Hágase el silencio en los cielos


No estás conectado. Conéctate o registrate

La vuelta a Flaren 2ª parte; La Arlequín y el Carcelero

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 3 de 3.]

“Yo… siempre fui yo… Yo siempre fui Dante… Todo… lo demás no existe… solo está este mundo… mi sangre maldita desapareció… mis siervos… ¿me siguen sirviendo? ¿O acaso cuando se rompió la maldición me abandonaron? Kazimir siempre fue una ilusión… una voz en mi cabeza… pero ahora se que estoy solo yo… porque soy humano, la maldición se ha roto, ahora soy normal, como todos… y estoy rodeado de familiares y amigos…”

“¿Soy… humano? Entonces… ¿Soy… débil? ¿O eso es lo que pensaba antes? ¿Ahora que pienso? Yo… soy mortal…moriré… como todos los demás, viviré en el día, respiraré, comeré, no beberé más sangre… yo… soy Dante, el ex-Señor de la Sangre… el humano… ya no soy el viejo vampiro arrogante, confiado, con aires de superioridad que quería cumplir el sueño de una niña… ¿Quién?”

“Nunca… existió un gotear… nunca hubo nada que me incitará a matar más y más… siempre fue por pura diversión… era el caos… el azote de Galgados… Ahora soy simplemente un humano pacifista que disfrutará de lo que le queda de vida con su familia y amigos… Oh Dios… ¡¿Pero en qué me he convertido?! ¡¿Cómo diablos puedo pensar en aquellos tiempos y no alegrarme de tener a toda mi familia y amigos vivos?! ¡¿QUÉ DIABLOS ME ESTÁ PASANDO?! Yo… ellos… él… amor… odio… amor… odio… vida… muerte… culpa… sangre… sangre… sangre… sangre… SANGRE… SANGRE… SANGRE… SANGRE…”

“¿Me… terminaré de acostumbrar? ¿He de hacerlo?”

Dante consiguió tragar milagrosamente aquel brebaje al que Henry tenía la delicadeza de llamar “alcohol”, estaba demasiado fuerte para él, y para cualquiera menos para Angus y Henry, por supuesto.

- Amigo mío, supongo que ya puedes confiar en mí, ¿cierto? Jajaja… Ey Zharkez, pruébalo, no está tan malo, aunque bueno, ¿podrías acaso intentar beberlo? Henry, sírvele un vaso de ese alcohol tuyo a nuestro querido amigo el barman. Yo vuelvo enseguida.

Dante se dirige hacia una persona… él no recodaba nada… pero necesitaba una respuesta… la respuesta… De aquella persona a la que le entregó su vida para cumplir su deseo, el deseo de una niña que quería salvar el mundo, Irthruinvieala… Necesitaba “recordar” que pasó con ella y con los fragmentos del espejo… Se dirigió hacia Irthruinvieala y Teresa y con una sonrisa le preguntó a Teresa con tono amable y simpático:

- Disculpe señora Teresa, ¿podría robarle de su tiempo a su esposa, por favor?-Ahora se dirigía a Irala- ¿Usted también tiene un momento? Jajaja…

Dante lleva a Irala a un lugar un poco más apartado donde nadie los pueda oír, acto seguido, le pregunta:

- Irthruinvieala… Tengo… pequeños problemas de memoria, supongo que será la edad jajaja… pero… ¿Qué fue de los fragmentos de espejo? ¿Qué fue de quién una vez me dijo que su sueño era salvar el mundo? ¿Qué fue de Flaren? ¿Qué fue de mis siervos? ¿Qué… fue de Beatriz?
“¿Quién soy yo…? ¿Qué voz me guía…? ¿Qué… camino escoger…?”

Ver perfil de usuario
-Pues claro que sí tontorrón -dice alegrando su expresión y te da una pequeña palmada en tu hombro quitándole importancia al asunto- tú me salvaste, nos salvaste a todos, ¿lo recuerdas?

¿Lo recuerdas?

>>Conseguimos reunir los fragmentos del espejo, trajimos la paz, salvamos el mundo -pone tu mano en su pecho, su corazón- me salvaste, fue todo gracias a ti, a tu fuerza, tu espíritu y tu voluntad, encontraste un propósito conmigo y tu me salvaste, ¿qué importan los detalles?

>>Te lo debemos todo a tí, ¿lo recuerdas?

¿Lo recuerdas?

Te mira con esos ojos que solo ella sabe hacer, con ese gesto y esa expresión que te hace olvidar todo y mientras sonríe dice:

-Venga, vamos, ¡que tengo hambre!

Ella avanza deprisa dejándote solo en el palco que había, giras la vista atrás y contemplas el paisaje, el cielo, las montañas....

-Ella te está mintiendo, todos te mienten

Había una persona más en la esquina del balcón alejado del baile, se trataba de Yorick, su rostro escuálido y figura enjuta se marcan a través de sus ropas que no pueden disimular la extrema delgadez de su cuerpo, los años no le han tratado mejor:

Tras decir una extraña cantidad de palabras desconocidas para tí (y por lo tanto no puedes oírlas) dice:

-No ser lugar para ti, no ser seguro, eres Señor de la Sangre, tu no ser esto, esto ser broma, tu venir conmigo si querer saber la verdad -dice mientras extiende su brazo

-¡Eh!, ¿Papá dónde estás? -se oye la voz de Lucrecia al fondo

¿Lo recuerdas?


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
-Ella te está mintiendo, todos te mienten.

Dante gira la cabeza y se da cuenta de quien era el viejo chamán Yorick el emisor de esas palabras, palabras que arrojaban a Dante al profundo vacío de la duda, y empieza a surgir de su interior algo que había guardado desde hace tiempo. El odio y el desprecio por los demás, volvió a mirar al resto de invitados de la boda con furia.

“¿Me mienten? ¿Son reales? ¡Esto no puede ser verdad! me salvaste, fue todo gracias a ti, a tu fuerza, tu espíritu y tu voluntad, encontraste un propósito conmigo y tú me salvaste, ¿qué importan los detalles? Esto… ¡¿Esto es acaso una burla?! Yo era un inútil… yo… maldita sea… este maldito sitio… Odio… este lugar… es todo una mentira, claro… ¿Es todo demasiado bonito para que fuese verdad no? Y mucho más si soy yo quien los salva… Espero que Yorick me de una respuesta nítida… ahora que soy humano soy inútil… ¡¿Pero qué demonios tiene que ver Yorick aquí?! ¿Qué sabrá él?”

Dante agarra el brazo de Yorick y le pone el dedo en el cuello y le dice:

- Tú, ¿qué diablos tienes que ver en todo esto? Tú estás muerto, pero en Flaren puede pasar cualquier cosa… tú lo sabes mejor que nadie perro viejo… Enséñame la verdad, prefiero una verdad fría y oscuro que una mentira cálida y clara.

Dante mira por última vez al salón y escucha como su hija le llama… la mira sonriéndola, mira a todos con una cálida sonrisa aún sabiendo que es mentira. Solo quería un futuro feliz como ese, el cual sabe que nunca jamás será verdad… pero tener ahí tantos seres queridos que han muerto, y volver a tocarlos y sentirlos es algo simplemente maravilloso…

- Muéstrame el camino.

Ver perfil de usuario
Dante

Música recomendada:

La persona te observa detenidamente con sus fríos ojos de color hielo, se mantiene oculto en las sombras proyectadas de las columnas de mármol a los bordes del palco, su figura se observa intrusa, fuera de lugar, ¿más que antes?, está borrosa, distante, su voz, rasposa y fría, no es agradable, sus ropas no encajan bien en la silueta, otro vistazo hizo falta para que ahora vistiera con esas extrañas ropas paganas de norteño, varias calaveras y huesos decoraban sus pieles y su pecho blanco como la nieve, incluso su pelo se le veía extraño. Su voz, era escuchada una vez más en los oídos del conde Kazimir con enorme desagrado:

-No puedo mostrarte el camino, no soy bienvenido aquí, soy una construcción de tu mente creada por tu otro yo que pugna porque escapes, pero no puedo obligarte, has de ser tu quien encuentre la salida a este lugar, que se revelará si así lo deseas
-¿Qué está ocurriendo aquí? -interrumpe una voz fría femenina con un tono áspero, ordena más que pregunta.

No hizo falta volver la cara para revelar que no era si no la ex-inquisidora quien preguntaba con una mirada, no hacía falta que ella abriera los ojos para notar su glacial deje:

-¿Yorick?, tu osadía es tan admirable como insensata al siquiera tener las agallas de pisar este lugar, recordaría haberte invitado si así lo hubiese hecho
-Como ves -dice Yorick tras una pausa, para que a continuación diga unas extrañas palabras (las cuales sigues sin oír) y continuar diciendo- no soy bienvenido aquí
-¿No soy bienvenido aquí? -repite Ereala la pregunta con ironía y con sus cejas encarnadas en una expresión que denotaba cada vez más ira acumulada- ¿es así como se dice allí dónde viénes cuando intentas matar la hija de un amigo y compañero?

¿Lo recuerdas?

-¿Así fue? -pregunta irónicamente con una sonrisa el cuasi homocida, pese a que se ríe no defiende su postura pero tampoco la desmiente, simplemente permanece ahí, inerte.

Sí, así fue, ¿lo recuerdas?, la hoja de la daga envenenada sobre su pequeño cuello, tus gritos de ansiedad cuando lo detuviste, gracias a Dios porque lo hiciste, siempre lo recordaste ese momento grabado a fuego en tu memoria, el como a poco por menos de unos escasos segundos salvaste a tu hija.

¿Y cuándo después de varios años más tarde intentó conspirar para matar a tu mujer? , ¿recuerdas la ira que sentiste cuando volvió ha traicionarte incluso después de perdonarle?, ¿lo recuerdas?

Tantas memorias afloran ahora en tu cabeza sobre Yorick, el como te mintió, traicionó, hirió, insultó y calumnió, no es más que un canalla, no merece ni el aire que respira:

-Vas ha lamentar haber venido maldito cabrón miserable- dice mientras sus círculos cabalísticos empezaban ha iluminarse detrás suya, la música ya había pasado y se podían ver las miradas tanto curiosas como preocupadas de los invitados de la boda apelotonados detrás del palco, los ojos de Irthruinviela estaban rodeados de una tristeza tal que haría llorar el corazón de quienquiera que los mirara, los de Teresa en cambio irradiaban una ira asesina mientras su mano sujetaba con mucha fuerza a su esposa para que no se expusiera a la amenaza que representaba ese desecho llamado "Yorick".

Un momento, ¿cabrón miserable?, eso no es propio de alguien tan delicada, fina y exquisita como la doncella de la luz, una expresión tan burda y soez suena fuera de lugar, resulta muy llamativo...extremadamente llamativo como para que no lo recordaras.

¿Hubo otra vez que dijo algo parecido?

La hubo...la hubo, solo lo dice cuando su ira no le permite decir frases más elegantes, fue cuando...

...





...cuando Teresa murió...






Ella murió.





Lo recuerdas










¿Lo recuerdas?












Yorick y Ereala te miran, esperan algo de ti, todos te están mirando.

¿Lo recuerdas?


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
“¿Qué está pasando? ¿Por qué ahora recuerdo esto? Por Dios… ¿Qué es la realidad? Yo… ¿A quién creo? ¿Qué hago? Lo mejor que puedo hacer… esa afrontar la realidad… y esto no es más que mi mente… ¿Podré hacer que vuelva Dullahan si creo un recuerdo de él? ¿Quién está detrás de esto? Lo más duro… será cuando salga de este sueño y tenga que volver a la pesadilla… cuando tenga que admitir que ellos están muertos… es todo tan real… su aroma… su tacto… sus sonrisas y risas que deleitan mis oídos y decoran mis ojos con lágrimas de felicidad y tristeza, les añoro… Pero tengo demasiados años ya, soy maduro desde hace demasiado tiempo… Se distinguir perfectamente lo que he de hacer y lo que no, quedarme en este sueño de placer y amor creado por los más puros deseos de mi alma no me podrán seducir… Porque yo soy… El Señor de la Sangre, lo que haya dejado a mi paso muere, la tierra se muere y los pastos se marchitan, las montañas son testigos de mi fúnebre marcha, el mar se contamina por culpa de los cadáveres que son arrojados al mar de las aldeas costeras las cuales yo arraso. Mi alma no es solamente vil, también muestro la bondad a quien lo merece, no tengo porque ser temido, pero debería serlo. Se como funciona el corazón de los seres humanos, sus corazones están desnudos en frente mía, después de tantos años se como son, ellos no me pueden engañar, este mundo es una mentira… Encontraré la salida, ellos solo son recuerdos tiernos y gentiles, debo rechazar este adornado sueño para volver a la desgraciada realidad.”

Dante los mira con desconfianza, pero solo se limita a extender el brazo y decir:

- Zharkez, dame una copa.
- ¿SeGuRo, En EsTe MoMeN…?
- ¡Ahora!

El elemental oscuro le sirve la copa y se la da con cuidado en su mano extendida. Dante la derrama lentamente en el suelo, el licor cae con fluidez, hasta que al quedarle un poco cantidad de líquido, este empieza a gotear lenta y suavemente. Dante se limita a mirar el charco que hay en el suelo, y conforme cae cada gota dice “ploc”, al principio de forma suave y pausada, hasta que cada vez lo decía más fuerte y con más violencia, hasta que terminaba gritando y tiró la copa vacía a una columna. La copa se rompió en varios trozos y en la sala reinó el silencio.

- Ploc… Ploc… Ploc… Ploc… Ploc… Ploc… PLOC… PLOC… PLOC… PLOC… PLOC… PLOC… PLOC,PLOC,PLOC,PLOC,PLOC,PLOC,PLOC,PLOC,PLOC,PLOC,PLOC.

Todos estaban atónitos, hasta el mismísimo Yorcik, que ni siquiera se esperaba tal reacción. Dante, como si no hubiera pasado nada, se pone las manos a la espalda con una de ellas mueve los dedos rápidamente como si estuviera moviendo unos hilos, mientras que con la otra decide pedir otra copa, la cual, se la solicita a Zharkez con un gesto y este responde trayéndole otra copa. Con la nueva copa en la mano, dice tranquilamente:

- Damas, caballeros, Yorick- dice guiñándolo un ojo a este para burlarse de él- Tan solo existe una perfección en el mundo, bueno, había dos, una de ellas era el antiguo Dante, el Señor de la Sangre, y la otra es la mente de todos y cada uno de nosotros… Todo lo que podemos crear en nuestra mente es simplemente perfecto… algo que jamás existirá en el mundo real… Esto, para mí es perfecto, tan solo hay una imperfección, tú- señala a Yorick- tú aquí sobras, por eso, te conviertes en el más real de aquí. Todos los demás… en realidad estáis muertos casi todos, pero, ¿qué mas da ahora? ¿Sabes una cosa Ereala? La primera vez que de escuché decir “maldito cabrón” fue cuando Teresa murió… Se me hace raro que no me desprecies, por cierto, tú también estás muerta. ¿De verdad ya no estoy maldito? ¿Ya no soy un vampiro? ¿Soy un humano? Vaya…-dice en tono de burla- Que diferente se siente uno… con taaaaaaantas limitaciones… tan débil e inútil como ignorante… aún les tengo manía a los humanos… Fueron quienes mataron a mi preciada Irthruinvieala…

- ¿Sabéis que más? Yo soy el aspecto del mal en Galgados, pero al parecer aquí soy el héroe de todos, quizás fue lo que siempre quise ser… - Dante cambia de repente la expresión de su rostro y dice furioso- Yo no necesito armas en mis manos, sucios y marchitos seres humanos… Yorick… tus entrañas bañan las paredes de mi mente, para todos eres escoria, adoraría escuchar tus gritos, y el como resonarían tus llantos cuando se acerque la hora de tu muerte. No obstante, solo deseo salir de aquí, así que disculpadme por favor… Ah, y Yorick, se que no es culpa tuya, pero esto por lo de mi familia.


Dante se aleja de todo el mundo no sin antes lanzarle la copa que tenía en la mano a Yorick, acto seguido, tras romperse al impactar contra el chamán y dividirse en varios fragmentos de cristal, Dante le propina un sonoro puñetazo con los nudillos en la cara que hace que retroceda varios pasos atrás. Se dirige lentamente hacia la salida de la sala.

Ver perfil de usuario
Música recomendada:

Dante

Dante se aleja de la sala con la sorprendida mirada de todos y cada uno de ellos, pese a que intentaba dar una apariencia impertérrita se le rompía el corazón salir de este lugar de ensueño, dejar a su hija, su esposa, la persona que había prometido cumplir su sueño...

Abrió la puerta con fuerza, no pensaba volver.

La negrura le daba la bienvenida, una oscuridad total y perenne por la que el vampiro caminaba mientras dejaba una estela de sangre que se expandía a su paso.

¿Por qué te marchas?

Puedo mejorarlo, mostrarte algo mejor si quisieras

No te marches
Decía una voz en su cabeza que resonaba, no era otra que su propia voz pugnando para que se quedara, notaba como más y más recuerdos falsos empezaban ha crearse en su mente, recuerdos que sobreescribían el pasado para mostrarle otra identidad con la esperanza de que desistiera de su rebeldía, más y más recuerdos de las personas que amaba para que fuera todo lo suficientemente atractivo como para que se quedaras.

Es horrible, es horrible tener que decirle adios a todas esas cosas por una realidad mucho menos acogedora, una realidad triste y fría, pero estaba haciendo lo correcto, ¿no?, todo esto era por una buena causa, para redimir su corazón y traer la paz que ella quería al mundo, ¿no?

No puede haber sido en vano...

El antiguo señor de la sangre nota un cálido cosquilleo en su mejilla, es lo único que siente puesto que el frío ha eliminado casi por completo de su capacidad de sentir, nota como a su nariz le llega un aliento cálido seguido de un humedicimiento de forma periódica en su mejilla, tras no poco esfuerzo abre los ojos para ver que se trataba, podía observar el hocico de un gran lobo blanco, al ver como recuperaba el conocimiento este aulló y dio media vuelta perdiéndose entre la espesura, por alguna razón sabía que se trataba de una parte suya, una parte de la consciencia de Kazimir que pugnaba por despertar.

Observas una vez más el bosque nevado de pinos, has vuelto a la realidad...la triste realidad.
Mientras avanzas oyes unas voces.

No tenía nombre.

No sabía de donde venía.

Vine aquí débil desde una antigua y remota isla, era una idea, un sueño, asustado y tímido capaz de desaparecer con una leve brizna de viento. Tenía hambre y necesitaba comida.

Y los encontré a ellos, los humanos, estaban llenos de comida. Llenos de esperanzas, de ira, odio, amor, tristeza. De pasión. Eran un festín para mí y me alimenté, recordé quien era y porque había venido aquí.

Ha dejado de nevar.

Soy el pesar, el odio y el invierno. Soy el dolor y la pena, soy la vejez, la podredumbre y sangre caliente manando del recién asesinado. Soy los marjales y las tundras, las tormentas y los vendavales. Soy el cadáver podrido bajo la zanja, la carne arrancada de los cuervos, los gritos de los muertos, la sangre derramada salpicando la tierra quemada, el rastro del vandaval que recorre con furia la tierra, el grito del cervatillo alcanzado por la flecha y el terror que encoje el corazón de los hombres.
Los pinos empiezan ha perder sus hojas conforme avanzas.

Pero no era más que una mitad de un todo, era incompleto, le necesitaba a él, y necesitaba que viniera a mí para volver a ser uno. Porque la muerte no existe sin vida y la tristeza sin felicidad.

Así que la esperé a ella, ella vendría aquí.

Los árboles se tornan grises, sus ramas se vuelven más alargadas y con mayores ramificaciones dando lugar a una cúpula de ramas cenicientas en un suelo de huesos y cenizas.

Rebosaba felicidad, rebosaba alegría, rebosaba esperanza, era un festín de sentimientos de los que me iba ha alimentar, pero no podía enfrentarme a ella, siempre estaba acompañada de esa carcasa andante de metal imposible de escudriñar, así que necesitaba a alguien, les necesitaba a ellos.

Y ELLOS VINIERON A MI.

La tristeza y el odio que sintieron cuando supieron lo que hicieron les volvió dementes y yo me sacié de la esperanza perdida y de la desesperación de sus almas, comí hasta que no pude más. Y así llegó él, desesperado como todos los demás de haber contemplado lo que ocurrió y se sumió en un sueño, en mi sueño.

Y entonces vinisteis vosotros con vuestra eterna curiosidad ha entrar donde no os llamaban, pero os salió caro porque uno de vosotros se quedó aquí, no pudo salir, su poder era demasiado atractivo y demasiado suculento para dejarlo escapar. Pero él no me dejó, no me dejó alimentarme, y mientras que mi mitad me atormentaba en mi propio sueño él se congeló a sí mismo, para que no pudiera saciarme de sus sentimientos, me sentía morir, me moría lentamente de hambre, iba ha volver ha ser una sombra otra vez, nada más que una idea débil y frágil perdida en la inmensidad de la eternidad.

Un brillo rojo empieza ha observarse entre los troncos débiles y agrietados de los árboles, hace rato que no hay frío, mas bien al contrario, una extraña calidez que emana desde ese brillo. Al acercarte observas el tronco de un árbol mucho más crecido y más contorsionado, abultado en su base y totalmente hueco, en el interior de su vacía corteza se haya el origen del brillo rojizo, un gran corazón que late con fuerza, emite pulsos a través de los árboles. Se trata de la forma corpórea del espíritu.

Yo soy Taur´ed Thon, soy el odio y el terror de todos vosotros, pero también soy el motivo de vuestra alegría, os ofrezco el paraíso que desde este mundo no podéis alcanzar a cambio de vuestra esencia vital, un pacto que se cierra con la muerte pero dulce, una dulcificación como nunca encontraréis en vida, soy odiado mas necesario, soy la razón, soy el motivo y soy la causa. Debe de haber una razón para todo, ¿no?, ¿cómo si no se explica todas las miserias y tristezas que ocurren en este mundo?, así fui concebido, porque vosotros me necesitasteis, porque necesitabais una razón y yo os la dí.
Soy la muerte, soy la vida, soy el origen y el final.

El corazón deja de latir y los pensamientos en tu cabeza finalizan, físicamente no tiene ningún medio para defenderse una vez descubierto su trampa psíquica, se encuentra totalmente a tu merced.

La decisión es tuya.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es


Con una mezcla de todos los sentimientos posibles a excepción de los positivos y agradables, Dante no sabía que decir ni como reaccionar, el odio le consumía, el dolor le mataba, la tristeza le ahogaba, la culpa le aplastaba y la inseguridad le burlaba. Tardó bastantes segundos en responder, pero una vez que tuvo las ideas claras y organizadas en su mente, le contesta al espíritu como siempre lo hizo, con burla, vileza y sabiduría:

- Vaya, así que… fuiste tú… todo el odio que jamás pude sentir fue por tu culpa… y yo sin saberlo… Entonces… ¿Tú eres la mente maestra, no? Y supongo que has perdido contra mi fortaleza mental… ¿De verdad creías que me quedaría en ese sueño malformado? ¿Ereala apreciándome? Por favor… Supongo que ella sigue viva al fin y al cabo y todo lo demás fue una ilusión… Se que ella vive, conozco demasiado bien a Ereala como para saber que ha sentido tu peligrosa presencia y nunca entraría en tu territorio sin ningún as en la manga… no llevaba nada encima… me aseguré bien… Ahora que te he vencido… me muestras tu corazón, o mejor dicho… tu punto débil para… ¿Matarte? ¿Qui-quieres qu-que yo… t-te mate…? ¿Crees que soy idiota?

La voz le temblaba a Dante, no por pavor, ni mucho menos, era la propia ira que ahora hablaba por él… De sus ojos escapaba un fulgor rojizo y oscuro que brillaba como nunca antes había brillado, parecía como si la propia luz muriese en su estela. Un manto de la más pura oscuridad se formaba en su espalda, su cabello comenzaba a moverse suavemente como si una brisa de aire casi imperceptible pero real le atravesase por completo, su voz grave, áspera y tan distorsionada le hacían por unos momentos la criatura más terrorífica que haya pisado Galgados jamás. Sus garras se hincaron en la madera y este las arrastraba con violencia llevándose lentamente pequeños trozos de madera consigo. El Señor de la Sangre le dice con pura furia:

- No te pienso matar, debes de pensar que soy una simple criatura ingenua y tonta si piensa que pondré fin a tu existencia… TÚ… Me quitaste lo que una vez llegué a querer más que a mi propia vida y al resto del mundo, y digo una vez porque mi pobre memoria me impide recordar a mi mujer y tampoco me permitía conocer la existencia de mi propio retoño… TÚ me lo arrebataste… mírate… dices ser… ¿La muerte? ¿La vida? ¿Origen? ¿Final? A pesar de que ya has estado en mi mente un sinfín de veces… ¿Sigues sin saber quién soy?

- No sabes con quien estás hablando… Si tu eres el dolor entonces soy yo quien te hace sufrir, si eres la pena yo soy quien te hará llorar, si eres la vejez yo seré la inmortalidad, si dices ser la sangre caliente del recién asesinado entonces yo seré el asesino. ¿Eres los marjales y las tundras? Entonces para ti soy los pantanos y los páramos infestados de muerte… Soy la miasma y la putrefacción. Si eres el cadáver podrido entonces yo soy los gusanos y los insectos que te comen, si eres la carne arrancada por los cuervos entonces yo seré el buitre que hunde el pico en tus entrañas y te devora, yo soy quien le lanza la flecha al cervatillo, soy quien derrama la sangre, quien hace gritar a los muertos. ¿No lo entiendes aún?

- Yo soy el Señor de la Sangre, todo lo que ocurre es gracias a mí, la raza humana existe en Galgados porque YO decidí dejar de matarlos y concederles la vida, todos lo que viven Galgados viven gracias a mí, YO soy quien les obsequió con la vida… La Sylvainn se cree muy inteligente, pero yo soy el rostro bañado por las sombras que se esconde de la Naturaleza, Ereala es aún muy infantil, ella cree que estamos jugando, lo que no sabe es que las cartas ya se barajaron… y yo gané. Si no regreso a mi Castillo y lo conquisto es porque quiero que mi sangre se siga creyendo que ella manda… porque se que protegerá el castillo y no tengo nada que temer si controla a todos mis súbditos… Ellos viven porque yo lo permito.


Dante pone sus dos manos en el corazón y empieza a acariciarlo lentamente de forma vil y maléfica y a continuación le dice:

- Tú aún no quieres desaparecer… ¿Verdad? ¿Imaginas desaparecer? ¿Te imaginas un mundo exactamente igual que este con la única diferencia… la cual es que tú nunca jamás hubieses existido? ¿Puedes imaginártelo? ¿Horrible, cierto? Tantos sentimientos que descubrir… tanto por devorar y comer… ¿Sabes qué? Puedes seguir existiendo, puedes seguir comiendo y devorando sentimientos… pero bajo mi orden… TÚ me servirás, y cumplirás conmigo el sueño de aquella persona a la que asesinaste y te alimentaste, cumplirás su último deseo… lo quieras… o no… Ahora mismo… no puedes elegir… Libera a los demás de tu encanto... bueno no, sigue, pero no los mates. ¿Qué más puedes hacer, escoria? Piensa y maquina bien con tu ambiciosa cabeza para existir otro día más, porque a no ser que se te ocurra alguna manera para servirme morirás.

- ¡VAMOS! ¡AHORA! TÚ HAS ARRUINADO MI VIDA, DESDE QUE DESPERTÉ SIEMPRE FUISTE TÚ, Y AHORA PAGARÁS, Y SUFRIRÁS. MIRA CONTRA QUIEN DECIDISTE ENFRENTARTE, YO SOY TU SEÑOR, PÓSTRATE ANTE MÍ SUCIO ESBIRRO… TEN POR SEGURO QUE CUANDO CUMPLAS EL SUEÑO DE QUIEN MATASTE, DESTRUIRÉ TODO LO QUE AMAS Y TODO LO QUE QUIERES, CONSUMIRÉ TUS SENTIMIENTOS, TE MORIRÁS DE HAMBRE Y DESTRUIRÉ TODAS LAS ISLAS HASTA DAR CON LA TUYA.

Dante seguía manteniendo sus manos en el corazón de aquel ser, y seguía hablando:

- Hazlo, ahora… te queda mucho por sufrir, ódiame… por favor… ódiame… ódiame… porque yo no pienso mostrar compasión… ni contigo… ni con nadie… Kazimir ha muerto, ahora soy solo Dante… Kazimir seguirá muerto hasta que haya completado mi venganza… destruye esta pesadilla…

Ver perfil de usuario
"Mierda mierda mierda me han visto, aunque la chica parece no haberse dado cuanta aún quiza tenga una oportunidad de escapar, pero solo escapare si logro ser mas rapido que ellos, crel que podre ser mas rápido si tiro todo. Si eso hare solo tengo que tirar mis cuchillos y salir corriendo, asi quiza gane un poco de tiempo y pueda escapar antes de que ella se de cuenta, pero ¿hacia donde corro? No se me da igual, solo quiero ir lejos de estos bichos y de esa cosa, pensar que ha matado a Ereala de un solo golpe, que barbaridad."


Tiro todos mi objetos al suelo incluidos cuchillo imantados, botellas de ron etc y salgo corriendo en la dirección mas alejada de los cadaveres y de la niña. Una vez que este lejos uso Llamada para que los cuchillos imantados vengan hacia mi posición.


Realizo una tirada de atletismo y acrobacias por si fuesen necesarias

Ver perfil de usuario
El miembro 'Henry Drake' ha efectuado la acción siguiente: Lanzamiento de dados


#1 'D100' :

#1 Resultados : 9

--------------------------------

#2 'D100' :

#2 Resultados : 74


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
Dante

El corazón deja de palpitar, el árbol deja de emitir un fulgor rojizo por un momento, pero después vuelve ha brillar y dice:

No puedo otorgarte tu deseo, pues mi lugar está aquí, no obstante puedo otorgarte uno de mis dones, si a cambio estableces lo que los humanos hacéis tan a menudo, ese vínculo verbal vinculante que llamáis como "juramento" de que no destruireis mi esencia física, aún me queda mucho por hacer. Si así lo haces te otorgaré uno de mis dones.

Vuelve ha hacerse el silencio.

¿Aceptáis?

La idea es tentadora, ciertamente poseer alguna de las habilidades de esta criatura sería un regalo preciado, un tesoro. No obstante le hiciste una promesa a Lucrecia, en el momento en que dejaste a Zharkez con vida, prometiste ser alguien mejor. ¿Dónde queda eso si dejas con vida a tamaña criatura que no solo no conoce la piedad ni la misericordia si no que encima se alimenta de ella y de las esperanzas del ser humano?, ¿hasta que punto el fin justifica los medios?, ¿qué diría Irthruinviela de todo esto?

La criatura espera tu respuesta.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
Tirada de iniciativa

Ver perfil de usuario
El miembro 'Henry Drake' ha efectuado la acción siguiente: Lanzamiento de dados


'D100' :

Resultados : 45


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
- ¿Qué…? ¡¿Qué diablos te crees que haces tuteando a tu señor?! ¿Acaso no sabes lo que es un siervo? ¡¿No ves que lo único que hace que sigas viviendo soy yo?! NO TIENES OPCIONES, NI SIQUIERA TE CONCEDO EL DERECHO DE ELEGIR. Me otorgarás todos tus dones y entonces así te dejaré vivir, ya que eres tan inútil como para siquiera moverte, me brindarás tus poderes que me sean necesarios… ¡Y deberías sentirte agradecido de que sea yo el que porte tus dones! ¡Soy un amo generoso al fin y al cabo, mi deber es proteger a mis siervos!

“Naturalmente, esperaría a que me diese sus poderes y después lo mataría sin piedad… pero fallaría a Lucrecia… aunque este ser sea el asesino de mi querida Irala… ni siquiera ella habría elegido la muerte de este ser… ella siempre ha sido tan bondadosa… buscaría motivos para mostrar la misericordia donde no los hay… Yo… QUIERO MATARLO, Y SI PUDIESE, QUERRÍA VER COMO LOS FRAGMENTOS DE MI ESPADÓN ESCARBAN SU CORAZÓN HASTA QUE QUEDE HECHO AÑICOS… Pero eso no pasará… aunque no esté de acuerdo, dije que sería misericordioso, amable y bondadoso con todos y cada uno de mis siervos, sin excepción alguna. Y esta monstruosidad es una sirviente mía, y me servirá y vivirá si se somete a mi autoridad… Ereala querrá matarle, pero no lo permitiré, no me importa que recursos usar… pero ni pensarlo dejaré que esa niñata, por muy sabia, autoritaria e inteligente que se crea ser, le ponga una falange de sus delicados dedos encima, es mi siervo, y lo cuidaré hasta que se muera y se pudra en esa aldea… por esa razón, ya pensaremos mi siervo y yo que hacer para que cuando libere a mis compañeros de su encanto, no lo maten y lo aniquilen sin posibilidad de defenderse.”

- Tranquilo siervo mío, vivirás hasta que dejes de servirme. No solo yo salgo ganando en esto, tu serás protegido por mí, si puedo, te traeré comida (humanos) y por supuesto, podrás seguir alimentándote y existiendo… Pero te tiene que quedar bien claro, que cada segundo de tu vida que pasa es gracias a mí, a que yo no te quiero matar porque me perteneces… Debes saber que yo soy tu Señor y me respetarás como si fuera un Dios… El juramento de servidumbre es lo que TÚ puedes aceptar o no, o lo aceptas y te sometes, o mueres y dejarás de existir… Tienes el derecho a elegir... Ahora entrégame tus dones… e infórmame del estado de mis compañeros, es una orden, siervo.

Ver perfil de usuario
Demasiado odio, demasiado conocimiento demasiado pronto... demasiado... golpeó al cielo, no importaba el motivo, él golpeó, hizo aquello que sabe hacer, aquello que sabe que funciona, aquello que es tan innato en el ser humano como respirar... violencia... juró proteger... pero ahora no importaba... dolía demasiado y él... el simplemente no entendía el dolor... Pero su golpe creó una estela... todo cambió... niebla... seguía sentado contemplando su alrededor... ¿Cuánto había pasado?... la niebla fue aclarándose y allí estaba... en el cráter...

No pensaba en nada claro... miles de palabras inconexas y demasiadas emociones, su brazo latía eso era real...

¨...¿Verdad?...¨


Entonces ocurrió el incidente con el extraño cilindro... aquello centró su cabeza por un instante...


...Ella dijo...
...Dijo...
...y no dirá...
...Wö...
...no...
...Dijo algo más...
...Noth...
...Pero...

...

>-¡Angus!, su alma es humana, eso es lo que importa, su forma física es diferente a la nuestra pero eso no significa que no tenga un corazón humano<

...

...¨Humano¨...
...¨Dijo humano¨...
...¨Noth¨...
...¨Gabriel¨...
...¨Wö¨...

- Zhenkong... -Musitó, entonces lo notó un sonido antinatural... cruel... a su espalda...

> - Solo es un niño<

...¿Niño?...

> - Nos llevará a la tierra prometida<

...¿Tierra?...

¿Por qué oía aquello?, lentamente se giraba hasta contemplar al ser...

- Tú... - Su voz era ronca, cargada de un odio visceral- T...ú... -Pronuncia mientras se levantaba lentamente-

El odio le cegaba, él ser devoraba la propia existencia y él solo podía mirar su sonrisa devoradora. Pero en un momento de lucidez entendió... aquel ser era aquello que había jurado aniquilar en nombre de Ereala...

- Tú... eres el mal... yo fui creado... tú destruyes la creación... tú... - El joven comenzó a calmarse y prepararse, no sabía nada del ser, atacarle sin calcular sería temerario, necesitaba aquello si se dejaba dominar estaría perdido y lo sabía...

Inspiró... y expiró...

- La realidad y la creación... me dieron la vida y las emociones... tú tratas de destruirlo... no... puedo permitirlo... -decía mientras bajaba su centro de gravedad preparándose para lo peor- ¡Detente! -Le gritó

Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 3 de 3.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.