuervo saliendo a montones de una aldea recién arrasada.

"Yo puedo crear una explosión sin el uso de pólvora, o 1,2,3- trinitroxipropano basándose en la química orgánica... solo con el poder de mi mente... un espectáculo mejor que el de estos simples fuegos artificiales, caerán los trozos de carne del cielo, y metralla destrozando las arterias de los que se encuentren en la proximidades, les revientan las arterias hasta el punto en el que se les inutiliza dicha extremidad. Si no fuera porque hay inocentes aquí los cuales me son imposibles de indentificar... aunque les podría salvar de ellos mismos y de los demás, ¿por qué no? No pasa nada si mato a algún inocente porque habría matado también a más asesinos y hubiera salvado vidas... No... mejor no... o al menos hasta que cambie de idea."

Ver perfil de usuario

4 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Vie Sep 01, 2017 10:56 pm

Música recomendada:

Hace tres meses

Hay algo que no cuadra...no...no cuadra...¿que me haya dado cuenta me alivia?, ¿mi mente ha llegado hasta el punto de que soy feliz cuando me doy cuenta de que es una trampa o porque quizás sea por descubrir la trampa?

Se suponía que no tenía que ir con esa identidad, se suponía que iría como Alezeia, ya había incluso hablado con el encargado al mando de la empresa para que lo preparara todo, es más, había salido incluso a lo largo de la ciudad con esta apariencia.

Y ahora...no, algo no cuadra, creen que son listos, pero yo lo soy aún más.

Recuerda estas dos cosas:

Lo primero, jamás delegues algo que no seas capaz de hacer tú misma, o de hacerlo, no esperes que se haga al mismo nivel que tú podrías hacer.
Segundo, jamás confíes en un hombre una tarea más compleja de hacer que el de un animal, te decepcionará de una forma u otra.

Hora de moverse

Hace cincuenta y nueve días

El plan era ir en barco desde el puerto que hay cerca de la ciudad de Mirsch y atravesar el archipiélago de Forneo hasta finalmente llegar en un mes con suerte sobre el puerto de Chaville, pero si han habido cambios en los planes eso significa que ellas se han acercado peligrosamente a mí, usar el puerto ya no es seguro así que tenía que pensar en una ruta de plan alternativa, no me quedaba mucho dinero, pero decidí gastar la mitad de lo que me quedaba en comprar un caballo y cabalgar como el viento a lo largo de las noches, si hubiera podido permitírmelo habría alquilado caballos en cada aldea y usar como arrea el caballo anterior, por lo que tendría que pagar mucho menos, pero si quería ser capaz de hacer lo que quería iba ha necesitar el dinero. Suerte que había una sucursal en Chaville, siempre y cuando llegara hasta ahí.

Hace treinta y dos días

Han pasado cincuenta y ocho días desde que dejé Lucrecio, han transcurrido seiscientas setenta y cuatro noches desde el último ataque, aún sigo viva. Ha sido muy duro pero me las he apañado para llegar a la ciudad de Chaville gracias al caballo que ha aguantado impresionantemente bien el duro y largo viaje bordeando en casi toda su totalidad todo el mar interior, desde Lucrecio hasta Kanon atravesando las tierras de cenizas hasta Brudge, desde ahí hasta cruzar Abel, pasando el bosque de la Luna me encontré con las tierras de Ilmora, una vez las crucé los campos de Helenia se alzaban ante mí y tras ellos, se encontraba por fin el objetivo de mi búsqueda, Gabriel, y, al sur, Chaville. El viaje ha sido únicamente nocturno, no podía arriesgarme a que el caballo muriera así que usaba el día para alimentarle y darle de beber lo que pudiera gracias a las numerosas aldeas y a las abundantes provisiones, me hice pasar por una mensajera llamada Agda Carlson con un correo urgente que dar a La Dama, el viaje por la noche me ahorraba posibles inconvenientes con los guardias y dificultaba las tareas de las Hermanas para encontrarme.

Hace treinta días

He alquilado una habitación desde cuya ventana puede observarse los últimos retoques en la construcción de la Dama y la fase final en su supervisión, si todo va según lo planeado lo estrenaran para finales del mes de Febrero, aún tengo tiempo. Vendí el caballo por un buen precio gracias a una bonita sonrisa, un escote profundo y una mamada aún más profunda, les dije a los de la posada que una prima lejana vendría a alquilar la habitación el resto del mes y aproveché para cambiar mi identidad de nuevo, en pocas horas ahora sería Priscilla Lauren, me alegraba poder usar este disfraz, me encanta mi pelo cuando es del mismo color que el Sol, desgraciadamente se nota que el tinte lentamente lo desgasta, cada vez gasto más tiempo cepillándolo para que no sea agriete y se abra.

Hace veintinueve días

Pasé el resto del día escribiendo cartas, me presente a los dueños de la posada como la nueva inquilina, después escribí una carta a Joseph S.M. para decirle como Alezeia que ya había llegado a Chaville como era previsto y que me disponía a tener unas pequeñas vacaciones antes de llegar a la Dama. Después escribí otra carta a la familia Lauren para decirles que sentía la demora, que nuestra guarnición se perdió en los bosques que colindan con Goldar contra un clan de osados bárbaros que querían probar nuestra entereza, la mayoría de nosotros nos mantuvimos intactos pero tuvimos algunas pérdidas, como estábamos cerca de Gabriel se nos encomendó una nueva misión de ir algunos de nosotros de incógnitos como pasajeros de la Dama en orden de impedir cualquier tipo de altercado que pudiera procederse. Afortunadamente esta carta no llegará hasta al menos otros dos meses, para cuando llegué yo ya estaré montado en la Dama haciendo mi trabajo. Todo va de acuerdo al plan.
Ahora toca reunir información.
Es sencillo, el tiempo que me quedó libre fui con mi nuevo y galante traje a la vez que cómodo para moverse por las calles, de color rojo burdeos y marrón oscuro que contrastaba me dirigí por las calles de los barrios viejos, una vez ahí me dediqué a dar una moneda de plata a cada desafortunado que vi en el camino con mi más bella sonrisa.

Hace veintiocho días

A la mañana siguiente me fui a la sucursal de Luxor S.L, iba ha necesitar dinero, cogí prestadas cincuenta monedas más de oro, nada más que destacar, había mucha gente en las calles, siempre me aseguraba de que nadie me siguiera cuando iba al lugar que fuera. Volví al barrio pobre, di una moneda de plata a cada niño que encontraba.

Hace veintisiete días

Volví al barrio bajo, el esfuerzo creaba sus frutos, ahora había más niños y hombres enfermos que antes, la voz se había corrido, ya eran míos. Les di a todos ellos mi mejor sonrisa y una moneda de plata mostrando mi mejor escote, a los hombres por supuesto, aunque enseñando también a los niños que es lo que les espera a todos y cada uno de ellos. Tampoco me costó encontrar una puta en el barrio, le dçi delicadamente una moneda de oro en su mano, la cerré y le dije que me siguiera si quería más, no tardó un segundo en seguirme, aproveche para darle una indumentaria más apropiada para cuando nos acercáramos a la posada.

Hace veintiseis días

Después de bastante sexo que me encontraba bastante necesitada le dije el verdadero motivo por el que estaba aquí, por supuesto no la verdad, solo el aspecto de la verdad que ella necesitaba saber, su nombre era Cassia y tenía una hermana menor de la que cuidar, Melienne. Cada día le daba una moneda de oro pero no podía salir de mi habitación hasta que pasaran veintiséis días, mientras tanto yo me encargaría de sus necesidades personales de higiene, aseo y alimentación, por supuesto me la follaría cuando quisiera, no fue difícil conseguirlo, era muchísimo más dinero de lo que ella imaginaba y personalmente creo que soy bastante atractiva.

Hace veinte días

Ha pasado ya una semana desde que daba dinero todos los días a la misma hora en el mismo barrio a los pobres que poco a poco habían ido aumentando su cantidad, pero ahora era el momento de que ellos me demostraran su lealtad, lealtad pagada por dinero pero seguía siendo lealtad y era el motivo suficiente que yo necesitaba de ellos, les pedí que me dijeran de gente que trabajara o que conociera gente relacionada con la construcción de la Dama, carpinteros, alfareros, marineros, o incluso algún alto cargo, cualquier cosa serviría. Me dieron una enorme cantidad de nombres, direcciones y de datos incoherentes, pero ya tendría tiempo de analizarlos, los investigaría uno por uno e iría escalando hasta encontrar lo que necesitara.
Cassia ya se había acomodado a mi presencia y yo a la suya, poco a poco y día tras día la he ido maquillando y vistiéndola para que fuera el reflejo mismo de Kristal Melborune, si iba a ir a la Dama tenía que suponer que ya habría una o varias hermanas dentro de incógnito y que conocían mi identidad, así que por supuesto fingiría no darme cuenta y haré que ellas caigan en mi propia trampa, tan solo necesitaba un cebo.
Ahh....eres tan guapa Cassia, eres exactamente como yo.

Hace diez días

No me costó mucho esfuerzo rastrear a uno de los actuales trabajadores de la Dama que se encargara del servicio de equipaje, cuando tu mujer y tu hija están drogadas imposibles de despertar del somnífero que han tomado y te despiertas con una ballesta apuntándote en el cráneo mientras una figura intimidante de ropas negras te asegura que no vas ha recibir ningún tipo de ayuda la verdad es que resulta bastante revelador para la mente y un artimaña muy útil para la persuasión, al pobre hombre mientras se cagaba encima escuchó con sumo cuidado lo que tenía que decirle, una mujer de pelo rojo con gabardina marrón equipada con una caja negra con forma de laúd le pediría que llevara el equipaje por ella ya que se sentiría indispuesta, pero él no lo guardaría junto con el resto de equipaje de pasajeros, si no que en cambio lo guardaría en algún almacén solo para personal trabajador y la caja del laúd se lo daría a esa misma mujer de pelo color rojo que encontrará a la izquierda en la primera fila del vagón de clase media.
Mientras tanto Cassia que ya se ha acostumbrado al maquillaje y vestimenta que debe de usar poco a poco intenta andar más como alguien más....diestro y menos como un pato mareado, pero no me sobra el tiempo para que aprenda a fingir andar como una asesina. Me pide constantemente que la deje salir, poco a poco se va incomodando más pero el dinero es el dinero y ella ya ha visto mi cara, no puede salir con vida de la posada.

Hace tres días

Han pasado varios días de absoluta frustración, por mucho que lo intenté no conseguí los planos de la Dama, se encuentran en potestad del gobierno y ha sido únicamente dado a aquellos relacionados con el trabajo de la construcción de la misma como personal autorizado, no obstante gracias a un poco de subterfugio y algún que otro polvo conseguí a otro hombre, era el encargado de la distribución de los pasajeros, le pedí "amablemente" que por favor tuviera espacio para una persona más o, en su defecto, que le dijera a aquel que ha comprado ese asiento que lamentablemente no va ha poder viajar con nosotros en este momento por un problema referente a la organización y que se ha producido lamentablemente una negligencia, por lo que se ha despedido al personal responsable y que se le recompensará pecuniariamente con el reembolso total del viaje una vez se haya efectuado a tiempo. Pobre hombre, ah, por supuesto, el asiento tenía que ser el asiento de la izquierda trasero del vagón de clase media, no podía ser de otra forma, desde ahí podré vigilar a mi pequeña de cualquiera que quiera hacerle daño y al mismo tiempo me encontraría en el asiento más seguro del vagón puesto que no hay ningún otro detrás mía y, claro, una no quiere morir tontamente por un tonto puñal en el cuello, ¿no?

Hace dos días

Cassia está tan preparada como podría estarlo, su figura no es tan esbelta como la mía, es más bajita y por supuesto no tiene los músculos tonalizados de alguien entrenada bajo intenso entrenamiento, pero desde lejos con mi ropa si "parecía" ella, daba lo suficiente el pego como para que no fuera reconocida al menos de forma inmediata, y con un bonito sombrero bajo esa gabardina nadie prestaría atención a quien era.

Imagen:

Ella ya tenía su papel, sabía que rol interpretar y bajo que guión seguir, le di el pasaporte y el billete de Kristal Melbourne, le hablé un poco sobre mi falsa familia y le dije que tendría que entrar en la Dama o no recibiría el resto de las cincuenta monedas, obviamente no tenía esas monedas pero ella ya tenía bastante aunque sabía que era peligroso, le dije que cuidaría de su hermana si algo le pasara, eso, lo dije en serio.
La solté, ella sabía que tenía un trabajo que hacer, sabía que no podía denunciarme porque mi nombre Marna Nyberg era más falso que un billete de tres monedas de oro y la habitación no estaba tampoco a mi nombre ni había nada que perteneciera a esa identidad falsa, además ella ya había probado el sabor de la codicia, y la codicia era demasiado como para poder ignorarlo, sabía que se presentaría ese día.

Ahora, solo toca esperar

Aunque antes tengo que volver ha cambiar de persona

El día de inauguración

Bajo un sobretodo, y sobre este, un abrigo de color beige con una capucha que ocultaba mis cabellos rojos como el fuego y ojos verdes como la foresta salvaje avancé entre el gentío con la mayor de mis sonrisas, me dedique a buscar cualquier tipo de anomalidad, cuantas personas estaban , cuantas eran mujeres, si alguna mujer estaba sola, si Cassia ya estaba haciendo cola, y esperaba a que el inútil del hombre decidiera recoger mi equipaje cuando terminara de darle el folleto falso a los soldados, falsificar un billete no fue nada fácil, pero no es imposible y menos teniendo ayuda de dentro.

Una vez entregado mi billete avanzo lentamente con pesadez por el equipaje que tengo cargado en la espalda y únicamente a una mano:

-Buen señor, disculpe, soy muy torpe, ¿podría llevar mi equipaje y colocarlo en su sitio por mí?, y lleve también este laúd que es muy preciado para mí, como bien ve usted, no me encuentro en posición como para llevarlo por mi cuenta debido a mi estado -digo señalando a mi brazo izquierdo vendado, la longitud del brazo oculta por un pequeño brazal simula un tablón para unir el hueso, nadie imaginaría que tengo ahí oculta una ballesta pequeña.

Una vez entregado mi equipaje voy ha mi sitio que tanto me ha costado conseguir, me siento y con una sonrisa espero a que Kristal Melbourne se siente en su "respectivo sitio" que es justamente delante mía algunas filas en frente, al mismo tiempo espero que el otro joven venga a devolverme mi "laúd".

Yo soy más lista, mucho más lista que todas vosotros.

Aspecto Actual:

Si queréis jugar a un juego será con mis reglas

Al fin y al cabo yo soy la Traidora.

[Si me he excedido en mi libertad intento hacer cualquier cosa que esté a mi mano para darme más información antes de entrar en la Dama pues, para mi personaje, no tendría sentido ir a un lugar sin siquiera investigarlo]

Ver perfil de usuario

5 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Dom Sep 03, 2017 10:15 pm

La Dama es, sin duda alguna, majestuosa, del mismo modo que lo son los miembros de la guardia que rodean a la misma. Todos llevan un traje lustroso blanco impoluto y forman tanto al rededor del inmenso zepelín como en la palestra donde se dirigen en fila de uno los viajeros...

Solo aquellos que hayan pasado el control de equipaje, armamento y billete podrán subir al escenario donde son ordenados en sillas esperando a que todos hayan terminado el proceso antes de realizar la gran marcha hacia los cielos... el pianista sigue tocando su solitaria melodía... la cual es tan sencilla que al poco de escucharla pasa inadvertida... parece estar todo pensado y calculado pero... ¿realmente lo está?

El gentío ha comenzado a separarse por la intervención de guardias menos lustrosos mientras dicen:

- Apártense por favor dejen paso a los viajeros -dice un guardia joven
- No intervengan en la cola si no tienen billete o pasarán la noche en el calabozo como escarmiento -asevera un guardia con entradas y entrado en carnes



Allí avanza Cassia con tus ropas y con un aspecto muy similar al tuyo... has planteado la situación como solo alguien con tu preparación puede y has predispuesto todo para este dia... pero cuando conseguiste tu billete por métodos fraudulentos no te fijaste y aún no te has dado cuenta pues te has incorporado a la cola sin asegurarte, Cassia ha ido delante tuya y tampoco miraste tú billete original... no observaste antes de adentrarte en el gentío pero ahora está más claro...

No hay orden de asiento ni número del mismo

Una revelación en la que has caído cuando has entregado tu billete al guarda y con la mayor de tus sonrisas y picardía preguntas por el hecho.

- Disculpe pero no tengo numeración si no una letra -dices mientras ¨colocas¨ tu escote
- Eh... -el hombre traga saliva sonoramente intentando evitar mirar a tu escote sin mucho éxito- verá señora... -cambia la mirada para intentan parecer profesional y no una babosa como está pareciendo- señorita, el billete es de un camarote pues no hay asiento para el viaje ya que consta de varios días, disponen de un camarote de lujo privado cada uno de los integrantes de la travesía... ¿no lo sabía al compr... -entonces no le dio tiempo a finalizar pues un hombre alto, rubio de cabellos perfectamente lisos y con galardones en el pecho se acercó interrumpiendo al soldado
- Vamos soldado -dice con picardía- Una mujer tan hermosa no debe esperar tanto para subir al hermoso zepelín... sendas bellezas serán... sin duda algo digno de ver -dice mientras se inclina haciendo amago de recoger tu equipaje- Una dama como usted no podrá llevar tanto equipaje sola... ¿va acompañada? no se permite llevar armas que no sean ornamentales al salón, no obstante será llevada a sus aposentos cualquiera que quisiera usar... después del pertinente cacheo claro está -dice con sonrisa pícara

Otra cosa no, pero el hombre es atractivo y carismático




"Yo puedo crear una explosión sin el uso de pólvora, o 1,2,3- trinitroxipropano basándose en la química orgánica... solo con el poder de mi mente... un espectáculo mejor que el de estos simples fuegos artificiales, caerán los trozos de carne del cielo, y metralla destrozando las arterias de los que se encuentren en la proximidades, les revientan las arterias hasta el punto en el que se les inutiliza dicha extremidad. Si no fuera porque hay inocentes aquí los cuales me son imposibles de identificar... aunque les podría salvar de ellos mismos y de los demás, ¿por qué no? No pasa nada si mato a algún inocente porque habría matado también a más asesinos y hubiera salvado vidas... No... mejor no... o al menos hasta que cambie de idea."

Demasiados posibles inocentes y variables de posibles nobles honrados pues en una ciudad como Chaville el que parece una inmunda rata podría haber conseguido su fortuna con el esfuerzo de generaciones de intentos y el que parece honrado podría ser la más vil de las víboras... Avanzas con tu característico paso lento y pesado... la máscara es realmente bella para ser una imitación festiva de los médicos de la plaga y la túnica color burdeos hace que tu aspecto no pase desapercibido, pero, ayuda a darte porte de noble. Llegas hasta el guardia que revisa los billetes y te dice:

-Di...disculpe -parece que se hubiese atragantado en su garganta un gemido de terror... y eso que la máscara es demasiado ¨animada¨ para tu gusto- El equipaje... lo llevaremos a sus aposentos es el perteneciente a la letra N, primero recibiremos un coctel de recibida en el gran salón y les explicaremos como acontecerá la travesía entonces podrán pasar a sus aposentos y coger sus pertenencias

Como única respuesta asientes, entregas tu billete y en sepulcral silencio asciendes hasta una de las sillas donde esperan los demás nobles... entonces cuentas parece que una vez retirada la multitud solo hay 5 sentados delante de ti y dos a tu lado, las filas son de 5 y hay tres solamente, lo que supone un total de 15 pasajeros. Siete están sentados tú eres el octavo justo detrás tuya ves como la cola se ha ralentizado por una conversación entre una joven encapuchada que deja entrever un cabello rojo intenso y un alto y galardonado soldado rubio, el que parece sin duda, el capitán de la guarnición de La Dama... oyes conversaciones de los nobles a tu alrededor pero solo hay lugar para las miles de preguntas técnicas que vienen a tu mente al pensar en la manufacturación de La Dama...




-Mi señor, sé que usted posee un gran intelecto, mientras nos adentramos en el artilugio volador, ¿Sabría explicarme cómo funciona? Si no es mucho pedir claro esta

- Chico no tengo ni la más remota idea de cómo puede ser pero una cosa está clara... esos de Lucrecio saben lo que hacen, esto es claramente una declaración de poder de Lucanor a Arkangel...

Sois de los últimos de la cola delante ves que un joven noble no para de mirar de reojo delante suya... le rodeas ligeramente para mirar detrás de él y ves una figura muy femenina encapuchada hablando con uno de los soldados... Hay bastante tranquilidad y te recreas la vista con su figura la cual parece generosa y bella... detrás quedan pocos nobles, no parece que el trabajo vaya a ser complicado al fin y al cabo no ves a nadie sin contar los guardias que tengan pinta de saber usar una espada

Ver perfil de usuario

6 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Lun Sep 04, 2017 11:19 am

"Anomalía detectada: retraso en la entrega de billetes y distribución de sus respectivos asientos, el efecto es igual a una cola con una velocidad inicial de 0 metros por segundo. Capacidad de espera: alta, nivel de importancia: 0. Tengo ganas de escuchar sus motores y poder saber cual es su potencia con el simple hecho de escuchar su sonido, ancho de trabajo: ¿1500 mm? Profundidad de trabajo: ¿120 mm? distancia de desplazamiento: ¿480 mm? peso: ¿386 kg? ancho: ¿1950 mm? hp del tractor: ¿30-50? rotovator: ¿desplazable hidráulico lateral? pto. velocidad derivada: ¿540 r/m? potencia mínima requerida: ¿16-20 cv? Interesante, mi estado actual es: ansioso, la cola debe terminar, ¿tendré acceso para comunicarme con el maquinista? Lo dudo, sentimiento subjuntivo."

"Se hace raro no escuchar el crugir de la madera o el olor del CO2... A pesar de mis apariencias horteras, parece que aún así hay gente a la que intimido: curioso, los nobles no están acostumbrados a temer o tener miedo, viven demasiado bien. Traje menos funcional, más llamativo, no detecto quejas personales respecto a la máscara, diseño: encantador. La máscara es la de los médicos de la plaga privados de las familias reales, los privados tienen unas máscaras muy decoradas con bordes dorados y con pintura dorada, los públicos no tenían nada más raro de lo que todos conocemos y sin representar ninguna anomalía, salvo un pequeño texto a una lado de la máscara. Tienen una cavidad para la nariz anormalmente larga, eso se debe a que en su interior residen muchas hierbas para impedir el contacto con la plaga, de ahí que todo su cuerpo esté tapado."

" Identidad: Sir Edgar Rosseau, análisis de nombre: ridículo.
Profesión: Profesor de química.
Edad: Irrelevante.
Lugar de nacimiento: Gabriel.
Destino: Arkangel
Objetivo: Robar un libro completamente negro llamado Uroboros Dankel, análisis de nombre: original.
No es de mi incumbencia el saber de donde proviene ese libro, pero emana de él curiosidad, ¿problema con ello para completar la misión? Ninguno. Planes para después: seguir obedeciendo a los nobles, estado actual: ¿esclavo? ¿poder de elección? Yo elijo a quien quemar, eso es suficiente, no me importa como me tengan que considerar los demás... solo quiero librar del mal este mundo con mi fuego, no importa a quién me tenga que llevar por delante para lograrlo, serán recordados... como mártires... pero solo en mi memoria... Recuerdo desde la primera hasta la última persona incinerada... ¿A quién intento engañar? Claro que no los recuerdo, ¿me importan? lo dudo... ¿indecisión? Detectada, entrando en calma..."

Ver perfil de usuario

7 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Lun Sep 04, 2017 7:47 pm

"Vaya pensaba que mi señor sería tan inteligente como ancho pero parece que no, y esta cola, me esta matando, va tan lenta como la gente a la que cortaba las piernas antiguamente"

-Mi señor somos los últimos de la cola así que parece, que no tendremos esas vistas lujosas del salón principal, pero no se preocupe si tengo que despellejar a alguien para conseguir su asiento lo haré después de todo usted es mi señor y como tal debo asegurarme de que su comodidad y seguridad sean lo principal-

"Si muere no podrá pagarme y quizá toda esta palabrería propia de un lameculos haga que me de incluso mas oro del prometido, eso estaría francamente bien"  

"Aunque la cola es inmensa tengo de suerte de tener unas vistas increíbles(pienso mientras miro a la chica de delante), ojala este cerca de nosotros cuando embarquemos"

-Mi señor creo que ya es momento de entrar y esta espera no es digna de su grandeza voy a ir a hablar con el guardia que bloquea la puerta y con esa señorita, parece tener problemas con su billete, estas mujeres pretendiendo ser mas listas que los hombre- Digo con dejadez

(En caso de que sea posible me acerco a conversar con el guardia y la chica misteriosa

Ver perfil de usuario

8 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Mar Sep 05, 2017 2:14 am

Miro los billetes de nuevo, se me escapa un soplido de aire, un "tsch", mi rostro cambia visiblemente aunque solo durante unos instantes, instantes en los que busco una solución, una alternativa rápida en medio del bullicio. No solo hay que ser rápida en el combate, aún más hay que serlo cuando las cosas se tuercen en medio de la galantería y la conversación.
Pero, no tiene porque ser necesariamente malo.

"Si los asientos están divididos por habitaciones no puede haber muchos pasajeros, menos pasajeros más difícil para que alguien se infiltre"

Miré a los que estaban reunidos sentados en las sillas, me fijo en todos ellos, lo primero que quiero saber es cuantas mujeres hay aparte de Cassia, lo segundo, de haberlas, quiero saber que raza étnica tienen esas mujeres, la ropa que visten, la forma en la que están sentadas, la forma en que caminan, andan, se mueven, hablan, se tocan sus cabellos, si están bien vestidas, si no, que ropas usan, que color, si las ropas son cómodas o incómodas, si llevan tacones, y si llevan bolsos, también quiero ver si están acompañadas de alguien, de algún hombre, si están cogidas de la mano, si el hombre les mira visiblemente dando a entender que es su esposa...o su acompañante. Quiero saberlo todo.

[Tirada de Advertir]

Tras mirarlos a todos ellos llego a una conclusión:

"Si han enviado a alguien, debe de estar ya dentro, no tiene pinta que ninguno de estas personas pueda ser la asesina, mejor aún supongo, pero Cassia sigue expuesta a un peligro innecesario y tengo que salvarla, tengo que conseguir llevarla a mi habitación, teniendo en cuenta que la asesina no es ninguno de los pasajeros no me importa si llamo un poco la atención.

En ese momento me giro y veo a los dos hombres, mantengo una amplia sonrisa, son míos, pero ellos aún no lo saben.

La seducción, se trata de un arte, no muy diferente que regatear o convencer a alguien, salvo que tus armas son tu atracción y tu encanto, para poder seducir a alguien debes de proporcionarle una excitación que sea superior a las consecuencias que eso puede conllevar, cegar su lógica y su razón con uno de los instintos más primitivos y primarios del ser humano, aquello que todos buscan y el único motivo por el que hacer bebes sea tan divertido, el sexo.
Pero la seducción no es únicamente el sexo, convencer a alguien con el mero hecho de tener relaciones muchas veces será insuficiente incluso si eres alguien muy atractivo, debes de darle el morbo, la excitación, encender el horno interior que todos los hombres tienen y dejar que crezca, que fantaseé, que esa fantasía madure y que solo quiera pensar en yacer contigo, no importa lo que vaya a suceder, cuando consigues eso, es cuando realmente has seducido a alguien:

-Caballero, creo que él puede encargarse, muchas gracias -digo al muchacho con la baba en la boca señalando al hombre rubio, después de eso le miro con una sonrisa cómplice para que despache al otro hombre o que nos alejemos un poco para tener una conversación más "privada" y entonces le digo- y usted, muchísimas gracias por recoger mi maleta, la vida es dura para una mujer solitaria, ¿sabe usted? -digo con la mayor de mis sonrisas y acercando ligeramente y de forma discreta mi rostro hacia el suyo- tengo una idea, ¿sabe?, que le parece si.... -a partir de ahora todas mis palabras las alargo excesivamente, diciendo cada frase de forma muy lenta para ir alargando la espera e impacientando al hombre al mismo tiempo que dejo que su corazón se encienda. Mientras tanto de forma muy muy discreta sin que nadie lo vea rozo mi mano derecha sobre su entrepierna mientras le miro con una sonrisa para que el no esté seguro de si ha sido un desliz o de si realmente he sido tan osada- si...me...deja...pasar...y...usted...mismo...viene...a...mi...habitación...para...ver...que...no...llevo...ninguna..."arma...peligrosa"...y...no...soy...una..."amenaza"...¿hm?...estaré...eternamente...agradecida...jijiji...estoy...segura...de...que...nos...divertiremos...mucho...¿hm?...¿qué me dice?, no, mejor no diga nada, sea un buen soldado y un mejor caballero y lleve mi equipaje y luego castígeme todo lo que quiera con su dura VARA de la justicia. -después de eso le guiño un ojo-

[A partir de aquí abro dos alternativas tanto si consigo convencer al hombre de que no me cache como si de que no]

-No lo consigo-

-Auch, y yo que pensaba que habíamos conectado -digo con cara de puchero- está bien- en ese momento de forma exageradamente lenta me quito primero el brazal que hace de escayola con la venda que hace de cabestrillo previamente quitada y fingiendo un gran dolor para quitarmelo de mi "brazo roto", después me quito el abrigo y finalmente con únicamente el corsé y los pantalones le miro con una sonrisa -¿quiere saber como me he roto el brazo?. Unos hombres me violaron, ¿no le parece terrible?.
-Es...es terrible -fingiendo no importarle
-Si...me arrinconaron a una pared, me bajaron los pantalones y empujaron una y una vez sobre mí mientras se sujetaban con mis cabellos y mi brazo, me hacían tanto daño que me desencajaron el hueso del brazo, ¿se puede imaginar lo brutos que eran?, ¡que lástima que usted no estuviera ahí para ayudar a una damisela en apuros! -digo cerrando los ojos mientras pongo una mano en mi frente como si estuviera conmocionada-, ¿y sabe usted que más?- le digo mientras el hombre no responde de la excitación y tragando saliva le susurro al oído- que me encantó.
Después de eso hago un pequeño silencio mientras le miro y le digo:

-Oficial porfavor, estamos haciendo esperar mucho a los demás y no queremos que La Dama se demore, está todo bien, ¿verdad que sí, le insto de nuevo a que me haga el favor de llevar mi equipaje a mi habitación y de un poco de conversación a esta dama tan sola en este lugar tan lleno de hombres.

-Lo consigo-

-Sabía que usted y yo nos entenderíamos -digo con una sonrisa de oreja a oreja

Después de eso giro mi cabeza para ver a la tripulación una última vez, veo entre la multitud un hombre con una máscara de pájaro y lo primero que pienso es en que podría ser una de ellas, pero su contorno y silueta traiciona las dudas que podría tener sobre lo que es claramente un hombre así que pienso

"Menudo personaje debe de ser ese hombre, seguro que es el típico excéntrico millonario con tantas monedas en su mano como pequeño es su cerebro"

También observo a un hombre muy grande, armado con un arma larga de pedrería y su cara quemada que se acerca a nosotros para querer saber que es lo que está ocurriendo, mi primer pensamiento es

"Pero que feo que eres hideputa, seguro que tu padre pasaba más tiempo dándote de hostias que trabajando"

Claro que nadie se da cuenta, lo único que ven es una mujer de cabellos rojizos y ojos vivos que, si se acercaran un poco más para verla observarían que tiene un ojo derecho de color verde y el izquierdo de color azul, su figura y su talle es voluptuoso pero pequeño y delgado, aunque es considerablemente más alta que el estándar en una mujer normal, alrededor del metro setenta, y tiene un tamaño en los senos considerablemente grande pese a que el corsé intenta hacer su mejor trabajo ocultándolo pero lo único que consigue es que se realcen como si quisieran gritar de salir de sus costuras para ser libres. Su facción no parece tener ningún desperfecto y todo en ella parece hecho para el deseo carnal pese a que sus ropas sean bastante normales y poco que destacar, no obstante si la vieran desnuda lo que verían en cambio sería una mujer con la figura extremadamente delgada y torneada de años y años de entrenamiento físico, con visibles cicatrices en varios lados de su cuerpo, desde abrasiones hasta cortes.

[Tengo capucha pero no la estoy llevando ahora, solo para que quede claro]

Y entonces tiro mi maleta con los ojos en órbita mientras grito:

-¡Santo Abel!, ¡Kristal!, ¿eres tú?, ¡Oh Dios mío! -corró a por Cassia ha abrazarla largamente mientras digo- ¡Dios mío Dios mío Dios mío ha debido de pasar un siglo entero querida prima mía!, no te había reconocido por todo lo que has crecido y ese sombrero tan elegante que tienes -cuando la abrazo le susurro- sígueme la corriente y ven a mi habitación lo antes posible, sonríe- vuelvo a seguir hablando en alto diciendo- ¡Oh mi pequeña!, ¡pero mírate si ya eres toda una mujer!, no sabía que estabas en la Dama -cada vez que ella va a decir algo digo- si si debí de haberte escrito perdóname- sin dejarla actuar la cojo del brazo y la llevo hasta el soldado rubio- oh oficial mi corazón se hincha de gozo sabiendo que me reencuentro con mi querida prima a quien no veo desde hace tantos y tantos solitarios -digo esta última frase con un acento sensual- inviernos, somos solo dos mujeres en un mundo de hombres donde la tecnología avanza a un ritmo que una mujer como yo se marea, déjenos pasar, ¿quiere usted?, seguro que mi prima y yo sabremos agradecérselo con muchísimo gusto, ¿a qué si queridísima prima? -en ese momento beso la mejilla de Cassia, un beso en la mejilla es algo políticamente aceptado y no causa ninguna alarma pero para quien se de cuenta observará que es extrañamente más largo que lo que debería de ser, me quedo algunos segundos ahí para seguir encendiendo el furor interno del hombre que debe de tener tanta excitación que no será capaz de sumar dos y dos- Vamos querida prima, ¿qué habitación tienes?, ¡no importa!, ¡te vienes conmigo! -digo mientras me acerco la plataforma de embarque sin dejarle hablar ni al oficial ni a Cassia

Dicho esto avanzo a la Dama con Cassia agarrada de mi brazo izquierdo con una amplia sonrisa.



Última edición por Alezeia Testarrosa el Mar Sep 05, 2017 2:27 am, editado 1 vez

Ver perfil de usuario

9 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Mar Sep 05, 2017 2:25 am

Advertir

Ver perfil de usuario

10 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Mar Sep 05, 2017 2:25 am

El miembro 'Alezeia Testarrosa' ha efectuado la acción siguiente: Lanzamiento de dados


'D100' :

Resultados : 27


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es

11 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Miér Sep 06, 2017 2:51 pm

La melodia del pianista suena pianissimo mientras la guardia comienza a aglomerarse al rededor del escenario donde se haya la escalera del zepelín y comienzan a forma. El piano cesa y comienza la orquesta






- Disculpe señorita -dice el alto y fornido hombre rubio con aspecto de capitán obstruyendo tu paso- avance a su asiento, es el momento de la partida cuando estén todos sentados partiremos y no antes, además no está permitido el acceso a sus camarotes aún, pues primero asistirán a una bienvenida en el gran salón posteriormente podrán yacer donde quieran.

Entonces uno de los guardias te acompaña hasta tu asiento mientras otro recoje tu equipaje y se adentra a llevarlo a tu habitación entonces optas por no llamar más la atención... y te sientas al lado del hombre con máscara y traje color burdeos, el cual está en silencio... solo puedes oir una sonora respiración debido muy posiblemente a la máscara...

En el público sentado encuentras con que todos parecen ser de etnia Asher en su mayoría, con algún Aion como el capitán que lo es cláramente. No encuentras nada que indique ni formación ni preparación en los que están sentados... claro que se hayan inmóviles o con pequeños tics que indican el nerviosismo de la marcha inminente. En la travesía encuentras con que hay: Un grupo de 4 señores con aspecto de comerciantes que están considerablemente obesos conversan entre ellos y Cassia completa esa fila de cinco. En la segundo hay una pareja pizpireta y melosa que no paran de toquetearse la cara, ella lleva un elegantísimo vestido y tacones, él un traje demasiado ajustado como para poder moverse sin aprecer un palo, después se encuentra un hombre con anteojos y un sombrero pequeño que al percatarse de tu mirada se ha sonrojado, luego está el hombre de la máscara y el traje burdeos del cual más allá de unas proporciones típicas de un hombre solo puedes oir una sonora respiración através de la máscara. Despues de escasos segundos se sienta a tu lado el hombre al que acompañaba el de la cara quemada y en la fila de atras se encuentra dicho hombre con la cara quemada...



La cola parece avanzar y tras unos instantes ves como una mujer con los ojos de un verde más intenso que tu antiguo bosque se sienta a tu lado... atisbas que observa a su alrededor antes de sentarse e incluso te ha mirado varias veces... Tomas una profunda inspiración, tu paciencia se acaba, no obstante parece que estáis a punto de partir...


Pasas con el señor Facet que entrega ambos billetes y os dirijis hacia las sillas.

- Me sentaré delante -dice mientras frota sus manos al ver a la despampanante pelirroja- así podrás vigilarme mejor, ¿verdad?

No sabe ni nada el ricachón, aun que dicho sea de paso el pago será más que generoso y el trabajo parece un paseo. Ni si quiera los guardias aparentan una formación en batalla cruenta como la tuya


En escasos minutos os encontráis todos sentados, los quince pasajeros que probarán en primicia el gran viaje hacia Arkangel... Los nobles fantasean con las inminentes maravillas que contemplarán... vosotros con vuestros objetivos en este viaje y entonces... el capitán rubio se aproxima junto a algunos hombres bien uniformados y dice:

- Estimados nobles de Chaville, nos encontramos a punto de presenciar las maravillas que los cielos nos han guardado celosamente por años... Hoy podremos ver a vista de pájaro nuestra tierra y sus frutos... Disfruten del gran viaje y en que la mano de Dios guie nuestra travesía

Entonces todos los guardias levantan sus adornadas armas mientras la banda empieza a acelerar su ritmo y os invitan a levantaros e ir entrando en fila de dos por la pasarela hacia La Dama y la banda acompaña la triunfal entrada.

La pasarela os lleva hasta un pasillo no muy largo ni ancho donde se encuentra una gran puerta doble al final a la izquierda y de frente al final una compuerta metálica y ya solo oís en la lejania a la banda (recomendación id bajando gradualmente el volumen de la música), al llegar a la puerta de la izquierda el acceso da a un gran salón de unos cincuenta metros de largo y treinta y cinco de ancho. Adornado exquisítamente con estatuas de marmol a los lados. Hay varios camareros que portan lustrosas bandejas, es una amplia sala donde hay cuadros y una decoración exquisita, así como una alfombra roja cubre toda la estancia.

Al final divisais una puerta a la derecha y otra a la izquierda que se encuentran en la pared del final, a los lados no hay más que decoración. Entonces el capitán se situa en el centro de la sala y comienza diciendo:

- No se alarmen por lo espacioso del zepelín, hoy son pocos los viajeros pues el viaje debía tener exclusividad total, pero cuando finalicemos esta pensado para albergar a 50 pasajeros en sus salones y habitáculos. Disfruten del refrigerio yo marcho a comunicar al capitan que estamos listos para el despegue.

Entonces abandona la sala y a los escasos minutos comienza el triunfal ascenso del zepelín y los nobles comienzan a tomar de las copas y pequeños platos que les ofrecen. Conversan de negocios, política y la exquisitez de la estancia... En las puertas del fondo se encuentran tras su marcha unos guardias custodiantola.

Ver perfil de usuario

12 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Jue Sep 07, 2017 9:40 am

"La cola ha concluido, una mujer con un peculiar caso de heterocromía del iris se sienta al lado mía, parece nerviosa o que está buscando algo, un noble con problemas de obesidad se ha sentado al lado de ella. Con mi globo ocular carente de párpado miro fijamente a ambos individuos mientras que el otro globo ocular con párpado permanece cerrado. Solo son otros nobles más, carecen de algo en especial, analizando… características irrelevantes, nunca había estado tanto tiempo junto a formas de vida basadas en carbono que todavía tengan sus enlaces covalentes intactos, curioso.”

Baphomet no perdía la calma por tener que esperar más, la música le gustaba bastante para ser una persona que ha estado toda la vida escuchando el eterno silencio del bosque… Tan solo unos cuantos gritos ahogados pertenecientes a sus memorias interrumpían sus pensamientos, ¿pero que más da? Él los salvó, y ahora ellos descansan plácidamente en un lugar mejor, todo para eliminar a los verdaderos monstruos… todos los días debate consigo mismo para convencerse de que lo hace bien, pero eso tampoco le frena.

“0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233, 377, 610, 987, 1597… Oh, ya hemos terminado de esperar”

Baphomet ha permanecido en todo momento callado, solo respiraba de forma extenuante y caminaba lentamente por el pasillo, con pasos silencioso, haciendo así que poco a poco con la emoción del vuelo y de más se fuesen olvidando poco a poco de ese cascarón sin vida llamado Baphomet. El salón era enorme, tal y como el predijo, era lo más obvio, aunque a él no le interesaba nada de esto, puede ver como la gente se divierte en aquel gran salón comiendo y bebiendo. No obstante, él no se iba a quitar la máscara ni por todo el oro que le puedan dar, su rostro no lo podía ver nadie, nunca nadie ha vivido para verlo… le daba demasiada vergüenza controlar a voluntad el fuego y tener el cuerpo quemado.

“Están realizando el proceso digestivo y bebiendo OH en una concentración del 37%... Al igual que C10H14N2, también conocido como nicotina, el OH también es un veneno que al consumirlo de forma diaria y a X cantidades puede ser letal, sustancias como el tetrahidrocannabinol son perjudiciales para la mente pero no para el resto de tu organismo. Aunque de todas formas, hay venenos peores que son 100 veces más potentes que el arsénico… la rizina, batracotoxina, VX… Estado actual: cansado, recomendación: preguntar a un guardia donde se encuentran nuestras respectivas habitaciones.”

Baphomet se dirige al capitán y le pregunta con educación, pero su desagradable y aterradora voz grave, rugosa, dejada y extenuante dice:

- Discúuuulpeme capitáaaaan… ¿Usted… sabría decirme (tos) cuándo nuestras respectivas habitaciooooones estarán operativas para nosotros…?

Tirada de intimidar:

Ver perfil de usuario

13 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Jue Sep 07, 2017 9:40 am

El miembro 'Baphomet' ha efectuado la acción siguiente: Lanzamiento de dados


'D100' :

Resultados : 47

Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es

14 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Jue Sep 07, 2017 10:47 pm

"Genial, podemos irnos ya, ¿no?"

Es un problema estar en un lugar rodeado de gente, de guardias y sin tener mis armas a punto, pese a no ser la forma más política iré directo a mi habitación, además cada segundo que pasa Cassia corre más peligro:

-Querida prima mía, dejemos que los caballeros disfruten de su momento, de sus avances tecnológico, de su política y de sus curiosidades tan fascinantes como sorprendentes, creo que nos hemos ganado un descanso y me siento terriblemente agotada, ven conmigo pequeña y me comentas tus peripecias alrededor de estos últimos...¿cinco años?, vaya...el tiempo pasa a una velocidad...

Sin darle tiempo a responder me levanto cogiéndola de la mano y me dirijo a los guardas donde también está el hombre disfrazado, habla de forma raro, no me gusta, le vigilaré si puedo. Les pregunto a los guardias:

-Nos gustaría ir a nuestras habitaciones si ustedes así lo disponen adecuado, nos gustaría descansar un poco y ya habrá tiempo para festividades, no le negareis tal capricho a una dama como yo, ¿no?, -pregunto con una amplia sonrisa

Me dirijo hacia donde debería de ser mi habitación, mi mirada cambia de forma brusca y ahora sujeto la mano de Cassia con fuerza mientras que con otra sujeto uno de mis cuchillos, no es momento de bajar la guardia, si no se trata de uno de los pasajeros podría ser algún maquinista, un ingeniero o incluso un infiltrado en las sombras, me quito los zapatos y se los entrego a Cassia para poder andar de forma más sigilosa, le digo que espere en un pequeño rincón o pasillo y me adelanto para asegurar la zona, investigando quien hay, si aún hay guardas vigilando los pasillos o si hay cualquier tipo de movimiento lejos del gran salón, a excepción de algunos pocos guardas no hay nada más alrededor, por lo que con la zona asegurada sigo caminando con Cassia con el cuchillo oculto entre mis mangas.

Finalmente llego a mi habitación, o al menos eso es lo que creo, me aseguro de mirarlo varias veces para asegurarme que es esa la puerta correcta:

"Podría haber trampas"

Miro por debajo de la puerta, uso mi espejo para colocarlo debajo y ver alrededor por si encuentro algún mecanismo de activación que de señal de una trampa, cuando me aseguro de que no hay nada es cuando abro la puerta y entro con Cassia conmigo. La pobre está muy asustada, tanto de mi habilidades como del supuesto peligro que hay, pobrecita, no le puedo decir nada, le cierro los labios con un dulce beso, soy amable con ella, de verdad que lo soy, es mi cebo pero he estado en su piel, no soy como otro de esos hombres que la van a violar, yo seré tierna con ella.

"¿Por qué?, hmmm, buena pregunta"

Una vez dentro de la habitación me cercioro de que está mi equipaje, lo veo nada más entrar en la habitación así que antes de abrirlo saco otro de mis cuchillos, este es muy fino, especialmente hecho para atravesar armaduras y maniobrar puertas, coloco el filo del cuchillo en el espacio que hay entre la puerta y el borde, cerca del pomo, atrancando la puerta para que así no pueda abrirse desde el otro extremo, no al menos sin hacer una fuerza tan considerable que yo me enteraría. Aunque por supuesto si hay un pestillo tanto mejor.
El siguiente paso consiste en asegurar mi equipaje, abro las maletas y me cercioro de que todo está ahí, una vez hecho eso saco mi ballesta desmontada en el fondo falso del maletín con forma de laúd y empiezo ha montarla lentamente, con tranquilidad, pieza a pieza:

"Debería ponerle un nombre...¿qué tal Fuerza del Viento?, nah, es una ballesta, ¿y Letanía de la Furia?, nah, tampoco, suena ridículo y como si fuera un arma de ficción...soy horrible con los nombres"

Lo cual pensando en el hecho me produce una ironía que hace que me ría para mis adentros.

La pobre Cassia me interrumpe de mi ensueño:

-¿Y...ahora qué? -pregunta asustada con el corazón en un puño

La miro como si fuera una extraña, pero recuerdo entonces que no estoy sola, y aún más, tengo alguien a quien proteger, sensación que me resulta de lo más extraña, ¿cuando ocurrió?, ¿tanto he cambiado?, no me reconozco, estoy hasta usando una cama, nunca uso una cama. Una cama es un mobiliario estructuralmente inestable que ha sido el cliché típico de los asesinos desde que tengo memoria, más de la mitad de mis asesinatos es con la víctima durmiendo en una cama, será todo lo cómodo que quieras, pero no es seguro, una cama es el último sitio en el que debes dormir, es algo tan ridículo y estructuralmente débil como una ventana.
Pero aquí estoy, montando mi ballesta encima de una cama mientras estoy protegiendo una puta, curioso cuanto menos:

-¿Quieres un cigarrillo querida? -le digo intentando evadir su pregunta

No solo venenos tengo, la cantidad de tipos de productos que poseo incluyen también varios tipos de tabaco e incluso alcohol, pero no puedo beber alcohol, mi cuerpo es demasiado débil a los venenos de cualqueir tipo como para tomar alcohol, de hecho tampoco debería fumar, al fin y al cabo es algo que desgasta los pulmones.
Muchas cosas que no debería hacer pero al fin y al cabo soy una chica en medio de un globo que se mueve por ciencia en la cama con una puta, no es la primera de mis reglas que rompo al fin y al cabo.

"No debería, no debería, joder, ya estoy fumando, pero se siente mucho mejor así, ojala pudiera morir así, al menos sería una forma que yo he elegido y no otros por mí, mierda, ¿ya estoy pensando en la muerte?"

-Va a venir el hombre rubio con toda probabilidad y nos va ha follar, tu te vas a dejar, te lo vas a pasar genial y le vas a dejar que te haga todas las guarradas que quiera -inhalo el humo y luego lo exhalo lentamente- después vamos a ir a donde diablos sea que tengamos que ir, haré mi trabajo, tu no harás preguntas porque sabes que tanto por tu bien como por el mío cuanto menos sepas mejor, y cuando tenga lo que necesito nos iremos de aquí. Después de eso te llevaré a tu casa con Melienne, serás feliz con ella y nunca más sabrás de mí. Pero, ahora, cuéntame algo sobre tu hermana, ¿te importa cielo?, me encantaría oírlo, todo lo que quieras decirme.

Oírla hablar de Melienne se siente para mí como si Kayleen hablara sobre mí, una extraña sensación de tristeza y nostalgia por unos tiempo que nunca más volverán se apoderan de mi, escucho cada palabra suya y cada gesto que ella hace para describir como es o lo que hace su hermana como si fuera una información valiosísima, como si fuera algo que yo misma viví mientras fumo lentamente el cigarrillo. Por supuesto una vez montada la ballesta la guardo debajo de la cama y dejo que todo esté tal y como era antes, si hay algo de alcohol en la habitación se lo ofrezco a Cassia pero yo no bebo, al fin y al cabo soy una ex-adicta con el cuerpo destrozado por dentro, no podría tomar ni una sola gota sin revolver lo poco que me quedan de mis intestinos.

Ver perfil de usuario

15 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Jue Sep 07, 2017 11:15 pm

-¿Mi señor que le parece esto?, es increíble que algo tan enorme y sin alas pueda volar.

Y bien,¿Mi señor quiere sentarse aquí a esperar o prefiere ir a su habitación?
Si quiere irse le escoltare hasta allí y me quedare en la puerta para que ningún ladronzuelo de tres al cuarto intente robarle.

"¿De verdad este soy yo?

No me creo que este siendo capaz de actuar de esta manera, quizá debería dejar de ser mercenario y dedicarme al espectáculo.

No ni de broma mi memoria no es lo que se dice muy buena, pero da igual para que quieres memoria teniendo una espada.

Parece que al menos mientras siga actuando y siendo cortes y amable con el gordito mi sueldo subirá este hombre tiene pinta de ser de los que regalan oro por las calles.

Ese hombre o cosa con la mascara me parece muy sospechoso quizá me acerque a hablar con el pues no parece un noble precisamente.

Quien sabe a lo mejor es peligroso para mi señor y debo matarlo, si seguro que defender a mi señor subirá mi oro como la espuma en el baño, que ganas tengo de pelear.
¿Y la chica con capucha?
Ha agarrado a la otra muchacha y han salido corriendo, que extraño no parece una noble como los demás de aquí, a excepción claro del bicho de la mascara, quizá este trabajo sea mas difícil de lo esperado"

Ver perfil de usuario

16 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Vie Sep 08, 2017 11:56 am

Observáis como una mucha de pelo rojo con la que parece ser su prima se acercan al guardia interrumpiendo al hombre enmascarado que habia iniciado la conversación hace amago de pasar por la puerta con su amplia sonrisa, esa sonrisa que le ha abierto tantas puertas como piernas y que siempre le ha funcionado... hasta ahora. Pues veis como el guardia le ha cortado el paso y habeis notado como la mujer ha hecho amago de girar el picaporte y este no se ha movido, entonces dice:

- Disculpe señora pero no pueden acceder a sus habitaciones aún hasta que el capitán vuelva



(Se habre hilo de conversación, tirad todos un advertir y ademas de aquello que quereis decir especificad si quereis posibles tiradas de secundarias adicionales, así como vuestros movimientos por el salón si lo quisiéseis)

Ver perfil de usuario

17 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Vie Sep 08, 2017 12:43 pm

Baphomet mira fijamente a la mujer que le ha interrumpido con su ojo sin párpado, y después al guardia con una mirada furiosa a pesar de que ninguno se puede dar cuenta. Aunque estaba furioso por la falta de educación, no se movió ni un centímetro y ni cambió de postura, simplemente se limitó a decir:

- ¿Quéeeee... le queda... a... TU... capiiitán? ¿Es... tan impoooortante como pa...ra robarnossss... nuestro tieeeeempo? Fíjate... queeee... curioso...

"Me han interrumpido, anomalía en actitud de noble detectada, precaución, precaución con el sujeto con caso de heterocromía del iris. He de esperar más... ¿no? capacidad de espera... 33%, estado: molesto. Quiero reposar en mi habitación, me desagrada tanta presencia humana, me pesa el párpado, tengo sueño."

Tirada de advertir:

Ver perfil de usuario

18 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Vie Sep 08, 2017 12:43 pm

El miembro 'Baphomet' ha efectuado la acción siguiente: Lanzamiento de dados


'D100' :

Resultados : 65

Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es

19 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Vie Sep 08, 2017 2:09 pm

Le miro, ya no está mi sonrisa, no está por un momento, a lo cual en breve vuelve ha estar mi mascara con esa gran sonrisa ensayada, pero en ese momento pienso:

"¿Pero qué cojones?, ¿quién diablos es este tío?, ¿es retrasado o simplemente lo parece?, debe de tener algún tipo de enfermedad como el tifus o algo así, ¿por qué coño hay alguien como este dentro de la Dama?"

-Oh, disculpe, parece que los dos queremos ir a nuestras habitaciones, ¿el ruido le molesta buen señor?, ¿no está hecho usted para la algarabía de los nobles?, se le nota teniendo en cuenta ese traje tan...curioso -dejo de mirarle y miro a Cassia sujetándola con más fuerza con mi mano- vamos querida prima, parece que a las mujeres les va a tener que tocar lidiar un poco más de tiempo con los hombres- le vuelvo ha mirar diciéndole- un placer conocerle señor...¿cómo dijo que se llamaba usted?, para usted la señorita Testarrosa, a su servicio.

"Hablar con él es del todo desagradable, es como hablarle a un enfermo de lepra, seguro que es sea lo que sea lo que tiene también es contagioso"

Le susurro a Cassia:

-Ese hombre me da escalofríos, cuanto más lejos de él mejor- después de eso empiezo ha reírme de forma exagerada mientras digo- Jajajaja, ¡oh querida prima!, ¡tus chistes un día acabaran conmigo por Abel!- le sigo susurrando- coge una copa de vino y algo de comida y reúnete conmigo en esa esquina, no hables con nadie, excusate diciendo que estás cansada, no tardes.

Si hay alguna mesa en una esquina del salón me siento ahí, si no me siento en el lugar donde mayor visibilidad tenga sobre toda la sala, y por supuesto intento estar en una mesa para que mis manos estén ocultas y pueda sacar mis armas en el caso de que sucediera sin que nadie se de cuenta, por lo que priorizo sobre alguna mesa que una butaca o algún tipo de sofá. Desde ahí miro a todos los demás, busco anomalías, alguna mirada indiscreta, alguna señal extraña, algún comportamiento fuera de lugar, lo que sea.

[Tirada de Advertir]

Ver perfil de usuario

20 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Vie Sep 08, 2017 2:09 pm

Advertir

Ver perfil de usuario

21 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Vie Sep 08, 2017 2:09 pm

El miembro 'Alezeia Testarrosa' ha efectuado la acción siguiente: Lanzamiento de dados


'D100' :

Resultados : 39


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es

22 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Vie Sep 08, 2017 3:21 pm

-Mi señor voy a acercarme a hablar con el guardia, parece que tiene trabajo pues hay dos personas, si es que al de la izquierda se le puede llamar así hablando con el, si necesita algo no dude en llamarme, mientra tanto vaya a sentarse en alguna mesa todas tienen muy buenas vistas como usted quería.

"Ahora que no tengo al gordinflón encima puedo moverme tranquilamente por aquí, voy a ir hacia ellos, quizá tenga que sacar mi espada a pasear, si eso seria bueno para mi, quizá me contraten como jefe de la guardia cuando vean mis habilidades, y un ascenso significa mas oro, aunque mis días de mercenario acabarían, pero este trabajo es fácil, es como si me regalasen el oro."

-Buenos días caballeros y dama,(cojo la mano de la chica y se la beso), permitan me presentarme soy Sandor Clegane, y estoy al servicio del famoso Nicolas Facet y a mi señor le gustaría poder ir a su habitación.

¿seria eso posible?

- Digo intentando persuadir al guardia de que nos permita pasar a las habitaciones-

(Resumen de acciones: Me dirijo hacia la puerta para pasar a las habitaciones y hablo con los presentes)

(Tiradas de advertir y de persuasión)

Ver perfil de usuario

23 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Vie Sep 08, 2017 3:21 pm

El miembro 'Sandor Clegane' ha efectuado la acción siguiente: Lanzamiento de dados


#1 'D100' :

#1 Resultados : 100

--------------------------------

#2 'D100' :

#2 Resultados : 73

Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es

24 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Vie Sep 08, 2017 3:22 pm

Tirada abierta en advertir

Ver perfil de usuario

25 Re: La Dama, El orgullo de Lucrecio el Vie Sep 08, 2017 3:22 pm

El miembro 'Sandor Clegane' ha efectuado la acción siguiente: Lanzamiento de dados


'D100' :

Resultados : 24

Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 5.]

Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.