Hágase el silencio en los cielos


No estás conectado. Conéctate o registrate

La vuelta a Flaren 2ª parte; La Arlequín y el Carcelero

Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 3.]

El último en despertarse es Dante quien abre los ojos, el cuerpo está siendo sostenido por Angus y Zhēnkōng aunque su pecho se encorva levemente mientras los cristales de sangre aún se deshacen y resquebrajan en rojizo polvo, todo su cuerpo está totalmente sanado y es como si no hubiera recibido ningún tipo de herida, ambos están asombrados de las capacidades regenerativas del cristal de sangre, para Dante aún se siente confuso, no recuerda muy bien que pasó, se siente cansado y recién despertado de un sueño muy profundo:

-Bienvenido de nuevo señor vampiro.

La mente confusa de Dante impide saber muy bien quién es la persona que habla, gira su rostro para ver a el cuerpo de la sylvain agachado mientras las palmas de sus brazos están apoyadas sobre las fatales heridas de Henry, que tan solo demuestra sus señales de vida con continuas toses y pequeños murmullos internos incognoscibles.

"El combate...Ophelia"

Es todo lo que piensas, entonces recuerdas unas estalagmitas de sangre clavadas desde el suelo, un dolor inmenso y una profunda sensación de sueño, Angus te dice:

-Quedaste incapacitado tras el golpe letal, luego Henry también fue herido de gravedad, el maravilloso y glorioso poder de Gabriel fue capaz de destruir a la criatura y que volviera al oscuro plano de donde salió
-¿Hm...?...¿qué?

Dante gira su rostro para ver más personas pero lo único que ve es que junto con Angus también le sujeta Zhēnkōng, aunque tiene algún cambio, su postura lo delata, sus ojos, su manera de moverse, parece más confiado en sí mismo, como si un enorme peso hubiera sido liberado de su espalda, parece...¿feliz?

-Su nombre es ahora Gabriel, ha sido ungido como un nuevo inquisidor...un aprendiz por supuesto, del mismo rango que Angus, aún les queda mucho camino, pero ha dado el primer paso a Dios.

Ereala sonríe sobre Dante, esa sonrisa es algo que a Dante le costará borrársele durante un largo tiempo, quizás nunca, es esa sonrisa que dice "ahora él me pertenece a tí y no será nunca tuyo", Kazimir gira el rostro para volver ha ver a Gabriel, ¿debería alegrarse por él?, no, a la larga, acababa de ganarse un nuevo enemigo, estarían destinados ha enfrentarse en algún momento.

Pero...tan débil, los poderes del Señor de la Sangre le fallan, es el segundo combate donde apenas es capaz de demostrar su valor, donde de nuevo besa el suelo mientras que es el muchacho quien le tiene que salvar, Dante siente en ese momento muchas cosas, pero ninguna de ella es felicidad.
Con un brusco gesto se libera de los dos hombres agarrándole mientras crea una nueva túnica de sangre para cubrir su desnudez y andar al vagón, no había nada más que hacer aquí, se sentía impotente por ser salvado de nuevo por humanos y uno de ellos un niño.

Pasan pocas horas antes de que Henry demuestre los primeros signos de consciencia, está tan malherido que no puede ni moverse pero, al fin y al cabo, está vivo, fue llevado en volandas al carromato para que descansara mientras todos los demás hacían el resto del camino andando, fue una noche muy larga, os turnabais cada poco para llevar el pescante del carromato y poder avanzar algo pero el paso era horriblemente lento debido sobretodo a que teníais que ir a una velocidad mucho más lenta de lo normal. Henry lo único que hacía era farfullar, maldecir y quejarse, se sentía más a gusto estando cerca de su mascota que con cualquiera de los demás a quienes les gruñia prácticamente y la doncella de la luz aprovechaba para irritarle diciendo que se había vuelto un blando demostrando tener tanto valor contra Ophelia, quizás por primera vez el pirata se ruborizaba y no precisamente por el efecto del alcohol, y no es que no le faltara, en pocas horas acabó prácticamente con la reserva casera de Angus.
Dante también notaba como Angus y "Gabriel" hablaban mucho más a menudo, parece ser que ahora él le entrenaría al muchacho tácticas de combate inquisitorial, sentía una extraña mezcla entre distanciamiento, vergüenza y celos por el muchacho, nunca le gustaba no ser el centro de la atención, y menos aún que Ereala hubiera aprovechado el combate para reclutar a Zhēnkōng en sus filas, ahora todo tenía sentido, por eso ella no participo en el combate, ha conseguido poner a Zhēnkōng en un extremo de la baraja y hacerle pensar que ha sido idea suya, que ha llegado a este pensamiento gracias a él mismo, simplemente recibió una pequeña ayuda. Incluso el combate con Angus ha reforzado esa idea porque le ha dado un sentimiento de compañerismo, ¿por eso Angus no usaba sus habilidades defensivas?, ¿se lo pidió Ereala a Angus?, aún peor, ¿Ereala había manipulado este combate para que sucediera con este resultado?

Ereala...Ereala era muy lista, quizás mucho mayor de lo que Dante es, además, ha conseguido algo que él nunca hubiera conseguido, ha hecho a Zhēnkōng formar parte de algo, sentirse en unión con una causa que Dante no podría proporcionarle, se sentía una vez más como no hace mucho tiempo con sus anteriores compañeros, perdió a Yorick, a Teresa y a Beatriz por su propia impotencia.

En este momento Dante se sentía en un pozo de ira tanto para los demás como para sí mismo:

-Tu ganas esta vez Ereala... -era todo lo que podía decir-

Llega la noche, bajo una hoguera ambos inquisidores se encuentran sentados y arropados, los dos hablan de los inminentes planes, podéis oír de la conversación que no deben de quedar más de un par de días para llegar hasta Flaren.

El camino se encuentra cerca.

[Dante y Henry pueden volver ha postear de forma regular]


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es


El combate contra Ophelia ya llegaba a su final, mientras tanto, El Señor de la Sangre yacía incosciente dentro de la crisálida de sangre. No obstante, paulatinamente, iba cobrando las conciencia, y conforme la recobraba, empezaba a delirar.

“Dante: Sangre… una fuente de poder casi ilimitada… todos tienen sangre… el elixir de la vida… sin el solo se halla la muerte bajo la sombra de cualquier ser vivo… Yo… soy su amo y Señor… nazco de la sangre, crezco en ella, me regocijo en mi propio poder… la sangre les hace vulnerables y mortales… No hay nada más poderoso que la vieja sangre, y yo la poseo… sangre… es lo que necesitan para vivir… y eso es justo lo que les matará…”

Al despertar Dante, y encontrarse con aquel panorama, Ereala curando las heridas de Henry, y Angus y Zhenkong sujetándole a él. Quiso decir unas palabras con energía y determinación para causar una buena impresión en lugar de estar en aquel triste, patético y lamentable estado. Aquella mirada… no importa que sus párpados permanezcan cerrados… esa mirada y esa sonrisa… quedó grabados en la mente del Señor de la Sangre de por vida.

“Dante: Tú… maldita seas… ¿Te burlas de mí, eh? Acabas de conseguir a un triste niño a tus filas… Has arruinado mi plan… mi pequeña semilla que estaba apunto de germinar y a crecer como mi siervo… viviendo una vida sin limitaciones, con una familia que le acepte… ¡TÚ! Tan solo lo has esclavizado, le has hecho creer una mentira, vuestra estúpida Inquisición es solo una mentira… ¡Solo sois unos malditos asesinos! Ya no hay salvación para el chiquillo, lo habéis apresado con vuestros grilletes llamados justicia… Te someteré a ti y a tu pueblo lleno de basura, tu luz yacerá ante el poder un Rey. Habláis de orden y justicia mientras esposáis al mundo… Haré que los mares logren teñirse de rojo con vuestra sangre…”

“Kazimir: Dante… déjalo, deja que esa pobre alma perdida crea en lo que quiera, no tiene sentido que le esclavices tu también convirtiéndolo en tu siervo… deja que él decida por el mismo. Ereala no tiene por que ser nuestra enemiga, Dante, si trabajásemos juntos, sería todo más fácil y fluido… Admítelo Dante, tenemos que cambiar, tenemos que dejar de ser los sanguinarios de antaño, y abrir paso a un camino lleno de prosperidad y piedad…”

“Dante: Kazimir… ¿Has visto su mirada, cierto? ¿Y esa sonrisa burlona? Ella nos ha manipulado antes, con lo que dijo justo antes de enfrentarnos a Ophelia… Ella… lo tiene todo calculado y pensado, es muy inteligente… pero… caerá ante nosotros… ella nos ha desafiado y lo pagará… Por mucho que quieras llevarte bien con ella, nos desprecia y nos despreciará por siempre… Kazimir… ella también sabe que es nuestra enemiga, deja de soñar…”

“Kazimir: Entonces… ¿Qué deberíamos de hacer? Para empezar, no tenemos la Piedra del Dragón, por lo que no podemos volver a casa. Y aunque volviéramos, ¿acaso no has visto que a la sangre le ha dado igual lo que le hemos dicho? No creo que nos podamos aliar con ella, y la idea de que nos haga un pacto de familiar con Zarhkez es simple y llanamente ridícula en todos los aspectos, “nuestro” enemigo nunca nos ayudará… A no ser…”

“Dante: A no ser que… No se lo digamos en privado y se lo digamos delante del chico o de Angus… de esta forma, tendremos menos posibilidades de que se niegue, es decir… ¿Quién no ayudaría a un pobre desamparado que ha dado su vida por defender a sus compañeros? Solo lo haría Ereala, pero dudo de que lo haga delante del chico y de su esposo… Pero aún no, tiene que confiar más en nosotros…”

Dante solo le dedicó unas palabras a Ereala:

-Tú ganas esta vez Ereala... -era todo lo que podía decir.

Al llegar la noche, Dante no se acercó a hablar con nadie, simplemente, se dispuso a caminar hasta estar no cerca de la hoguera, donde nadie pudiese escucharle y molestarle. Maldecía en todo momento lo que le estaba pasando, en un desesperado intento dijo en voz alta con intención de que alguna manifestación de su Sangre apareciese.

- Sangre… tenemos el mismo objetivo, el mismo enemigo, la misma unión y el mismo odio… ¿Qué más razones necesitas para aliarte a mí? Por favor… Aparece frente a mí… negociemos… seamos una familia como antaño.

Pero nadie apareció, su voz se perdió en el firmamento, en aquella noche estrellada… Esta vez, era Kazimir quien estaba disfrutando de aquella noche, él y su soledad, estaba avergonzado, no quería presentarse así como así e interrumpir la conversación entre “Gabriel” y Angus. Su incompetencia, su escasa capacidad para ser capaz de no depender de nadie le frustraba enormemente…

“Kazimir: Si tengo una ventaja que nadie más tiene… es que mejoro por cada muerte, cada vez que muero, me hago más fuerte… Ellos… a la larga no podrán enfrentarse a Dante… porque… nosotros… aprendemos, ganamos más experiencia, nos volvemos más fuertes, más inteligentes… evolucionamos… Al final… y como siempre… queda demostrado de que sus mayores debilidades acaban siendo las mismas… ojalá pudiese enseñarles…”

Ver perfil de usuario
Cuando Ereala y Angus se encuentran hablando alrededor de la hoguera el muchacho mira a sus antiguos semejantes...

¨...Dante...¿está mal?...eso parece... quizá...¿morir de nuevo le ha hecho pensar?... ¿Deseaba que Ophelia le llevase consigo?... quizá, en el fondo de su temerosa cabeza se sienta... solo... y Henry... no entiendo a los ¨pirata¨...piratas... es diestro con sus cuchillos pero debe aprender a ver la situación...¨

Entonces deja que Dante marche en paz y se acerca a la hoguera con paso lento, intenta no irrumpir la conversación u oír cualquier cosa que no sea de su incumbencia. Cuando lo ve oportuno mira en dirección al hueco vacío cerca de donde están hablando, esperando así una aprobación o denegación de tomar asiento. (En caso de que me digan que es privado, simplemente me quedaré cerca del carromato y entrenaré un poco y meditaré)

(Si me dejan sentarme)

Tras una leve inclinación de cabeza el muchacho se sienta mientras, con voz serena, pregunta:

- Disculpad que irrumpa en vuestra conversación... pero tengo algunas dudas, más allá de mis deberes y obligaciones como iniciado que de seguro me impartiréis como es debido-dijo con solemnidad-¿Falta mucho para nuestro destino?... ¿Qué pasó en Flaren? ¿Porqué es tan importante llegar?... -la última pregunta se le atraganta, aún no conoce sus límites como iniciado e intenta tantearlos.

Ver perfil de usuario

Me encuentro en el carromato, o un lugar parecido, mis ojos no se han acostumbrado a la oscuridad después de la paliza. Mientras me acostumbro al a la poca luz del lugar

"Joder, joder, joder, como duele, me han dado por culo pero bien. Suerte que soy mas duro que un barco de Quebracho. Menos mal que te tengo a ti Alas, sin ti no se que sería de mi pequeña."

(Alas empieza ha hincharse, ya ha cogido el tamaño de una bola de cañón)

"¿Alas?, ¿que cojones te pasa?.

(Alas ya es mas grande que un caballo, apenas queda espacio en el sitio)

"No puedo respirar Alas para de una vez"

(Alas no paraba de crecer, cada vez el ambiente era mas caluroso y Henry no podía parar de sudar, intentaba gritar pero ningún sonido salía de su boca, Alas ya estaba apunto de explotar, su tamaño igualaba al del carromato)

"No puedo respirar, ¿Es este mi fin?"

Cuando todo parecía perdido, Henry despierta entre sudores y loq ue parecen lágrimas, su cuerpo aunque malherido parece estar mejor, acto seguido coge una de sus botellas de ron y empieza a beber

Ver perfil de usuario
Henry despierta de su fébril sueño pero incluso en la lejanía del carromato solo interrumpido por su tos puede oír la conversación que se oye lejano en la quietud de la noche a la luz de la pequeña hoguera que es capaz de poder divisar desde el rabillo del ojo y con el cuerpo abrigado en el carromato, incluso Dante, con sus sentidos especialmente agudizados es capaz de oír las palabras de Ereala que le dicen:

-No, claro que no Gabriel, siéntate con nosotros -sonríe ligeramente mientras dice- tiene gracia, eres el único que aún no sabe nada y ha sido del todo descortés de mi parte haberte dejado en la oscuridad todo este tiempo, aún tenía que saber quien eres, cuando ya lo he sabido he decidido por aún más razones no contarte nada, pero entiendo que te encuentras en el filo de una balanza, cualquier pequeña inclinación por nimia que sea hará decantarla de un u otro lado, por eso he tenido cuidado de no querer decirte mucho y que vieras las cosas de tu propia forma hasta que fueras capaz de ejecutar un veredicto, y ahora que lo has hecho es el momento de decirte la verdad de la situación.
A decir verdad fui enviada en una misión de nuestra órden para examinar una mina que había en el valle donde nos encontrasteis, o más bien, donde os encontramos a vosotros, Angus os divisó y él luego me aviso a mí gracias al pensamiento debido a estas pequeñas artesanías de pedrería -dice mientras se toca un pendiente que tiene en una de las orejas, te das cuenta entonces que en la otra no lleva nada y, en cambio, Angus lo lleva en la oreja contraria, era algo extraño para ti que un hombre llevara pendientes tan finamente elaborados de plata y más aún que llevará el mismo colgante que la inquisidora, pero jamás llegaste ni remotamente a pensar que eran artefactos que les permitía enviar conexiones telépaticas a grandes distancias, eso explicaba muchas cosas.

Dante entendió en ese momento porque Angus y Ereala no necesitaron hablar durante el combate de Ophelia, ahora los recordaba, sabía que había visto esos pendientes antes pero no llegó a esa conclusión por su gran letargo, se trataban de Eru Pelegris, son artefactos relativamente sencillos y comunes que incluso él los usó tiempo ha en su fortaleza para comunicarse antiguamente antes de que se transformase en un vampiro y ya no los necesitase porque se comunicaba con sus sirvientes directamente desde la sangre. Que lista que es Ereala, ¿qué más artefactos poseerá dentro del carromato?.

-Como ya he dicho anteriormente nuestro objetivo prioritario era buscar evidencias del retorno de los Primigenios, criaturas con un nivel de cultura extremadamente primitivo y violento que adoran unos antiguos dioses y secuestran humanos para ritos sacrificiales, pero entonces me tope con el Señor de la Sangre, Dante, quien ha sido causante de haber sembrado el terror hace casi un siglo en este lugar con su imperio de las sombras, él mencionó o aludió mencionar sobre un pacto con mi hermana, una poderosa psíquica a la que no veo desde hace casi una eternidad y entonces accedí a los recuerdos del vampiro. En efecto Dante habló e interactuó con ella hace muchos años, aparentemente aunque no me extrañaría nada debido a su ingenua naturaleza mi hermana deposito su confianza en esta criatura no-muerta sobre algo de un espejo, aunque desconozco a que se puede referir o si es relevante. No obstante lo importante es que estuvieron relacionados y gracias a sus recuerdos parece ser que ella ha...fallecido, tengo algunas ligeras ideas de porque ha podido ser pero quiero ir ahí con la esperanza de encontrar respuestas y sobretodo saber cual era la relación entre mi hermana y esa...aberración. -su tono se va calmando cuando adopta otro tema tras un breve silencio diciendo- sobre Henry es más sencillo de explicar, ya que sabe la localización de un antiguo libro que llevo buscando bastante tiempo, aunque ahora mismo no tiene la prioridad que necesito ya me encargaré luego de ese asunto.

Tras una breve pausa ella se levanta mientras empieza ha andar en círculos lentamente:

-¿Qué espero buscar?, ver si de verdad mi hermana ha sufrido tan fatal destino y al menos ser capaz de proporcionarle mínimamente una sepultura decente, algo al menos que sea una centésima parte de lo que mi hermana merece, porque y esto es un hecho que todas las criaturas de Gäia somos más desgraciadas desde su muerte...incluso aunque ella y yo no nos llevásemos tan bien como deberíamos.

Se vuelve ha sentar al lado de Angus y dice:

-Tal es, joven aprendiz, lo que espero encontrar, y si no hay nada más que decir me sumiré en el sueño, puesto que dentro de poco nuestro destino estará a la vista de nuestros ojos y todos nosotros necesitamos reposar, además, vosotros dos aún tenéis mucho que practicar.

El silencio vuelve ha reinar en la noche.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
"Kazimir: Ya veo... Ereala le ordenó a Angus que no utilizase sus habilidades defensivas... tenía planeado que yo muriese desde el principio... todavía recuerdo las palabras exactas con las que me manipulaste... -Pero, me interesa más conocer la postura de aquel que de entre todos nosotros ya murió una vez, aquel cuyo corazón podrido brillo durante un solo instante gracias a la benevolencia de una niña a la que le debe todo, aquel cuyo corazón se siente culpable de no haber podido encontrar una forma de salvar ni a su niña de sangre ni a su adoptada. ¿Qué dices?, ¿hm?, ¿volverás ha demostrarnos a todos que no eres merecedor de que ninguna criatura que pise esta tierra pueda confiar en ti?, ¿o nos enseñarás que incluso los señores que se alimentan de las sombras pueden algún día ver la luz?- Ereala... ahora... ¿Qué se supone que soy? ¿Acaso no he demostrado que puedes confiar en mí? Dante... me estoy empezando a desesperar..."

"Dante: Si Kazimir, nuestra muerte era parte del plan, así de malévola es. ¿Sabes qué es lo mejor? Que ni siquiera podremos regresar al castillo... A saber que habrá en Flaren, me da pena tener que ir allí otra vez, siento que no estamos avanzando en nuestra misión... Aunque todavía no nos sale rentable escaparnos de aquí... tenemos un refugio para el día y sangre... y una de las mejores... de Sylvainn..."

-saber cual era la relación entre mi hermana y esa...aberración...

"Dante: ¿Qué te dije? Hay que eliminarla... El chico todavía es muy inocente, se cree absolutamente todo lo que dice Ereala y tiene una confianza ciega en ella... pobre "Gabriel", no sabe que ahora su vida le pertenece a Ereala... desde el momento en el que Ereala se apodere de su mente... Con lo débil que es Henry mentalmente, podría hacerle uno de mis siervos son problemas... tengo que empezar yo también ha reclutar nuevos siervos que me deban sumisión. Siempre escondido en la sombra..."

Dante comienza ha cantar suavemente, sus cánticos se extendían por la noche, tan solo acompañaban a sus versos el silencio, su mejor compañero.



- Más allá de las frías montañas neblinosas
Hasta las mazmorras profundas y viejas cavernas
Debemos andar antes de que se rompa el día
Para buscar el pálido encantado oro.

Los pinos rugían en la altitud,
Los vientos se quejaban en la noche.
El fuego era rojo, su llama se extendía;
Los árboles como antorchas de luz sesgada,

Ver perfil de usuario
"Aah joder me duele todo, que pereza me da levantarme. Parece que aún es de noche así que prefiero dormir ha hablar con esos estúpidos inquisidores y el tal "Gabriel" otro nombre de mierda, es lamentable."

Henry empieza a entonar una vieja canción pirata que le enseñaron hace mucho tiempo, le ayuda a dormir.



Con diez cañones por banda,
viento en popa, a toda vela,
no corta el mar, sino vuela,
un velero bergantín:
bajel pirata que llaman,
por su bravura, el Temido,
en todo mar conocido
del uno al otro confín.

La luna en el mar riela,
en la lona gime el viento,
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;
y va el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
pasando por fríos mares
y por cálidos hogares:

"Navega, velero mío,
sin temor,
que ni enemigo navío,
ni tormenta, ni bonanza
tu rumbo a torcer alcanza,
ni a sujetar tu valor.

Veinte presas
hemos hecho
a despecho
del derecho
y han rendido
cien naciones
sus pendones
a mis pies."

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

"Allá muevan feroz guerra
ciegos reyes
por un palmo más de tierra;
que yo aquí tengo por mío
cuanto abarca el mar bravío,
a quien nadie impuso leyes.

Y no hay playa,
sea cualquiera,
ni bandera
de esplendor,
que no sienta
mi derecho
y dé pecho
a mi valor."

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

"A la voz de «¡barco viene!»
es de ver
cómo vira y se previene
a todo trapo a escapar;
que yo soy el rey del mar,
y mi furia es de temer.

En las presas
yo divido
lo cogido
por igual;
sólo quiero
por riqueza
la belleza
sin rival."

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

¡Sentenciado estoy a muerte!
Yo me río;
no me abandone la suerte,
y al mismo que me condena,
colgaré de alguna entena,
quizá en su propio navío.

Y si caigo,
¿qué es la vida?
Por perdida
ya la di,
cuando el yugo
del esclavo,
como un bravo,
sacudí.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

"Son mi música mejor
aquilones,
el estrépito y temblor
de los cables sacudidos,
del negro mar los bramidos
y el rugir de mis cañones.

Y del trueno
al son violento,
y del viento
al rebramar,
yo me duermo
sosegado,
arrullado
por el mar."

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar


Antes de acabar la canción el pirata ya estaba casi dormido y consiguió a duras penas debido al dolor y el cansancio entonar  la bella melodía.



Última edición por Henry Drake el Lun Oct 30, 2017 11:58 pm, editado 1 vez

Ver perfil de usuario
"...¿Tan especial era irthruinvieala?...Dante...¿Realmente fue tan malvado?...pobre criatura asustada...sin duda alguna... Ereala y Angus son formidables, junto a ellos haremos del mundo un lugar mejor... Ningún infante sufrirá aquello que yo sufrí, no en mi presencia..."

El chico asiente mientras Ereala le cuenta su plan, abre un poco los ojos con asombro al dar cuenta de dicho artefacto y espera pacientemente a que finalice su explicación. Entonces con un tono amable, quizá más de lo que podría esperarse del muchacho hueco, dijo:

- Espero que no haya encontrado si final en Flaren... ¿Puede ser quizá un recuerdo malogrado de la mente de Dante?... Sea como fuere encontraremos a Irthruinvieala y os ayudaré en todo aquello que se me permita... -Deja un par de segundos antes de continuar mientras se levanta con calma- Comprendo que no me contases nada antes al igual que entiendo que hay cosas que escapan a mi comprensión... Está claro cuan novato soy en la vida... Y más en esta... Es lógico que se oculte información a los aprendices -dice mientras hace una leve inclinación de cabeza-

- No tengo más preguntas de momento Ereala -continua el muchacho ya de pie mientras mueve ligeramente sus hombros- Y de buen grado aceptaré practicar con Angus mientras dormís... Esta noche la pasaré en vela, no preciso descanso y entrenar siempre me despeja
- ¿Deseas practicar esta noche Angus? Si no lo comprendo haré la primera guardia y las que resten hasta el alba... - entonces dirige su mirada a Ereala mientras, con algo de decisión en su tono, dice- Encontraremos a Irthruinvieala... Y si tuvo un final trágico daremos cuenta de tal vil monstruo...

Entonces aguardó a la respuesta de sus superiores (si Angus quiere entrenar así lo haré hasta que vaya a la cama, esta noche no dormiré y vigilaré mientras entreno en silencio fuera del carromato)

Ver perfil de usuario
Cuando Gabriel menciona que no necesita descanso Angus fuerza una pequeña sonrisa mientras dice:

-No es necesario que te hagas el duro Gabriel, por supuesto que...
-No, lo que dice es cierto Angus -le interrumpe Ereala- él no necesita comer ni dormir, jamás se cansa e incluso me atrevería a decir que no necesita siquiera respirar
-Pero...eso no es...

En el momento en que va ha decir la palabra que haría que Gabriel se sintiera aún más aislado de ellos le espeta la inquisidora rápidamente:

-¡Angus!, su alma es humana, eso es lo que importa, su forma física es diferente a la nuestra pero eso no significa que no tenga un corazón humano
-De acuerdo -no sin antes Angus hacer una genuflexión rápida, la Doncella de la luz vuelve ha posar su mirada sobre un Gabriel ligeramente incomodado por la conversación y avergonzado de su estado mientras dice:

-A partir de ahora harás las guardias por las noches, y no vas ha entrenar con Angus esta noche, esta vez entrenaras conmigo -gira su rostro con una sonrisa mientras le dice a Angus- ¿cuanto hace que no duermes más de cuatro horas amor mío?, te he exigido mucho últimamente y nos quedan pocos días para que lleguemos a la aldea, no sabemos que podemos encontrarnos ahí y te quiero con las fuerzas al máximo
-Pero, yo estoy en forma, puedo... -responde con una voz ligera entre la vergüenza por su edad y por que otros se hayan dado cuenta de su estado físico, se sentía herido en el orgullo
-Angus, tendrías más posibilidades de convencer a un duque de los infiernos que el cielo es verde que a mí, no me discutas, estas cansado, ya no somos jóvenes como antes, duerme un poco aprendiz
-...Si mi señora, buenas noches aprendiz Gabriel

Se mueve lentamente al carromato mientras ella dice:

-Su orgullo se recuperará, y mientras siga con vida con eso me vale, ya no tiene veinte años y tengo que cuidar de él -dice Ereala más para sí misma que para tí, en ese momento se levanta mientras te hace un gesto de que no te muevas y al minuto vuelve del carromato con varios libros de diferentes volúmenes, tamaños y espesura, el más grande de ellos está encima y ella te pregunta:

-¿Sabes leer?
-Ge....geo...gr..gra...fía...de...del...del Sa...cro...s..s...san...to..im...per...
-Bendito sea el Señor, Geografía del Sacro Santo Imperio: Conclusiones políticas y disposiciones adicionales por el escriba Chálgredim. Obviamente vamos ha tener que mejorar esa lectura, este manual es bastante completo, por desgracia está algo anticuado, ya que en este libro aún aparece Lannet y Shivat como estados imperiales y hace ya quince años que cambió eso, además como la gente de Abel son así de arrogantes solo aparecen los lugares de Gäia que forman parte del imperio como si no existiera nada más aparte de eso, pero al menos es algo, que los males de mi pueblo y que todos los círculos demoníacos caigan sobre mí si me entero que uno de mis aprendices bajo mi tutela no sabe quien es la emperatriz del imperio o cual es su capital, así que empecemos.

Y así, pasaron algunas horas, cuando la noche ya se cerró aún más Ereala se despidió mientras Gabriel patrullaba, a lo largo de su patrulla pudo ver a un Henry semi consciente que susurraba al mismo tiempo que entonaba una canción inexplicablemente bella para ser una persona tan notoriamente soez y miserable, resultaba algo casi anacrónico e inimaginable que alguien como él pudiera en realidad ser capaz de entonar algo tan bello. Por la lejanía también podía ver en lo alto a un Dante hablando casi para sí mismo, se cruzaron un par de miradas pero no llegaron ha decir nada.

Música recomendada:

El alba llegó y eso conllevaba también la reanudación del viaje, por orden de la inquisidora Angus se hallaba descansando en el vagón de Ereala mientras ella estaba en el pescante enseñando Historia a Gabriel, esa mañana tocaba la traición de Elías Barbados, el fin de la dinastía Giovanni y el comienzo del reinado de Elisabetta Barbados, Henry se encontraba bastante mejor, la fiebre había terminado y solo tenía un pequeño malestar, aún seguía bastante herido pero ya no se encontraba en un estado crítico y pasaba las horas muertas lanzando cuchillos sobre una diana improvisada para mejorar sus habilidades, él también era viejo, y más le convenía mejorar sus habilidades ya que se enfrentaba a cosas mucho peores que bandidos, piratas y rufianes.

El carromato se paró, en lo alto del valle podían divisar lo que quedaba de la comunidad de Siebenvolken, a lo largo de un valle mucho más grande que todos los demás que os habáis encontrado y que solo se perdía en la vista podíais divisar la mayor de las aldeas en la parte más baja del valle que conectaba con un pequeño riachuelo, y a lo largo de los bordes del valle se hallaban los otros tres poblados que quedaban:

-Ya no queda nada de los otros tiempos, pero antiguamente Siebenvolken fue edificada como puestos fronterizos de Tol Rauko conectados entre si a través de los valles por almenaras, esto era un antiguo bastión, edificado como primera fuerza de defensa frente a los horrores que había más allá, los tres poblados que puedes divisar al fondo Gabriel conectaban con el principal a lo bajo para organizar la defensa
-Y...¿qué había más allá?
-El Castillo de las Sombras, pero ya nadie recuerda el verdadero motivo de estos bastiones, cuando se creyó derrocado el Señor de la sangre su valor estratégico se perdió y ahora no son más que unos pocos poblados aislados entre si por los valles, continuemos.

Nadie les recibió en el poblado central del fondo del valle ni tampoco lo harían en los enclaves de alrededor, al igual que los anteriores solo había restos de una población que se habían mudado con premura, se podía observar las huellas y mercancías tiradas de gente que tuvo que huir a toda prisa, una vez que llegaron hasta aquí se fueron, los pasos conducían al este, muy lejos de aquí, y no era trabajo de los inquisidores el saber porque, ya que su camino les seguía conduciendo al norte, donde más allá se encontraría un pueblo aún más remoto en los límites de Galgados, un pueblo llamado Flaren.

Esta fue la última noche que pasaron antes de llegar, en uno de los enclaves a la vista de las tierras baldías y escabrosas iluminadas débilmente por una luna menguante se hallaba su destino, pocas palabras se cruzaron esa noche, se podía palpar la tensión de Ereala de estar cada vez más cerca de su destino, las clases de Historia no continuaron, ella no tenía humor de intercambiar palabras, Gabriel lo entendió y siguió leyendo por su cuenta, Angus no decía muchas palabras e incluso hasta Henry calló esa noche.

Veinticuatro horas pasaron a partir de ese momento, podían verlo, a través de una pequeña colina, un pueblo aislado y remoto de todo lo que había alrededor, solo era un pequeño punto en la lejanía pero ahí se encontraba, la cara de la Doncella de la luz era la misma que aquel que recorre la celda para entrar en el patio de ejecución:

-Noto...noto una magia muy poderosa en la aldea, ni siquiera los caballos quieren adentrarse más adelante, Gabriel, despierta a todos, continuaremos a pie

La luna era de cuarto creciente y tenía un color, un tinte rosado alrededor de esta, algo muy peligroso se acercaba, o, quizás, ya había llegado.
Para cuando todos han salido del carromato Ereala aparece de su vagón con una vara brillante, un bastón con motivos angelicales y un par de alas por encima de un orbe azulado que brillaba ligeramente, las decoraciones angelicales siempre estaban brillando con un ligero fulgor amarillo, como si se tratara de una vara bendecida por los propios dioses:

Imagen:

-Atención, no sabemos que hay dentro, pero probablemente será peligroso, Henry, aún estás malherido, si entras es por tu propia cuenta, no quiero tener que hacer de niñera. Los demás, rezad a vuestros dioses y en marcha

Y así fue como empezó.

[Henry tiene 80 Puntos de Vida]


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
"Joder, coño como voy a entrar allí, estoy putamente mal y no sé si voy a sobrevivir, aunque claro, siempre tenemos al bueno de Dante y a Angus para cubrirme.

-Ereala tranquila, voy a entrar y estaré de puta madre, no necesito tu ayuda,-o al menos no por ahora- Sin embargo, me quedaré por aquí, defendiendo la retaguardia, justo detrás de Dante y Angus. Es por si nos atacan por la espalda, así que tranquilos estaréis protegidos.

"Jajajajajaja, seguro que se lo ha tragado, es lista, pero yo más, o tal vez no, quizá me está leyendo la.mente ahora mismo y la estoy cagando mucho. Será mejor que deje de pensar y me ponga en marcha.

Entro con todos y me quedo detrás de Angus y Dante para protegerme y estar atento a cualquier ataque por la espalda

Ver perfil de usuario
¨...sin duda... leer Latín nunca fue mi fuerte... me gustaba más la literatura de nuestro pueblo y nuestra propia cultura...¨

Aquellas horas con Ereala despejaron aún más las dudas de la cabeza de Gabriel, ahora tenía una mentora, una maestra de la que aprender, no a matar, si no cómo funciona el mundo. El joven se esforzaba cuanto podía y mantuvo su cabeza despierta todas las noches. Ereala le había protegido aun cuando Angus no le había atacado... se sintió algo incómodo y desplazado, pero ella tajó aquella sensación, Gabriel sabía que Angus no lo hizo de mala Fe y por supuesto no le guardó ni un ápice de rencor. Pero ella le había protegido... nadie lo había hecho antes... se sentía... diferente, quizá el nombre, quizá el título... qué importaba, estaba feliz, feliz de verdad... y empezaba a entenderlo.

Cuando se acercaban a su destino Gabriel se notaba inquieto y nervioso, pero aún no comprendía tales sentimientos.

¨...Me...¿hormiguea el estómago?...¿Porqué?...siento ganas de moverme...que...extraño...¨

Mas no preguntó, la situación era importante y él podía verlo reflejado en su mentora, no era momento para dudas insustanciales, era momento de actuar. Entonces llegaron a su destino

-Atención, no sabemos que hay dentro, pero probablemente será peligroso, Henry, aún estás malherido, si entras es por tu propia cuenta, no quiero tener que hacer de niñera. Los demás, rezad a vuestros dioses y en marcha -dijo Ereala armada con aquel bastón tan extraño-

Entonces Gabriel asiente y dice con voz calmada:

- Quizá debamos ir Angus y yo en vanguardia, mis capacidades de combate se reducen a un mano a mano y Angus es un protector formidable con quien compartir vanguardia, Dante y Henry pueden mantenerse tras nosotros formando un círculo alrededor de Ereala, si lo veis oportuno maestra -dijo con una inclinación de cabeza

(Planteo mi idea de formación para entrar en el pueblo de forma ordenada y dejar de ir como pollos sin cabeza, escucharé a Ereala y tomaré la formación que ella diga o si le parece bien la que he propuesto la adoptaré, mi máxima en esta ocasión será proteger a Ereala y Angus)

Ver perfil de usuario
[Gabriel tiene un -5 PXs por postear a destiempo, Dante tiene un -5 PXs por no postear y no realiza acción]

Música recomendada:

Ereala instaba a mover el grupo, incluso Henry accedió pese a sus heridas, pero hubo uno que no reaccionó, Dante estaba petrificado, quizás esto era demasiado para él, sus nervios se rompieron y su impertérrita mente falló por esta vez, era el lugar donde murió Irthurinviela y ahora no estaba dentro de algún tipo de pesadilla por una mente mezquina, se hallaba realmente en el lugar físico donde ella falleció, no se atrevía a poner un pie allí:

-Por los dioses, vamos Dante -decía Ereala

Pero él no respondía, Ereala tenía muy poca paciencia y había demasiada tensión en el ambiente, al final decía:

-No tengo tiempo para estas tontería, nosotros continuamos -sentenció ella

Y así marcharon dejando a Dante atrás con sus miedos, incluso Henry fue capaz de avanzar mientras le dedicaba un saludo burlón con su tricornio al vampiro antes de seguir, en el camino Ereala respondió a Gabriel diciéndole:

-Angus siempre delante, tu te quedarás en la retaguardia Gabriel, no sabemos cuando pueden atacarnos por la espalda y necesito un muro de defensa, en medio de la formación estaremos Henry y yo, cinco metros de distancia entre nosotros.

Gabriel aún estaba muy nervioso y confuso, Angus intentó calmarlo como pudo:

-No te preocupes, ahora no estás solo, Ereala es muy poderosa, ¿ves la vara que lleva?, eso es un bastón de Magus, la orden se lo concedió por su intachable reputación como hechicera, solo hay diez bastones como ese en todo el mundo, es una de las armas mágicas más poderosas. La vara se llama "Faz de Ángeles", mientras Ereala lleve esa vara no hay nada que temer, tranquilo hijo solo haz lo que te dice y protégela, todo irá bien.

Eso no ayudó en nada a Gabriel, mas incluso le asusto aún más, ¿qué temibles peligros había más adelante que había hecho que Ereala llevara su arma más poderosa?, él bien sabía que ni con la ayuda combinada de Dante fueron capaces de derrotarla, si ahora es incluso más poderosa, ¿qué podría hacer él o Angus contra lo que venía ahora?, ¿cómo podría ayudarla?, ¿sentía miedo por primera vez?, ¿miedo por que su vida corría en riesgo o miedo por perder lo que podría considerar por primera vez como "camaradas"?, ¿amigos incluso?.

Hasta Henry notaba que algo no iba bien, Alas no se mostraba, estaba aterrorizada oculta entre los plieges del tricornio sin moverse un ápice y no respondía a las caricias del pirata, tenía que estar alerta por lo que saco una ristra de varios cuchillos en cada mano listos para lanzarlos a la mínima.

El pueblo estaba desierto, o al menos lo aparentaba, nada les impidió entrar pero a los pocos pasos Ereala sufrió una gran oleada de dolor, ninguno de vosotros noto nada, ella simplemente desfalleció ante una enorme presión, no podía levantarse por sí misma, Angus tuvo que ayudarle incluso pese a su reticencia, ella no pudo más que decir:

-La presión mágica...es...demasiado...estamos en su territorio, nos encontramos ante fuerzas que nunca antes había combatido, aquí hay algo que devora mi poder mágico, estamos...estamos ante otra realidad...
-¿Qué?, pero, si podemos ver el final de la aldea, la hemos visto, no hemos atravesado ningún umbral -intentaba explicar Angus
-Ya no estamos en Gäia Angus...me temo que hemos entrado en otro reino, uno de los millones de plieges atemporales que hay...no bajéis la guardia...

Se escuchaban voces...pasos...

-Atentos, ¡a las armas!

De entre las casas de madera y paja aparecieron figuras humanoides con cuencas vacías por ojos, no llevaban armas ni armaduras, se acercaban torpemente corriendo con sus brazos en alto buscando vuestros cuerpos:

-¡En formación!

Henry clavaba con rapidez y precisión sus primeras dagas sobre los zombies mientras dejaba caer otras dagas en el suelo, su guantelete se cargó de energía y a la vuelta mató a otros tantos, Angus demostró gran coraje y mente fría mientras su espada se cobraba la vida de las carcasas de carne y hueso, unos pocos tuvieron la mala suerte de toparse con Gabiel, quienes acabaron agujereados por los puños destructores del muchacho del vacío:

-¡Ja!, ¿eso es todo?, no parecen tan duros estos tipos -decía Henry con una risotada.
-Son cadáveres andantes, alguien los está animando, un poderoso nigromante debe de estar aquí y debe de ser la razón de que estemos en esta realidad, no podemos quedarnos aquí, puede tener cientos o miles de ellos esperando ha lanzarnoslo en cualquier momento, y no estoy segura de si mi magia será muy eficaz ahora mismo, debemos seguir avanzando pero no estoy segura de donde está el origen de la fuente.

Los cadáveres que acabáis de matar están volviendo ha regenerarse, tenéis que seguir avanzando por algún camino.

La luna sigue en lo alto en cuarto creciente con un vivo color rosado, la sensación de tan solo verla es espeluznante.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
"Kazimir: No puede ser... Dante... es Flaren... yo... no puedo volver a entrar en ese infierno, en ese lugar... murió Irthruinvieala... Y también fue donde nos encontramos a Teresa... ahora ella está muerta... ahí dentro también murieron muchos de nuestros compañeros, seguirá estando esa dichosa puerta gigante... Necesitábamos tres piezas de plata para entrar... aún me acuerdo Dante... los espíritus... y..."

"Dante: ¡Ya basta! Lo sé mejor que nadie, ninguno de ellos saben lo que están haciendo... ese sitio es la muerte, pero no solo eso... Flaren... Para mí esta aldea es como el infierno, entrar aquí me produce un dolor insoportable, algo en mi interior me reconcome... La puerta me es igual, ni siquiera aquella falange de almas me producen tanto pudor como la culpa que siento, la culpa, por no haber podido proteger a ninguna de las dos... Nuestros "compañeros" caídos, o mejor dicho, títeres caídos, no me importan en absoluto... Solamente las quiero a ellas de vuelta... pero este sitio... es para mí la insitución de las pesadillas... Y si para mí este sitio es al último al que entraría... para tí también..."

"Kazimir: Estás en lo cierto... pero... un momento... los espíritus... ¿Po...podríamos... volver a ver... a Irala? ¡Dante! ¡Podríamos a volver a ver a Irala! ¡E incluso a Teresa! Aunque... Irala estará decepcionada... no pudimos protejer a Teresa... no quiero entrar...!

"Dante: Da igual, con tal de volver a ver a Irala soportaremos dicha carga y semejante dolor... ¡Maldición! ¡No tendríamos que habernos separado del grupo! ¡Se han ido!"

"Kazimir: Corren peligro, nosotros somos los que mejor conocemos esta pesadilla, debemos acudir a ellos cuanto antes ¡Los espíritus les atacarán y la falange les detendrá! ¡Tampoco sabrán como pasar por la puerta y cogerán el camino quivocado, ahora o nunca Dante!"

"Dante: ¿Qué demonios Kazimir? Yo lo decía por salvarnos nosotros, pero la verdad, no me perdería por nada del mundo como Ereala es aterrorizada por este mundo... Por cierto Kazimir, no creo que nada de lo que has dicho pueda detenerla... pero hace mucho que no estamos aquí... las cosas habrán cambiado... Con nuestro ejército todo sería mucho más fácil, pero bueno... Venga Kazimir, vayámos trás ellos, al fin y al cabo, allí están nuestros títe... compañeros... si... compañeros... venga, adelante."

"Kazimir: Si, vamos... Recuerda que los que se separaron del grupo murieron, puede que aún no hayan ido muy lejos. No podemos dejar que enloquezcan como el resto, ni dejar que crean que esta pesadilla es real..."

"Dante: No... maldita sea... están solos... corren ¿peligro? Ellos... y mi... SYLVAINN, NADIE LA PUEDE MATAR ANTES QUE YO, ELLA ES MI PRESA Y LA DE NADIE MÁS. NO DEJARÉ QUE OS QUEDEIS CON SU SANGRE BASTARDOS."

Con una velocidad endiablada, Dante se transforma en niebla y se teletransporta sucesivamente hasta donde están el resto de su equipo, buscándolos por todas partes.

- Ploc... ploc... ploc... Te huelo Sylvainn...

Tirada de advertir:

Ver perfil de usuario
El miembro 'Azmo02' ha efectuado la acción siguiente: Lanzamiento de dados


'D100' :

Resultados : 25


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
- Cubriré tus espaldas Angus, confía en mí... -el muchacho se mantuvo como ausente un momento antes de concluir- Os protegeré a todos, os doy mi palabra

La marcha fue complicada y Gabriel no podía evitar pensar en qué ser, humano o demonio, podía ejercer tal presión sobre Ereala...

"...sin duda se avecina una prueba... ¿Estoy preparado?... ¿Lo están ellos?..." Pensaba mientras miraba atrás, la ausencia de Dante le dejó mal sabor de boca "...ha huido... Sin duda un ser generoso y asustadizo... Una mano menos en esta lucha... Debo suplir su baja, estaré atento..."

Tras el encuentro con los seres cadavéricos y con el comienzo de su recomposición, Gabriel se sentía aliviado y preocupado a partes iguales, por un lado podía descargar sus nervios... Por otro... "...¿Qué clase de ser usa los sagrados restos de inocentes como herramienta?...¿También es magia?...de serlo... Es un tipo totalmente perverso de magia..."

- No me detendré maestra -dice mientras arranca la cabeza del último ser que osó enfrentarse a él- Seguiré su mando atravesar de este lugar de sombras y aplastaré al desalmado que utiliza de una forma tan malévola la magia que con tanta pasión amáis... - Y volvió a la formación

La noche no había hecho más que empezar... La luna rojiza le observaba y él de forma inconsciente solo ansiaba acabar con aquella abominación... ¿Es quizá la destrucción una parte tan intrínseca de Gabriel que le es incapaz controlarla?... El tiempo.... Lo dirá

Ver perfil de usuario
"Joder aquí huele a muerto, pero muerto profundo, por Taranis. Su pongo que haré caso a lo que me dicen, total lo importante es estar detrás de Angus y lo estoy, nada malo pasara. Joder, Ereala ha caído, ¿Que coño puede ser tan fuerte como para debilitar a Ereala? Y mas sin estar cerca nuestra. Estamos muy jodidos, pero como solía decir mi antiguo capitán, "Nunca me arrepiento de nada. Jamás"

(Una vez llegados los "zombis")

"Joder, estos bichos son duros, se están levantando, lo mejor sera salir corriendo de aquí"

-Chicos, quizá no soy el mas listo pero, como decía mi antiguo amigo pirata, Hendel el Tuerto "Mejor huir sin botín, que huir sin cabeza", un hombre sabio, no hay duda ¿No creéis? Bueno pase lo que pase me mantendré en la formación aunque lo mio es solo un consejillo pirata, y este es gratis, el siguiente costara 10 monedas de plata.

"Que cachondo soy, jajaja, pensándolo bien, seguro que se gana dinero como bufón del castillo de la emperatriz, al fin y al cabo es una niña y son de risa fácil, jejeje"

Ver perfil de usuario
Música recomendada:

Dante corre todo lo que puede, salvando las distancias con extraordinaria facilidad gracias a su movimiento de sombras, con cada paso neblinoso estaba más cerca del objetivo, se hallaba ahora corriendo a la entrada de la puerta sobre lo que se hallaba alrededor unos mustios maizales podridos hace tiempo, él sabía que eran esos maizales tan altos que vio cuando estuvo no mucho tiempo atrás en el sueño, a pocos metros se encontraba esa empalizada inexpugnable convertido en madera podrida y débil, la puerta antes portentosa ahora estaba abierta a cal y canto y mientras seguía avanzando oía ruidos de una batalla, el silbar de unas hojas avanzando a gran velocidad que luego estallaban como virotes relampagueantes, el sonido tosco y pesado de la armadura de Angus e incluso juraría que escuchaba el golpe seco de los puños de Zhēnkōng, las descargas de luz de Ereala volaban de un lado a otro y él seguía corriendo, podía divisarlos, solo un movimiento más en forma de neblina y habría llegado, así que se transformó en un jirón de niebla que atravesaba con gran velocidad los pocos pasos que le quedaba y cuando volvió ha transformarse de vuelta se hallaba solo en medio de una plaza en la que no había nada y la niebla lo envolvía todo a pocos metros, una densa y oscura niebla. Al girarse vio a un lado un brasero de fuego azul brillando con fuerza cerca de una estatua de mármol blanco con la forma de una doncella con un ala angelical a un lado y otra terrorífica cual murciélago. Detrás apareció otra estatua de ébano en la que con gran belleza estaba esculpido un dragón en reposo hecho de ébano, un brasero estaba delante de la estatua ardiendo con un rojo fuego con gran vigor pese a que no había carbón ardiendo:

-Hola Padre -se escuchaba una voz detrás.

__

-¡La niebla nos está cubriendo!  -gritaba Ereala intentando hacerse oír entre la espesa niebla negra de muerte, pero un fulgor brillante brotó de la vara de Ereala y esta creó una luz que disipaba la oscuridad, dejando ver un auténtico ejército de muertos vivientes que se alzaron contra vosotros, el combate había llegado y os mantuvisteis en la formación al tiempo que demostrabais vuestras habilidades marciales con gran maestría, pasaron los minutos y demostrasteis ser un baluarte inexpugnable al que los muertos vivientes no eran capaces de hacer nada.
Pero se detuvieron, empezaban a dar marcha atrás, y a lo lejos podíais oír unos pasos muy muy débiles, pero cada vez se oían mejor, los habitantes animados de Flaren dejaron pasar a la delgada silueta que avanzaba hacía vosotros, la niebla arremolinada como si tuviera pavor se desvanecía a su paso mostrando su rostro, un rostro cadavérico y manchado de sangre, su cabeza se movía desacompasadamente como un tic, como si se tratara de un ave, otorgándole un aspecto mucho más tétrico y fantasmagórico, uno de sus brazos se cae cuando se detiene mientras os mira, tiene un pequeño cuchillo en su otra mano.

Imagen:


-En formación, no os separéis de mí, ella es una...

Pero las palabras de Ereala fueron cortadas con un quejido rápido, los círculos cabalísticos no pudieron formarse a tiempo y se fueron disipando lentamente en un rastro luminoso, goterones de sangre empezaron a caer lentamente mientras vosotros aún girabais la cabeza.

...

Ereala había sido apuñalada en el corazón sin que pudiera haber hecho nada, y cae al suelo sin vida.


La criatura os sigue mirando, no es más que una niña pero en un instante ha llegado a Ereala y la ha atravesado con ese pequeño cuchillo que ha saboreado la sangre a pocos metros de vosotros, pero entonces donde antes estaba a un paso de vosotros la distancia se multiplica miles y miles de veces mientras ella se hace más y más pequeña y vosotros os alejáis más y más hasta que al final la niebla negra os cubre a todos vosotros...


___

Gabriel está asustado por primera vez, siente tantas cosas...miedo, odio, ira, tristeza, soledad, odio...odio...odio...

Anda, corre, grita, pero nada sirve, se halla en medio de la nada caminando entre la nada rodeado de una permanente niebla a su alrededor que se despeja y lo vuelve ha envolver, pero entonces ve una silueta, una silueta esquiva, y de repente voces:

-Aquí estoy

-Sígueme

-Recuerda la Liebre, el Oso y el Búho

La silueta finalmente se detiene y Gabriel consume con facilidad los pocos pasos que le separan de él hasta verle mejor, el hombre que una vez vió ahora vuelve ha mostrarse de nuevo con el mismo aspecto que antes, lleva una pequeña espada larga a un cinto, un escudo de cuero pequeño al otro brazo y unos pesados ropajes de piel de oso que le cubren, su rostro blanco impoluto oculto ligeramente por sus negros cabellos observan al muchacho del vacío a través de sus ojos almendrados:

-Hola de nuevo caminante, lamento que hayas llegado aquí, estás dentro de mi sueño, desde este sueño tengo aquí poder, tu cuerpo aún está descansando pero está dentro de otro sueño aún más febril, el sueño de alguien antes bueno y ahora perdido, perdido entre el dolor y la culpa, un espíritu antaño humano conocido como Axel. Tenéis que derrotarle, y yo puedo llevarte hasta él desde mi sueño, no obstante, hay algo más que debes saber joven caminante, aquí se haya también muchos espíritus, y entre ellos aún sigue atrapado el que fue una vez el doctor Graham Morrison, él sabe cosas en vida, antes de su muerte, que necesita decirte, algo importante para saber el motivo de tu existencia, y probablemente para la salvación de Gäia. Pero, si vas con él, uno de tus compañeros tendrá que morir ha cambio, es un sacrificio necesario.


...


-¿Qué decides?


__


Han pasado, ¿minutos?, ¿horas?, ni siquiera Taranis sabría decírtelo, pero la bruma nunca parece disiparse y no tienes ni puta idea de donde están tus compañeros.
Pero lo has visto, has visto como esa niña muerta mató a Ereala, la han matado...a ella...¿cómo?...
No tienes tiempo ni siquiera ha dedicarle una lágrima porque tu no estás exento de peligros, de alguna forma tienes que encontrar el camino de vuelta, o de regreso, o lo que sea para llegar hasta donde los demás, pero, ¿por dónde?

Notas una sensación en tus pies, una sensación de estar sobre el agua, tus pies chapotean un agua que no existe pero que sientes, como si te hallaras en la ribera de un río invisible e interminable, tus pisadas son lentas y tus botas están mojadas por el liquido, y poco a poco notas somo hay cuerpos flotando en el río invisible, sus ropas...son iguales que las tuyas, el rostro es el mismo que el que tu tienes, son cadáveres de ti mismo, cada vez más y más numerosos que flotan a la deriva de un mar eterno...

Y bajo el agua puedes ver correteando con normalidad docenas y docenas de ratas negras exactamente iguales que Alas de un lado para otro, son tan numerosas como la cantidad de cadáveres que flotan, te das cuenta de que has perdido a Alas y que te hayas rodeado por las ratas y por los cuerpos cada vez más numerosos.

Gritas su nombre, corres, andas, nada parece dar ningún resultado, el único sonido que se produce es el tuyo y la desesperación va creciendo cada vez más.

Y en ese momento notas como alguien agarra tu pie...

___


-Padre -dice la voz femenina detrás tuya

No hay ninguna duda, al darte la vuelta reconoces inmediatamente la figura de Lucrecia que te observa con una mirada calmada, su hermoso rostro tan fino, su figura, su talle, todo en ella resalta con impoluta hermosura, como una doncella de la noche que está ataviada con un fino vestido de seda negra vaporosa que se mece casi de forma espectral sin viento mientras ella sigue diciendo:

-Mi corazón, tómalo -dice ella mientras que posa su brazo sobre su pecho, este atraviesa la carne con facilidad como si estuviera tocando agua y después lo saca mostrando un pequeño corazón oscuro como la noche y pequeño, la mano está manchada de sangre:

-Colócalo en el fuego, que el fuego sea mi sentencia y tu harás de juez, es necesario si quieres salir de aquí, ofrece tu corazón a los dioses y encuenta el camino correcto

Dos estatuas más han aparecido, una está hecha de alabastro y se puede observar una figura humana, es la de un hombre desnudo que parece afligido por un gran dolor, un fuego verde es iluminado por un brasero cerca de la estatua, la otra se halla en el sentido contrario y se puede observar un gigantesco murciélago negro como la noche, un brasero púrpura arde con intensidad. En ambos braseros hay un corazón colocado, uno de ellos es rojo y de un tamaño normal, el otro en cambio es bastante más pequeño pero aparte de eso no hay mayor diferencia.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
"¿Que coño ha pasado? ¿Dónde cojones estoy? Aquí hay agua, o al menos algo parecido. ¿Dónde están todos? Y aún más importante ¿Cómo coño han matado a Ereala? Esta muerta, estoy seguro, lo vi con mis ojos, su sangre salia de su cuerpo como un río.
Por ahora me voy a mover, buscaré a mis compañeros y ya decidiremos que hacer.

Mientras me voy moviéndo empiezo a chocar con objetos, parecen ¿Cadáveres? Pero llevan puesta mi ropa que cojones y -me acerco un poco a uno de ellos- tienen mi cara, ¿por que a mí? ¿Por que yo? -agudizo el oído y la vista- Esa es Alas, o al menos miles de ellas, ¿por que hay tantas? Escucho sus bajos chirridos. Esto no puede estar pasando, es imposible, no puede haber más yos y por supuesto no hay nadie como Alas.
¡Alaaaas!-empiezo a gritar -mientras me muevo hacia delante. Nada, no responde, no acude a mí.

De repente, noto un movimiento debajo mía, se mueve, lo noto, ¿Que será? ¿Me quiere hacer daño? Sea lo que sea debo correr. Salgo corriendo, pero me agarra. Estoy asustado, no puedo ni moverme, lo único que soy capaz de hacer es sacar mis cuchillos, pero no servirán de nada si no veo mi captor. De todas formas lo intento, intento quitarlo de mi pierna, lanzó varios cuchillos al líquido extraño"

Intento tirar cuchillos hacia el líquido,
cerca de mi pierna para intentar que lo que me agarré, me suelte. Lanzo 4 cuchillos con un penalizador de -30.
Además hago tirada de advertir, para ver si soy capaz de vislumbrar que me atrapa.



Tirada de Iniciativa, ataque, esquiva y advertir.

Ver perfil de usuario
El miembro 'Henry Drake' ha efectuado la acción siguiente: Lanzamiento de dados


#1 'D100' :

#1 Resultados : 87

--------------------------------

#2 'D100' :

#2 Resultados : 60

--------------------------------

#3 'D100' :

#3 Resultados : 89

--------------------------------

#4 'D100' :

#4 Resultados : 53


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
Dante se ve rodeado de aquella oscura y espesa niebla negra, pensaba que le faltaría poco para llegar hasta sus compañeros... Pero no fue así... Tan solo acababa de empezar, atravesó aquella enorme empalizada que parecía imposible de abrir, no obstante, tanto como su lamentable estado como sus puertas abiertas, ya no intimidaban ni causaban aquel sentimiento de impotencia. En ese mundo de pesadillas, todo está lejos, pero cerca a su vez. Donde existe la nada, pero no el todo. Donde el tiempo es solo un engranaje en una máquina agonizante. Donde todo gira en círculos y cae en espiral. Hasta que vió luz entre la niebla:

-Hola Padre.

Aquel sonido... ese timbre de voz... siempre le hacia oler a... lilas... Se dió media vuelta rápidamente ¿Sus oídos le engañaban? ¿Sus oídos le mentían? ¿Su olfato se la jugó? ¿Era todo aquello una broma de mal gusto propia de este mundo? No lo era, o al menos, no lo parece. A Dante solo le dió tiempo a pronunciar su nombre antes de que Lucrecia se sacase de su pecho su propio corazón. Atónito ante lo que veía, tardó un rato en reaccionar, hasta que dijo Kazimir:

- Lucrecia... Me alegro tantísimo de verte... pero... ¿Qué haces aquí? ¿Has sido atrapada? ¿O eres producto de mi imaginación? Yo... te he extrañado tanto... pensé que jamás te volvería a ver... He pensado mil y un veces coger la Piedra del Dragón que me diste y que Ereala me arrebató para ir ha verte...

"Kazimir: Que sea real, por favor que sea real... Flaren... maldito seas... por favor... dime que ella es real... no me importa cuantas pesadillas me pongas con tal de que ella sea real... ¿Quién... me dijo de venir aquí?"

- Yo... no puedo matarte... no podría hacerlo... ¿Por qué has de ser juzgada, hija mía? ¿Acaso no hay ni un solo momento en el que no hayas sufrido por mi culpa? Yo... ni siquiera recuerdo a tu madre... ¿Por qué no sigues sin mí? Sustitúyeme... yo me merezco morir de una vez y no tú... Y aún que te tuviera que matar... ¿Dónde se supone que he de quemar tu corazón? ¿En que llama? ¿Quién... controla este sitio...?


"Dante: ¿Qué hacemos Kazimir? No podemos matarla... es nuestra hija... o espero que lo sea... también espero encontrar respuestas... aunque si ella muere... no hay nada que nos ate a volver al castillo... pero... yo... no puedo hacerlo..."

"Kazimir: Debemos sacarle significado a las estatuas... si esque es necesario... Las estatuas... no pueden ser así de forma aleatoria, deben de estar ahí por algo. Este mundo juega con nuestra mente, estas estatuas están relacionadas con nosotros... y esos dos corazones..."

"Dante: ¡Maldita Sylvainn! ¡¿Para qué demonios quería ella que viniésemos aquí?! ¡Le arrancaré el corazón y lo quemaré en todos los malditos fuegos!"



Ver perfil de usuario
[Al ser tramas separados cada uno de vosotros puede postear cuando quiera y será contestado lo antes posible]

Dante

Ella te sonríe, es lo último que hace antes de retorceder lentamente y ser engullida por la niebla hasta finalmente desaparecer, su corazón cae al suelo y rebota ligeramente pintando el suelo no físico con un ligero reguero de sangre, el corazón pequeño y está atrofiado, con signos de podredumbre, un corazón muerto que aún late inhumananente gracias al poder del vampirismo.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
Henry

Evidentemente uno de esos cadáveres fue el que te agarró, uno a uno se van levantando poco a poco pero no tardará mucho hasta que acabes rodeado por el ejercito de tu propio ser.
Clavas tus cuchillos a uno de ellos y este deja de moverse pero vienen más y más, la situación se te vuelve imposible y empiezas ha correr pero otro más sale por detrás tuya ha cortarte el paso y te agachas protegiéndote la cabeza con los brazos cerrando los ojos y esperando el impacto...un impacto que nunca llegó, su cabeza ha sido decapitada.
La figura que hay detrás se trata de un humano de una altura similar a la tuya con ropajes negros largos aunque ligeros, no se le ve ningún ápice de su cuerpo excepto sus guanteletes de metal oscuro que porta en sus brazos y un extraño brillo que se asoma por la rendija de su túnica.
A pocos metros de la figura aparece otra con iguales túnicas pero más pequeña y enjuta, parece sonreír desde su larga túnica:

-Ül aghük sîl dühn. Caminante perdido en el sendero que corre sin piernas, respira sin pulmones, trepa sin brazos y se arrastra sin alas. Bienvenido seas.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es



¨...N...no...¨
¨...Por...¿por qué?...
¨...No...no...¨
¨...Ere...ala...¨

Todo daba vueltas y solo veía sangre... la sangre de una mentora... la sangre de una amiga... la sangre de otra nueva alma a la que había jurado defender a muerte... Ella sabía qué era... Ella iba a enseñarle todo... Ella iba... Ella era... Ella fue... pero no será... nunca más... otra alma pura que cae como hojas en otoño en ese mundo maldito...

¨...Maestra...
¨

Ereala comenzaba a caer, desangrándose, mientras la muchacha con una velocidad inimaginable desaparecía

- ¡NOOOOOOOOOO! - Gritó a pleno pulmón, sentía como algo en su interior se rompía y fracturaba en millares de pedazos, pero no lo comprendía

Aquel lugar se tragó su grito, mas no lloró, no podía carecía de tal fluido, pero quería... miles de pensamientos fugaces atravesaron su cabeza

¨...Maestra te he fallado...¨
¨...¿Qué soy?...nunca lo sabré...¨
¨...Vuelvo...a estar solo... ¿Angus?...¨
¨...Ellos me aceptaron...¨
¨...¿porqué se siente así...esto...es dolor...?...¨
¨...iban a enseñarme el mundo...¨
¨...¿Por qué?...no...no puedo...¨
¨...este mundo...¨
¨...está maldito...¨

Y se abrazó, sentía frío, sentía dolor y angustia, sentía soledad... pero sobretodo... lo más peligroso... estaba roto y vacío... hueco y descompuesto... la ligera estabilidad que llegó a albergar había llegado a su fin... y él impondría su final al mal y la podredumbre del mundo... o moriría en el intento... Pero de pronto... mientras golpeaba con toda su rabia al suelo inexistente que le sostenía...

>-Aquí estoy

-Sígueme

-Recuerda la Liebre, el Oso y el Búho<

Se detuvo... seguía mirando al vacío, a la nada... estaba demasiado perdido...

>-Hola de nuevo caminante, lamento que hayas llegado aquí, estás dentro de mi sueño, desde este sueño tengo aquí poder, tu cuerpo aún está descansando pero está dentro de otro sueño aún más febril, el sueño de alguien antes bueno y ahora perdido, perdido entre el dolor y la culpa, un espíritu antaño humano conocido como Axel. Tenéis que derrotarle, y yo puedo llevarte hasta él desde mi sueño, no obstante, hay algo más que debes saber joven caminante, aquí se haya también muchos espíritus, y entre ellos aún sigue atrapado el que fue una vez el doctor Graham Morrison, él sabe cosas en vida, antes de su muerte, que necesita decirte, algo importante para saber el motivo de tu existencia, y probablemente para la salvación de Gäia. Pero, si vas con él, uno de tus compañeros tendrá que morir a cambio, es un sacrificio necesario.<

- Sueños... ¿perdido?... ¿tenéis?... estoy solo... como siempre he estado... ella ha muerto... ¿Salvación?... si eso es... ella quería salvar Gäia... debo cumplir su sueño... sueños... -Entonces levantó la mirada de aquel vacío y miró a los ojos de Oso- Mataré a Axel y a cualquier mal que se me enfrente, encontraré a Graham Morrison... ¿Compañero?... mi único amigo es Angus... ¿Dónde está?... debe estar mal... no está bien perder a su mujer así que... estará mal... ¿estoy mal?... -Entonces se detiene un momento, estaba divagando tenía que centrarse, cerró sus ojos inspiró y dijo-

- Aunque el sacrificio fuese Angus él quiere salvar Gäia tanto como Ereala... ambos haremos cumplir su sueño... a cualquier precio... cueste lo que cueste... y haré pagar con creces a su asesina... -dijo mientras miraba con autentico odio al suelo, su guante latía le hacía sentir menos frío, sentía odio a través de él ya que él carece de dicha emoción y eso le gustaba... demasiado...

¨...este mundo está podrido...¨
¨...Y yo...¨
¨...Seré la cura...¨

Ver perfil de usuario
"Dante: ¿Dónde lo ponemos Kazimir? ¿En el dragón de ébano, o en la mujer de marmol con una ala angelical y otra ala de muciélago?"

"Kazimir: Está en nuestra mano su pequeño y diminuto corazón... su corazón... lo mínimo que podemos hacer, es colocarlo en el lugar correcto... No estoy seguro de lo que significan... el hombre dolorido... creo que soy yo, Kazimir, el murciélago eres tú, Dante... pero... ¿Por qué hay dos corazones puestos? ¿De quiénes son? Maldita sea... Lucrecia era una bella mujer... hermosa y buena, fiel... ni siquiera me guardó rencor... a pesar de todo lo que hice... no obstante... mi sangre maldita le hace ser una de las criaturas más peligrosas de todo Galgados... Por lo tanto... creo que hay que quemar el corazón en... el fuego azul..."

Kazimir se acerca al fuego, tras hacer un largo suspiro, se dispone a depositarlo en el fuego.

"Ambos: Perdónanos Lucrecia... esperamos que tu juicio te proporcione un agradable despertar... que descanses Lucrecia... descansa en paz..."

Y Kazimir colocó el corazón de su amada hija en el fuego azul...

Ver perfil de usuario
Dante

Colocas con cuidado el corazón de tu hija, pese a que el corazón está podrido lo tratas con el máximo respeto y al acercar tus manos al fuego azulado te das cuenta de que no queman, al recibir el corazón el fuego aumenta gravemente de intensidad durante un solo momento antes de volver a la normalidad mientras el corazón sigue en el brasero.

Sigue faltando un corazón...y tampoco sabes si has depositado bien el resto de los demás.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 3.]

Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.