Hágase el silencio en los cielos


No estás conectado. Conéctate o registrate

La Segunda Ruptura de los Cielos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 La Segunda Ruptura de los Cielos el Vie Sep 16, 2016 1:36 pm

Si hubiera que describir un comienzo de en qué momento todo llego a tambalearse, sería sin duda la aldea de Flaren



Una aldea destartalada y antigua, donde la superstición y la costumbre son ley en la aldea y donde los pocos que la habitan son hombres temerosos de Dios y religiosos hasta el extremo.

Y allí, en la noche de walpurguis del 30 de abril, el día donde los corazones de los habitantes de la aldea de Flaren tienen sus corazones atenazados por el terror, llegarón los iniciadores de lo que mucho más tarde sería la Segunda Ruptura de los Cielos.

Sabemos que fueron tres los que llegaron esa noche en la aldea de Flaren, el luchador Damakin, el sacerdote Árgonoth y el devoto Platón, y que en ese momento el destino les guió para que se encontrarán todos ellos con el personaje más enigmatico de todos en una de las posadas de la aldea de Flaren conocida como La jarra llena.

Ahí estaba una mujer de baja estatura con una silueta muy bella y femenina que era escondidas por unas ropas blancas que parecía de una sacerdotisa, y su rostro, era tan bello, que probablemente ninguno de los tres espectadores habría visto jamás algo tan bello, ella era Irthruinvieala Dul Sylvania



Su piel era blanca de una palidez marmólea, sus ojos eran dos llamas de color rojo vivo y su pelo era blanco ceniza, no obstante la belleza y la sonrisa de la mujer que tenía apariencia de niña no tenía parangon, y si sorprende su apariencia más sorprende aún su actitud pues, pese a ser una Duk´Zarist que habrá vivido más de un siglo, se comportaba como una niña inocente y preguntaba todo tipo de cosas a los aventureros como si nunca hubiera salido de una biblioteca.

Junto a ella, estaba su protector, superando casi los dos metros de altura y embutido en una completa armadura estaba su Caballero, su Protector, cuyo nombre no se conoce aún y del que se dice que nunca ha dicho una palabra a nadie, simplemente, viaja con la Irthruinvieala haya donde vaya ella.



Teniendo en cuenta que Irthruinviela es una de las Duk´zarist puras y con la gran y enorme debilidad que ésto conlleva para ellos es más que probable que la armadura del caballero así como su arma esté formada por madera de Ghestal y no por auténtico metal, no obstante, no se puede afirmar categóricamente que así sea ya que esos dos son un completo enigma y poco se sabe de ellos.

Los tres viajeros herederos del destino hablaron con la muchacha largo y tendido, ella reservó la posada y la compró entera para ella sola durante una sola noche para no tener oídos indiscretos y poder hablar con normalidad, no obstante no creemos que ella haya dicho algo de relevancia en ese momento, tal vez simplemente quisiera hablar con ellos tanto como ella quisiera y así satisfacer su curiosidad que tanto le caracteriza a ella.

Y, finalmente, llegó la noche

Aquí fue donde lo único que tenemos son teorías y conjeturas, nadie más que los que estaban ahí saben realmente qué es lo que ocurrió, o, quizás, puede que nisiquiera ellos lo sepan.
Lo que podemos decir esque en medio de la noche la tragedia cubrió esa posada y que Irthruinvieala yacía muerta en la cama con la cruz de Platón clavada al fondo en su garganta, y mientras que él la mataba alguien, probablemente Árgonoth, la aprehendía para que no pudiera escapar.





¿Habían sido controlados por la mente?, ¿obra de demonios?, ¿o quizás realmente Platón quería matar a la pobre muchacha?



Hasta ahora no sabemos la respuesta



Pero horas más tarde de irse y en medio de la noche, el posadero de la taberna volvió para coger unas medicinas que se había olvidado para su hija enferma y fue él el primero que vió lo sucedido, los dos artífices de la muerte de la joven esaban en shock y entonces él dio la alarma a la aldea por lo sucedido, en realidad, no le tenían apego a la muchacha, ella era una extraña al fin y al cabo. Pero era una noche donde los nervios estaban a flor de piel y donde el miedo por lo desconocido rápidamente conduce a la ira y ellos exiguían la sangre de los tres huéspedes que ahí estaban.

Ellos huyeron, no sin arrancar un collar que estaban reposando dulcemente junto a la fallecida e intentaron salir de la aldea. La entrada principal estaba obviamente tapada por la muchedumbre que se les acercaba con aperos de labranza y antorchas así que tuvieron que usar la fuerza para crear otra entrada a lo largo del cerco que había en los alrededores de la aldea.

A partir de ese momento el destino se hizo común entre los tres viajeros y continuaron el viaje para encontrar unos fragmentos de un espejo que buscaba Irthruinvieala, que fue una de las pocas cosas que les pudo contar del porqué de su viaje, cuando le preguntaron porqué lo hacía, ella les respondió que "era para salvar al mundo y hacer que todos sean felices"

Pero la noche les tenía reservado otros planes y los lobos, que estaban acechando ocultándose en las sombras alrededor de la aldea, decidieron que era el momento de darse un festín con los asustados viajeros así que les sorprendieron.

Y aunque ellos demostraron defenderse y derrotar a algunos no fue sino cuestión de tiempo que perdieran terreno y empezaran a correr buscando algún lugar donde ocultarse.

Y allí acabaron en unas antiguas ruinas.

¿Quien diría que al fondo de las ruinas se encontraba el Castillo de las Sombras y que alguien más estaba vigilando sus pasos?

Pero eso....es otra historia


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.