Hágase el silencio en los cielos


No estás conectado. Conéctate o registrate

¿Qué fue de Platón?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 ¿Qué fue de Platón? el Jue Sep 15, 2016 10:19 pm

Música recomendada:





La historia de Angelo Zafrano está tildada del ocre tono de la miseria y la debilidad humama, realza que, ante todo, a veces los hombres son simplemente hombres y que los designios de los dioses son siempre gestas que no todos pueden realizar, y que el peso del remordimiento y la vergüenza a veces son una carga demasiado para llevar para una única persona.

En la ciudad de Enna, Angelo siempre ha sido adiestrado desde joven para la batalla, en un principado donde la fuerza y el poder hacen que los fuertes destaquen sobre los débiles y en una cultura donde hay que buscar todo lo necesario para ganar en la incipiente guerra con el Sacro Santo Imperio de Abel, Angelo se dedica en cuerpo y alma en las habilidades como guerrero para destacar sobre los demás.

El menor de cuatro hermanos, todos ellos nacidos para el combate, Angelo le costó mucho destacar, y además rodeado en un ambiente bélico donde el entrenamiento era constante, y por lo tanto, la moral debía de estar bien alta y no se aceptaba la debilidad.

Angelo luchaba todos los días, mental y fisicamente, para ser mejor, para mejorar sobre sus hermanos, para ser un orgullo en su familia, luchaba y luchaba y conseguía ganarse el favor y respeto de sus superiores, poco a poco, día tras día, la diferencia entre su sombra y la de sus hermanos se hacía más y más estrecha hasta que los podía considerar iguales.

Y tras una escaramuza de simulacro contra otro batallón demostró tener madera de líder, se sentía orgulloso, su familia lo estaba de él, pero entonces, observo que tras las sonrisas y sus dientes se hallaba el fuego de la envidia.

Angelo solo quería ser aceptado, solo quería ser querido, recordaba escabullirse tan solo para no tener que ver sus rostros de vez en cuando y se escondía en una pequeña biblioteca que había en la ciudad, la mayoría eran libros de guerra o periódicos sobre puestos de avanzada y fortalezas. Pero había un libro, en un pequeño estante, junto a otros en igual de deplorable estado, era un libro de filosofía, hablaba sobre un hombre, alguien llamado Platón, hablaba sobre un guardián, sobre alguien que superaba una caverna no habiendo visto más que sombras para ver la luz del sol que se le había sido denegado durante toda su vida y que todo lo que había vivido no eran más que fruslerías y sombras sobre un fuego.

¿Sería verdad?...¿estaría él viviendo en sombras?

¿Hay una vida más allá de la guerra, de la constante superación?

¿Esa vida sería para él?

Angelo volvió esa noche al entrenamiento, pero nunca más volvería a ser el mismo.

El resto de los días se le notaba distraído, sus tácticas antes efectivas ahora estavan siendo contraatacadas en los simulacros, los supervisores le observaban con miradas curiosas, la gente preguntaba que le pasaba y su liderazgo mermaba, él procuraba sacarse y borrarse los pensamientos de la cabeza pero no podía luchar contra ellos y al final volvía a escaparse a la biblioteca a seguir leyendo, un día incluso su hermano primogénito, Fabrizio, le espió, pero no dijo nada a su familia y compartieron el secreto.

Y llegó el día, el día en el que partirían a la guerra, había una patrulla del Sacro santo que se acercaba a la ciudad de Ascani, dijerón venir en son de paz como representantes de Arkangel para mediar unos pactos sobre las franjas de los principados circundantes pero no fue más que una excusa para que las negociaciones llegarán a la sangre, se habían adentrado mucho en el terriotorio de la Alianza Azur y en circunstancias normales hubiera provocado una guerra de no ser porque el propio Mathew Gaul ya había hecho pequeñas escaramuzas dentro del territorio del Imperio Abel y ellos lo sabían así que no podría usar éste acto ya que entonces ellos se defenderían diciendo que tan solo era una cuestión de defensa con respecto a los ataques que ya habían padecido.

Y así fue como Angelo y los tres regimientos de infantería junto con la propia Orden de la Cruz marchó a Ascani, la ciudad estaba en perfecto estado y los soldados habían atrincherado a los Imperiales en un valle cerca de ahí, les habían cortado la retirada y era cuestión de tiempo antes de aplastarles.

Y en ese momento, fue cuando intervinieron el regimiento de infantería.

Como una ola negra de metal y furia se abalanzaron los soldados de la Alianza Azur sobre los pobres supervivientes imperiales que habían ascendido la bandera blanca hace ya días sin respuesta, no hubo piedad para las almas que estaban en el valle, fueron exterminados sin dejar ni un solo prisionero demostrando la brutalidad que, a veces, se hacen en las guerras, que todo se justificaba siempre y cuando se llegará a la victoria.

Pero ésto fue demasiado para el corazón de Angelo, no pudo soportar semejante dantesco resultado y en la confusión del combate, cuando ya las fuerzas habían descendido y el caos reinaba, Angelo huyó del lugar, no sin antes sufrir dos flechas que se clavarón en su pecho cuando los arqueros de la Alianza azur vieron huir a alguien del combate.

Malherido, sin saber a donde ir, Angelo se adentró en las profundidades de un bosque que, según se dice, está encantado, los mitos que corren sobre éste lugar esque todo aquel que entra nunca vuelve a salir.

Pero lo que Angelo encontró ahí fue la paz....y la redención.

Una doncella de la luz, un poderoso elemental de luz, Iril, que acababa huir de un duro combate contra un demonio por una cuestión territorial y le provocó heridas fatales, quien, no tuvo más remedio que huir de la Vigilia para refugiarse en el mundo de los humanos a través de un portal.
No obstante la gravedad de sus heridas y la falta de encontrarse en un lugar afín a su elemento hacía que la vida se le escapara poco a poco, así que, viendo como se le escapaba delante de sus manos, sonrió y contempló la belleza de éste bosque por última vez, antigua obra de los Sylvain, recordando un tiempo donde ambos caminaban juntos.

Y en ese momento, delante de él se encontró un humano tan perdido como él, sus heridas eran fatales, y su vida casi llegaba a su fin.

...Él...lo que vió, fue la criatura más bella del mundo sonreírle antes de perder la inconsciencia.




Y tuvo un sueño, un sueño donde un ser resplandeciente, de aspecto femenino y con una voz dulce como el agua de la arroyo que se escapa de los pequeños guijarros, le susurra que el tiempo de ésta criatura se acaba, pero a la vez puede haber un resurgir de alguien que busca redención por sus actos y busca encontrar su lugar en el mundo.

Mientras Angelo estaba inconsciente llora...pues había sido elegido


Para cuando el cansado hombre despierta observa que sus heridas han sanado y, resposando en su pecho, hay una gran cruz de hierro y plata, adornada bellamente pero, que, al cogerla, observa que uno de sus extremos se extiende hasta el punto de dejar una larga cadena del mismo material con puas a los extremos, y, a voluntad, se retraen volviendo a convertirse en una cruz.



La bella figura le ha hablado, y él, se siente renovado, siente que tiene otra oportunidad, y de convertirse en algo más, un protector para los demás, para enseñar la palabra de la esperanza y el amor, el guardián de Platón.



Y desde ese momento Angelo renunció a su nombre y apellidos para pasar a ser llamado únicamente Platón.



Ay de los vencedores, pues el alma de Platón pronto se vió afectada por la presencia de la cruz, que le susurraba cosas, y, esperaba cosas de él. Él intentaba satisfacer cuando podía a la presencia y en la medida de lo que pueda difundir su creencia, su fé se le vio puesta a prueba varias veces a lo largo de los años.

Sentía que había algo que no encajaba, sentía que los designios de la diosa a veces escapaban a su comprensión.

¿No sería digno?

...

...

...


Pero entonces....llegó la aldea de Flaren

Y aquí es donde se encarta la historia de Platón con los sucesos que dieron paso a la Segunda Ruptura de los Cielos.
Hasta éste punto todo es incierto, lo poco que sabemos, esque Platón se encontró con la amalgama de almas llamada Damakin, el nigromante Árgonoth e incluso con el Vrykolaka certenario el Señor de la Sangre.

Teniendo en cuenta lo que sabemos de Platón probablemente su punto de vista, adiestrado desde pequeño en los códigos militares, no pudiera concebir tanta cantidad de criaturas y presencias sobrenaturales que chocaban con su lógica de una forma apabullante, sabemos que Damakin, Árgonoth y él llegaron a la antigua ciudad donde ahora se erige la Catedral de las Sombras, lugar donde reside el Señor de la Sangre (o habitaba) y que probablemente la locura o la ceguera se apoderaran de Platón en cuanto vio a semejante espectáculo.

Lo que si sabemos esque lo que los dioses tenían reservados para Platón fue demasiado para su mente humana y, si no perdió la cordura, pronto la perdería, que su mente humana intentó luchar desde el momento de su nacimiento solo para haberse visto recompensada por la desgracia.

Pero lo que si sabemos con seguridad es la culpa de Platón, la culpa por matar a la Duk´Zarist Irthruinvieala Dul Sylvania, probablemente la persona que más cariño llegó a tener en sus últimos años de la vida de Platón al haber huido de su familia y no tener a nadie con quien tener un contacto, y sin embargo se le fue arrebatado en una sola noche...por él mismo.

No hay justicia para semejante pecado....solo la muerte



Nunca más se volvió a saber de Platón

...

¿Por qué los dioses juegan así con las almas de los mortales?, ¿por qué siempre el destino ha de jugar de aquella manera tan burlona con las pobres almas de aquellos que lo único que buscan es alguien a quien amar o proteger?, ¿por qué las mejores de las intenciones se convierten siempre en el motivo de masacres?

Quizás, los dioses no sean más que simples humanos

Quizás, estemos malditos a repetir la misma historia


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.