Hágase el silencio en los cielos


No estás conectado. Conéctate o registrate

Vuelta al Castillo de las Sombras, ¿la sangre se alía con su señor?

Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 2.]

El señor de la sangre sigue contemplando extasiado a la bella muchacha que casi parece que la muerte no la ha alcanzado, pues la putrefacción no la ha afectado en lo más mínimo, salvo que su piel se ha tornado de un color casi azulado por las aguas estancadas y su pelo ha perdido gran parte del brillo que poseía antaño, quedando ahora solo unos restos de pelo anaranjado que combinan con sus ojos que son dos fulgores de rubíes:

-Oh… pero que agradable ambiente, este precioso olor a muerte… este hermoso paraje… que lugar tan encantador has hecho tu solita aquí… ¡Pero que maravilla! Me alegro de volver a verte, Ophelia, parece que aún me eres leal, he estado demasiado tiempo juntándome con esos asquerosos humanos… Bueno, ¿a qué te refieres con que mi castillo me reclama?
-Oh mi príncipe, me halagas, pero se te requiere de tu presencia por que alguien te...reclama, alguien que se preocupa por tí, como yo, y como todos nosotros en el Castillo de las Sombras, alguien que sabe lo mejor para tí puesto que nuestro encantador príncipe está aquejado de una gran enfermedad

El Señor de la Sangre, extrañado, le pregunta a la criatura que la mira con una sonrisa dulce desde la superficie del lago:

-¿Mi hija está a salvo? La única aliada que me queda allí es mi hija Lucrecia y Zahrkez

En ese momento empieza ha reírse:

-Pues claro que está a salvo mi Señor, nunca le haríamos nada a la legítima heredera de nuestro Castillo, al igual que vos, ha sido terca y obtusa, pero finalmente ha entendido que nuestro propósito es el mismo que el suyo y que tan solo queremos su bienestar mi señor. En cuento a Zahrkez, esa alimaña y babosa aún se muestra rebelde, imaginábamos que se habría liberado del control de mi Maestro...pero no importa, pronto le pondremos remedio. Y en cuento a ésta criaturita -dice mirando a Teresa, que en ese momento lazos de agua salen de la superficie del lago para aprehender a Teresa y acercarla lentamente a Ophelia, quien la acaricia levemente su rostro- ¿es un presente mi señor?, oh, vos sabéis lo mucho que me gustan las mujeres jóvenes que aún poseen una chispa de vida en su interior, yo la llevaré al paraíso donde pertenece, y la haré una nueva hija para mí. Si....veo que ha sufrido, se le nota en su piel y en sus huesos...tan bella y tan frágil, pero no os preocupéis, ella pronto dejará de sufrir para siempre y gozara dichosa en mi seno junto a mi...para el resto de la eternidad.

En ese momento Teresa está tan cerca de la nigromante no muerta que la abraza de una forma cariñosa y maternal mientras os dice:

-Ha sido un placer mi príncipe, os esperamos en el Castillo

Ophelia se hunde en el agua abrazada a Teresa poco a poco hasta que no se ve absolutamente nada en el lago, el ambiente de pudredumbre desaparece levemente, y el lago estancado que estaba frente a ti aunque aún tiene ese hedor y siguen flotando toda clase de criaturas muertas ahora vuelve a su color normal.

En ese momento recuerdas una cosa

...

Ophelia nunca ha tenido los ojos rojos.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
"No... sus ojos... eran del color de la sangre... he confiado en ella porque era mi aliada, pero no me acordé si quiera de sus ojos, ¿cómo es posible? Mi memoria... cada vez que pienso en el castillo se nubla mi mente... es como si un pasado de mi existencia hubiera quedado suprimido de por siempre. ¿Ha dicho que le quedaba una chispa de vida? ¿No estaba Teresa muerta? Esa niña es sorprendente..."

Aquella criatura que hace un rato pensaba que no solo había perdido toco lo que le quedaba, si no que no pudo cumplir con su promesa, la promesa que le hizo a un ser  probablemente al que más afecto tenía, de pronto se le lumino los ojos en los que en antaño albergaban una absoluta oscuridad y maldad, esperanza, algo que Itrhuvieala le concedió, esa niña y su pequeña chispa de vida que le quedaba eran su esperanza.

"No estoy interpretando bien mi papel... se supone que tengo que ser un mártir por Teresa... y lo sería por mis sirvientes... pero la sangre maldita se esonde en sus corazones... tengo que actuar con viscerabilidad... no me puedo fiar de nadie en mi castillo. Serán mi presa por traicionarme... la primera víctima fui yo... y ahora ellos están acorralados en la desembocadura de sus vidas... Está claro que es una trampa... pero Teresa morirá, y mi hija está en peligro... Cada mechón de pelo que sus sucias zarpas hayan tocado, será un jirón de piel más que arrancar... las salvaré... lo juro por mi estirpe..."

Tras meditar un rato el que hacer, decide utilizar la piedra dragón que le entregó su hija Lucrecia para ir en cualquier momento a su "hogar" el Castillo de las Sombras . Si el Señor de la Sangre tiene algo claro, esque no habrá piedad contra los traidores.

Editado: 4 PXs

Ver perfil de usuario
Música recomendada:

Y con esa autodeclaración fue así como, el Señor de la Sangre, sacó de su vestimenta el medallón del Dragón y vió como brillaba, ¿sería acaso que el medallón respondía a la voluntad de su señor?, independientemente lo que es seguro es que Dante cruzó el portal, y mientras lo cruzaba, escuchó una vez más los pensamientos más arraigados en su interior bajo una oscura neblina roja

"Vuelve a nosotros..."

"Somos tu verdadera familia..."

"No hay nada en el exterior para tí..."

Incontables voces, tanto de mujeres como de hombres, tanto niños como adultos, se sumaban en un único coro cuyo único propósito era turbar las emociones del Señor de la Sangre que actuaba tan impertérrito como era capaz, hasta que finalmente vio una luz al final de la neblina y fue capaz de atravesar sus propiios pensamientos.

Tras el mareo y la nausea propio de la magia de teletransportación Dante llegó a la bóveda de un edificio que no tardó en descubrir cual era, se encontraba en la catedral de marfíl que se erigía en el extremo del Ala de la Dama, donde no hace mucho luchó contra la criatura de sombra y donde Lucrecia estaba por última vez.

Pero no estaba...

La catedral estaba totalmente vacía, y una vez el Señor de la Sangre abrió la gran puerta de la catedral no vió nada más que la nada, un erial de estatuas y edificios abandonados de piedra que antiguamente refulgían con gran orgullo y por ser una maravilla arquitectónica y ahora no eran más que ruinas con un antiguo remanente de gloria perdida hace tiempo:

-Oh, MiRa A QuIeN TeMeMoS aQuÍ -dice una voz rasposa que revolotea alrededor de la catedral- El hIjO PrÓdIgO, El nIñO PeRdIdO, eL PrÍnCiPe SiN tRoNo, El hErEdErO DeShErEdAdO, LaS mAlAs NuEvAs ViEnEn A vOs CuAl tOrMeNtA AtRoNaDoRa Y mIeNtRaS QuE vOs Os hUnDíS Mi pRíNcIpE, Yo mE hAgO MáS fUeRtE. BiEnVeNiDo vIsItAnTe, BiEnVeNiDo A lA RuInA dEcAdEnTe De lO QuE oTrOrA AnTeS eRa Un pRíNcIpE De sAnGrE y EmPeRaDoR EnTrE lOs SuYoS. DiSfRuTa dE La vIsItA ViAjErO, pUeS NaDa qUeDa Ya pArA AqUeL qUe Se eRgUíA De fOrMa TaN aRrOgAnTe CoMo "SeÑoR dE La SaNgRe", Su sUbIdA aL PoDeR y sU DoMinIo HaN sIdO TaN vElOcEs CoMo rÁpIdA eS Su cAíDa y FrAcAsO.

La sombra finalmente al decir estas palabras se acerca a Dante de forma arrogante y, si pudiera, sonreiría, mas es un elemental creado puramente por sombras y con sus extremedidades aberrantemente alargadas en forma de garras que se hacen corpóreas delante de Kazimir.
Zharkez continua con su monólogo:

-No ObStAnTe, nO TeMaS, pOrQuE hE VeNiDo Ha aYuDaRtE "Mi sEñOr" -dice de forma sarcástica- CoNsIdErA eStO Mi pAgO PoR hAbErMe SaLvAdO lA ViDa y pOr La aYuDa De tU PeQuEñA hIjItA, AsÍ qUe PrEgÚnTaMe...."Mi pRíNcIpE"


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
Con una mirada de desprecio y una seriedad fría como la hoja de su guadaña, le aplaude levemente y con una sonrisa le dice:

-Pero que guión tan absurdo para un sabio elemental… ah no, espera… es imposible que la sangre controle a una paria taaaaaaaan estúpidamente osada como tú. Aprovecha ahora para ridiculizarme de mi débil estatus actual… al menos tengo el orgullo de no implorar por mi vida… jajaja… todavía tengo esa imagen grabada a fuego en mi mente… le tienes que estar muy agradecido a mi hija, ¿eh?

Un fulgor de un suave rojo oscuro brota de los ojos del Señor de la Sangre, con una seriedad absoluta, tira con fuerza al suelo el ataúd de Dullahan, mientras que este sale de él… La parca se mueve lenta y ligeramente por la sala, orbitando alrededor de Dante y del elemental, Dante con una horrible voz grave, parecida a la que utilizo antes en Flaren, le dice al elemental:

-¡¿De qué diablos hablas?! ¿Es qué acaso el coste de tu vida es el de unas simples preguntas con respuestas? Tu vida, por tu libertad y obediencia. No me importan tus arrogantes comentarios que hagas sobre mí, tú me has de ser leal, así lo acordamos... En los elementales residen un orgullo y honor incuestionables… ¿Acaso tú mismo respetas tu propia palabra? El odio ha unido aquel trato…

-Responde, ¿dónde está mi hija? ¿Qué ha pasado durante mi ausencia? ¿Por qué las calles están ahora vacias?

Tras esto, Kazimir toma aire profundamente… este se sienta sobre el ataúd y con un elegante movimiento de dedos coloca a Dullahan al lado de Zarhkez, y se arrodilla ante Kazimir, una muestra de respeto clásica. El Señor de la Sangre apoya el codo izquierdo sobre su rodilla, y sabiendo que seguramente no lo haga, le dice con una voz estricta, intimidante y autoritaria:

Editado: 4 PXs

Ver perfil de usuario
El elemental de oscuridad ríe, o lo haría si pudiera, mas su risa parece más bien una carcajada propia de un lunático que resuena a través de la estancia de la catedral mientras que de forma exagerada y cómica se retuerce como si estuviera sufriendo una fuerte dolencia, un aspavientos que no hace más que exagerar el teatro que está realizando como si fingiera estar muy herido por las palabras del Señor de la sangre, mas en cambio a la velocidad del rayo toda su actuación es interrumpida y su rostro se vuelve seriio mientras que tiene sus cuchillas de negrura ya en forma de tenaza sobre la garganta de Dante en un tiempo tal que ni siquiera ha podido preveerlo el ojo del señor vampiro, una gran demostración de que no solo no le importaba a Zharkez lo que pudiera él decirle, si no que además demuestra sus nuevos poderes pudiendo arrebatarle la vida o al menos poner en serio peligro a Kazimir:

-PoCaS mEzClAs ReSuLtAn mÁs PeLiGrOsAs qUe UnA dOsIs EnTrE iGnOrAnCiA y aRrOgAnCiA "Mi pRíNcIpE", HaRíAiS bIeN En sOpEsAr VuEsTrAs pAlAbRaS MuChO mEjOr De lO QuE lO HaBéIs HeChO hAsTa AhOrA, nO EsPeReS aSuStArMe CoN eSe RiDíCuLo jUgUeTe RoTo qUe Me eStÁs EnSeÑaNdO

Lo que normalmente sería un motivo de mayor terror y agonía por parte de un tercero o de una persona normal y corriente, para el anciano elemental de sombras que conoce el Castillo de las Sombras (y de hecho al propio Señor de la Sangre) mejor que el propio propietario hace que la vista de Dullahan, que se le ve a simple vista no solamente desprovisto de casi todo el poder que poseía antaño, si no que además está en un estado deplorable fruto del combate tanto contra la Falange de almas como contra la propia Teresa, la mayor parte de la armadura de Dullahan está rota y ha sido remendado de forma improvisada y descuidada con los hilos de sangre del propio Kazimir, haciendo que todo su aspecto aterrador haya desaparecido y no sea para Zharkez una demostración más de todo el poder que ha perdido el Señor de la Sangre y lo triste y ridículo que ahora es en comparación con él:

-No oBsTaNtE Si hAy UnA cOsA QuE hAbÉiS AcErTaDo, sIgO En dEuDa cOn VoS y vUeStRa HiJa, pErO MáS oS VaLdRíA eMpEzAr A tOmArMe ReSpEtO o pOdÉiS LaMeNtArLo...mUcHo. La dUlCe LuCrEcIa eStÁ FuErA dE VuEsTrO aLcAnCe AhOrA, y vUeStRa SaNgRe oS ReClAmA eN La GrAn CaTeDrAl, vUeStRoS AlIaDoS sE DeSvAnEcEn cOmO El vIeNtO, SoLo mE TeNeÍs A mÍ, y Os oDiO "Mi sEñOr", Os oDiO y mE ReGoDeO dE vUeStRa DeSgRaCiA, pErO No oBsTaNtE Os pUeDo AyUdAr cOn AlGo mÁs -dice mientras su rostro parece que muestra lo más parecido a lo que puede hacer un elemental mientras se oye una leve cacofonía que resuena en todas y en ninguna parte a la vez- Mas aNtEs TeNeÍs QuE aYuDaRmE a Mí.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
“Lo he visto venir, el tiene toda la razón del mundo… Dullahan ya no intimida con ese aspecto, y él ahora mismo me puede matar en cualquier momento… sin duda alguna, lo necesito, ¿a qué se referirá con que la sangre me espera en la catedral? Parece todo ser una trampa… pero he de arriesgarme… porque el súbdito más poderoso que tengo no es ni Zahrkez ni Lucrecia… si no, Teresa…”

Tras un largo suspiro, Dante guarda a Dullahan en su ataúd y se levanta de este, y apartando la sombría garra de su cuello, le dice:

Vaya actuación… Tengo pendientes unas cuantas mejoras con Dullahan… pero he de admitir que ya no es lo mismo de antes… No importa, tengo grandes planes, pero antes he de ayudarte, ¿qué diablos has hecho para necesitar mi ayuda?

Editado: 2 PXs

Ver perfil de usuario
El elemental, complacido, prosigue su relato:

-HaY uNa GeMa, eN UnA dE LaS eNtRaDaS De lA CaTeDrAl dE LaS SoMbRaS, qUe CoRrOmPiStE cOn PoDeR lUmÍnIcO CoN eL ÚnIcO fIn dE ToRtUrArMe y dE ApRiSiOnArMe aQuÍ, AuNqUe sUpOnGo QuE nO Te aCuErDaS, PeRo aNtAñO EsA eRa La eSeNcIa MoRiBuNdA dE OtRa cRiAtUrA OsCuRa Y sOmBrÍa De mÁs AlLá dEl SaMsArA, lA CrIaTuRa mUrIó CoNtRa uN AnTiGuO iNqUiSiDoR Y aL MoRiR sU EsEnCiA sE CrIsTaLiZó, yO EnCoNtRé eSa GeMa y aNtAñO FuE eL MoTiVo pOr El qUe ErA tAn TeMiDo, mAs AhOrA eS UnA sImPlE DeCoRaCiÓn qUe Tu ExHíBes pArA AtOrMeNtArMe Y oBlIgArMe a PeRtEnEcEr a eStE LuGaR, tIeNeS qUe Ir aLlÍ y RoMpRr lA GeMa y La mAgIa LuMíNiCa qUe La cUsToDiA PaRa qUe VuElVa Ha rEcUpErAr Su pOdEr, PaRa eLlO TeNdRáS qUe ReSoLvEr uN AcErTiJo, pErO EsO pOdEmOs HaBlArLo cUaNdO EsTeMos aHí.

Empiezas ha sopesar tus opciones, podrías ayudar a Zharkez, pero sabes que eso es jugar con una espada de doble filo, hacerlo más poderoso probablemente significará tanto más lealtad de su parte como el darle opciones también a que te traicione, si no podrías acudir a la Gran Catedral a acudir a la audiencia de la Sangre pero suena a trampa, y por último aún tienes que lidiar cuentas con la Gran araña...por no decir del estado actual de Dullahan pero no tienes tiempo para todo.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
“¿Utilicé un cristal para torturarle? Ahora me parece normal que me odie tanto… es una pena que no me acuerde… serían unos gritos maravillosos… pero eso no importa, lo mejor que puedo hacer ahora es ayudarle, ir a la catedral solo no es una opción, y menos aún enfrentarme a Ank´relemek. Ayudarle y volverlo aún más poderoso significa un gran riesgo con una gran recompensa, necesito su lealtad, de todas maneras, si consigo encontrar y curar a Teresa… ella puede hacerle pedazos… lo se… Tal vez la catedral no sea una trampa y eso es lo que me quieren hacer creer, puede que Zahrkez me conduzca hasta una trampa… tendré que tener cuidado, no puedo hacer mucho más.”

Tras escuchar su monólogo, Dante poco convencido le dice:

-¿Para qué? ¿Para que seas más poderoso aún? ¿Para que te sea más fácil traicionarme? ¿Es eso? No solo quiero tu ayuda a cambio, si no, también tu lealtad absoluta, no quiero tu obediencia… solo tu lealtad… se lo que estás pensando… y no es miedo, de hecho, que me ayudes me agrada mucho…

Dante extiende su brazo y con la garra del otro brazo se corta parcialmente la palma de la mano, nada serio, pero lo suficiente para que sangrase. Kazimir cierra el puño mientras la sangre chorrea, la sangre se cuela entre sus dedos y cae suavemente hacia el suelo salpicando. Dante con un rostro serio le dice:

-Si vas a jurar lealtad jurémoslo con un lazo de sangre… No quiero tonterías, se que te vas a rebelar contra mí tarde o temprano, pero ahora mismo no es el momento. Adelante, condúceme hasta el cristal, pero antes, ¿hay trato?

“Podría chantajearle perfectamente con el cristal, podría volver a torturarlo, así tendría para siempre un poderoso aliado que nunca me podrá contradecir, será un esclavo, una marioneta… y sufrirá por su osadía… sin embargo, no lo haré, no solo por Lucrecia, si no porque yo también creo que esa actitud tan despiadada hacia mis propios súbditos es del todo inapropiada… quienes me sirven no deberían de estar tan limitados, y mucho menos sufrir por ello…”

Editado: 4 PXs

Ver perfil de usuario
Zharkez te mira atentamente como si estuviera sopesando la situación ahsta finalmente decirte:

-Un PoCo ARtE PaRa lA HuMiLdAd "Mi pRíNcIpE" Y yA Os hE OfReCiDo mI LeAlTaD....tEmPoRaLmEnTe, QuIeEo vErOs SuFrIr y sEnNiRoS HuMiLlAdOs tAl CoMo yO Lo hE SuFrIdO, pErO AhOrA nO Es eL MoMeNO, tEnÉiS EnEmIgSs mÁs AcUcIaNtEs dE lOs QuE eNcArGaRoS "Mi sEñOr", AsÍ qUe No tEnDrÉiS Mi lEaLtAd AbSoLuTa, eStO Es tAn SoLo uNa AlIaNzA tEmPoRaL, NaDa mÁs.

Dicho esto salís por fin de la catedral en dirección a la entrada que se encontraba relativamente cerca de la Gran Catedral, es un trayecto largo, por el que mientras caminais todavía podéis ver algún que otro residente del Ala de la Dama, esqueletos y no muertos andando sin objetivo y vagando por las muertas calles del Castillo:

-EsTa pArTe DeL CaStIlLo, aQuÍ Se eReGuIa uNa CiUdAd De uNa AnTiGuA cUlTuRa, Se lE cOnOcÍa CoMo SeLeNa UlDeN, "lA ZoNa dE MeDiTaCiÓn", aQuÍ LoS hAbItAnTeS CoNsTrUíAn lAs EsTaTuAs mÁs HeRmOsAs qUe PoDíAn iMaGiNaR Y lA DaBaN fOrMa En hOnOr A lAs BeRyLs, fUe ToDo aNtEs De qUe LlEgArAs aQuÍ, MaSaCrArAs a ToDoS sUs HaBiTaNtEs y CoNsTrUyErAs dEsDe AqUí tU PoRtEnToSo CaStIlLo eN RuInAs. CoNtEmPlA lAs CoNsEcUeNcIaS dE TuS aCtOs SeÑoR dE La SaNgEe.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
“Con que yo provoque todo esto, ¿eh? De un hermoso pueblo a un castillo es ruinas, todos sus habitantes… viviendo sus mundanas vidas tranquilas… hasta que llegué yo y los maté a todos y cada uno de ellos… No se si el poder me cegó, o fue mis ansias de sangre… Podría decir que no me arrepiento de nada, pero también podría decir que me arrepiento de todo… Puedo creer que no lo hice con conciencia propia… pero también puedo decir que lo hice solamente para verlos sufrir, ver como se arrastraban como gusanos implorando por su vida… ¿Qué es lo que está pasando? No recuerdo… no puedo recordar… la noche me tapa la vista… aún no he abierto los ojos… ¿Estoy cuerdo por qué tengo menos poder? O quizás antes lo estaba y ahora estoy demente y por eso me lo pregunto todo. Tengo que temer la sangre… la que me da poder… la sangre maldita… ¿Cómo tendría que actuar ahora? ¿Hacer que me teman será lo correcto? Debería… ¿Perdonarlos?... o… ¿Matarlos? Tal vez no pueda hacer esto solo… o puede que lo tenga que hacer… Necesito… seguir avanzando para recordar…”

Dante conforme camina al lado del elemental, va observando el “hermoso” paisaje que hay al su alrededor. Él aún lo recuerda, los gritos de las mujeres, el hedor de la sangre, los rugidos de las bestias… todo era tan familiar… Complacido, le dice a Zahrkez mientras continúan caminando:

-Que hermosura… ¿El Señor de la Sangre de tendría que arrepentir? Dime, Zahrkez, ¿Por qué crees que lo hice? ¿Crees que yo disfrutaba con esto? O… ¿Tal vez hubiese un motivo?

Tras una breve pausa, le dice con un pequeño suspiro:

-El inframundo se está quedando vacío… Dentro de poco… tendré mi ventaja…

Editado: 3 PXs

Ver perfil de usuario
-SoLo El SeÑoR dE La SaNgRe PoDrÍa rEsPoNdEreT A eSa PrEgUnTa, En cUaNtO A mÍ, TaN sOlO Me dElEiTo ViEnDo cOmO Se iMpArTe La jUsTiCiA qUe TaNtO He aNsIaDo, EsTo nO Es eL CaStIlLo dE LaS SoMbRaS oH "Mi pRiNcÍpE", EsTo eS La cIuDaD dEl PeCaDo...dE TUS PeCaDoS.

Dicho esto el silencio reina en la zona, las palabras se marchitan en el ambiente y son arrastrada por el pesado aire que se agolpa en la enorme caverna donde os encontráis donde lo único que se escucha es el sonido de las botas del Señor de la Sangre avanzando con toda la rapidez que es capaz por las calles de mármol y piedra del gran castillo, tras unas horas atravesáis por fin sin contratiempos el Ala de la Dama, ahora las calles y edificios son transformados por antiguas tiendas y tendederos de madera ya podrida con el tiempo, de hierro oxidado y de piedra ennegrecida con el paso del tiempo, el lugar otrora una plaza de mercado rodeado de calles llenas de tiendas ahora es una tumba congelada de un tiempo que nunca más volverá y que se llama este sector como El ala del Norte:

-EsTe lUgAr....SuMuS ALöN, sE LlAmAbA....sI....Se lLaMaBa, AhOrA lO GuArDaN lOs MuErToS sI....FaNtAsMaS y cEnIzAs, MuDoS tEsTiGoS dE Tu cRuElDaD, AqUí sE CrEaBa y PuLíA aNtIgUa MaDeRa qUe Se uSaBa PaRa lAs EsPaDaS y ArMaDuRaS dE AqUeLlOs qUe MoRaBaN La cIuDaD, MS aHoRa SoLo eStÁ El vAcÍo

O Zahrkez ha conseguido junto con sus habilidades belicistas el Don de la mentira o has perdido mucho más de tu memoria de lo que imaginabas, ya que nada de lo que te dice te suena remotamente, aunque, por el aspecto del lugar, tendría sentido que aquí fuera donde se establecían los puestos de comercio, y si esto es lo que libremente te cuenta el espectro oscuro, quien sabe lo que guarda él para si mismo.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
El Señor de la Sangre estaba horrorizado por  conocer la vileza de sus actos, pero tampoco sabe si se puede fiar de él y de lo que dice. Aún estando arrepentido por el anterior monstruo que fue en el pasado, disimula ante Zahrkez, haciendo como si el paisaje le complaciese. Con un rostro serio le dice:

-Justicia… ¿eh? Y tú que sabrás de ella… el castillo y  mis siervos no es lo único que he perdido… ojala fuese así… he perdido algo más valioso que todo eso… y estoy apunto de perder algo más… ¿Pero sabes qué? Dentro de poco empezaré a ganar… la caza está planificada…

“Aunque deseo que Zahrkez me perdone por lo que hice, no lo hará, yo tampoco lo haría, el poder me cegaba… y esa ceguera provoco todo esto… Tendré que utilizar otros trucos… sacaré mi lado retorcido a mis enemigos… y el bondadoso para mis aliados… aunque… aún así quiero matar… lo necesito… es horrible tener que depender de algo así… los gritos se retuercen en mi mente… ver la sangre caer de sus cuerpos me relaja… era tan… exultante verlos morir…”

Con una sonrisa llena de malicia le contesto:

-Es una pena que no pueda recordar nada… de seguro que lo disfrutaría… Zahrkez, aparte de a mí… ¿Tú acaso no asías matar algo? ¿Tienes sentimientos aniquiladores? ¿Quieres matar? No recuerdo nada de ti… pero no importa… ¡Sigue maravillándome contándome lo que hice, por favor!

- Vamos más rápido, tengo prisa… no puedo hacer esperar a la sangre… ja…jaja…jajajajaja…

Editado: 4 PXs

Ver perfil de usuario
-Lo ÚnIcO qUe MeReCeS sAbEr PoR aHoRa Es qUe Se qUe Ha pAsAdO cOn LuCrEcIa y QuE lE OcUrRiO A eStE LuGaR, y No tE Lo dIrE, ¿sAbEs pOr QuE?, pOrQuE hAy eSpAdAs QuE dUeLeN MáS qUe LaS dE HiErRo "mI PrÍnCiPe"

Dicho esto el elemental no parece decir nada más y seguís avanzando, poco a poco los destartalados puestos dejan lugar a una muralla de piedra que rodea todo el sector, ya que cada zona del Castillo de las Sombras está separado y amurallado de cada una.

Tras cruzar el gigantesco portón de hierro llegas a una explanada amplia con un gigantesco foso que es cruzado por una única pasarela sin vallas ni sujeciones, un único, débil y frágil desfiladero excavado en la piedra que se pierde en la oscuridad, al otro extremo se halla una de las pocas entradas que aún son accesibles y desde donde entraron el grupo de Damakin no hace mucho.
También se halla el lugar donde Zahrkez contiene latente su poder.

Al otro lado de la pasarela estáis vosotros, delante vuestra podéis ver el siguiente portón que conecta con la siguiente zona de la ciudad, a vuestra izquierda se haya el gigantesco fpso y su entrada y a vuestra derecha se observan unas innumerables escaleras que se alzan donde la vista no alcanza, más allá de ellas podéis observar la silueta de la Gran Catedral, allá donde despertaste.

Se oye una voz en todas y ninguna parte:

-He sido benevolente contigo, ¿y aún así reniegas de la audiencia que convoco?, ¿tan poco valoras la vida de esta frágil humana?

Zarhrkez no parece demostrar que ha escuchado la voz o desde luego lo disimula muy bien.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
Dante sabía perfectamente quien le hablaba, sabía que era su sangre… su maldita sangre… y que no hacia falta preguntarle al elemental que si lo había escuchado, le era obvio, este, en voz baja le dice:

-La valoro más de lo que tú podría imaginar jamás… ¿Crees que soy tan estúpido para no saber que es una trampa? Pero tranquilo… porque dentro de poco estaré allí… dime… maldito… ¿Dónde está mi hija?

Ahora, dirigiéndose a Zarhkez, le contesta fríamente:

-Estas muy empeñado en hacerme sufrir… y lo comprendo… todos y cada uno de nosotros somos bestias y monstruos… lo que pasa es que yo también lo soy por fuera… A pesar de ser un antiguo elemental… sigues siendo muy ingenuo… plebeyo.

Dante se dirige a las escaleras, las cuales conducen a la Gran Catedral, en ese momento le dice:

-Necesito más tiempo… esa piedrecita tuya puede esperar… la sangre no, así que si quieres que destruya el cristal antes debemos ir a la catedral YA.

Con pasos rápidos, Dante se dirige a la Gran Catedral, su cuerpo muerto es incansable, por horas y horas que corra… nunca se detendrá… hasta que alcance un fin.

Editado: 3 PXs

Ver perfil de usuario
Empiezas ha avanzar los peldaños de las interminable escalera que sube hasta donde la vista se pierde, pero oyes una voz detrás tuya:

-DiJiStE qUe Me aYuDaRíAs MeNtIrOsO, sI VaS hAcIa aHí SoLo eNcOnTrAráS Tu fIn NeCiO iNsEnSaTo

Sigues andando, no hay nada que decir, allá donde tus pasos terminan Zahrkez no puede seguirte, y enfrentarse a ti para obligarte a ayudarle es igualmente inútil, no solo porque aunque es probable que te ganara no conseguiría nada si no que además sabéis los dos que estáis en territorio de la Sangre, y el elemental no es rival para él.

Y si él no es rival para la Sangre, ¿qué puede aportar el Señor de la Sangre?, ¿qué puede conseguir?

La pregunta se mantiene como un eco que resuena con cada paso que avanza a lo largo de la escalinata, Teresa, Irthruinvieala...¿qué podrá decirle a la Sangre?, o peor, ¿qué tendrá que decirle él a Dante?
La impotencia se abre paso sobre el vampiro que ve como no es más que una pieza de un engranaje mucho mayor que él, se siente insignificante ante los acontecimientos que son mucho más grande que él, ¿omitió todo esto cuando él tenía antes su poder?, ¿cómo puedo estar tan ciego?, ¿o acaso tenía tanto poder que podía manipular el propio destino?

Los pasos de piedra siguen resonando y cada vez Kazimir está a mayor altura sobre la gran escalinata sin fin , a través de los bordes de esta puede ver como el abismo negro del fondo de la caverna se hace más y más grande, finalmente y de repente, la escalinata se corta, el camino termina, la enorme escalinata ha sido arrancada y arrojada al vacío así como todo el centro de la Ciudad de las Sombras, como si un enorme meteorito hubiera devastado con un cráter gigante toda la ciudad, desde aquí Dante puede ver las zonas de los sectores de la ciudad con relativa nitidez.

Y delante suya se yergue el gigantesco castillo que se alza suspendido en mitad de la caverna , cientos de cadenas negras se yerguen desde la base del castillo arrancado y se han anclado a lo largo de la periferia del gigantesco cráter, y entre ellas hay una cadena extraordinariamente más grande justo delante de Dante que está anclado en el final de la escalinata, así que sin otra forma de llegar el señor de la sangre salta al vacío hacía la enorme cadena y empieza ha ascender por ella eslabón por eslabón hasta alcanzar la base del Castillo.

Mientras Dante trepa con lentitud por los enormes eslabones de la gran cadena que lo lleva hasta el Castillo de las Sombras nota algo cuando toca el hierro negro y frío de la cadena, nota un pulso, un pulso rítmico y constante, casi imperceptible pero a la vez atronador, como si golpeará en su mente, nota el hierro vivo, como si tuviera un corazón latiendo por sus estructura y como si toda la cadena tuviera vida.

"¿¡Todo esto lo ha hecho la Sangre!?, ¿¡qué demonios ha ocurrido en mi Castillo!?" exclama Dante en su interior que no es capaz de creer lo que sus ojos ven, había visto en el Castillo quizás algo más alto o quizás era su percepción que lo engañaba, pero lo último que iba ha esperar es que el Castillo hubiera sido arrancado de la base de la caverna y ahora estuviera levitando suspendido por cientos de cadenas atados a los sectores de la ciudad, ¿Zahrkez sabía esto?, ¿por eso sabía que no debía ir?, ¿qué habrá pasado con Teresa?

Con las dudas asolándole en su interior Kazimir llega a la base del Castillo gracias a sus extraordinarias habilidades atléticas como humano y sus capacidades místicas como vampiro, tras dejar la gigantesca cadena observa la entrada del inmenso castillo esculpido en mármol negro, ahora quizás por verlo como un extraño o quizás por haberse quitado la ceguera del poder en sus ojos Dante observaba que el castillo arquitectónicamente no tenía nada que ver con el resto de la ciudad, mientras que el resto de la ciudad destacaba por las figuras y relieves redondos y bellos, como si la piedra y el mármol hubieran sido tratados con empeño y amor, el castillo en cambio destacaba por sus formas extremadamente alargadas y puntiagudas, afiladas incluso en algunos extremos, dándole a la catedral un aspecto mucho más aterrador y con la sensación de ser aún más alta de lo que realmente es, como si fuera un edificio hecho con espadas y hojas, toda la catedral daba la sensación de cortar con cualquier recodo o arista que tuviera, e incluso alrededor puedes observar como partes de la catedral han sido arrancadas y convertidas en pequeños islotes flotantes como gigantescas estacas de negrura que se alzan imponentes sobre la ciudad.

Imagen:

La sangre te espera

¿Afrontarás el desafío que te aguarda?



Última edición por Utnapishtim el Jue Feb 02, 2017 10:43 pm, editado 1 vez


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
Con una sonrisa y con una voz irónica le dice:

- Por favor… ¡Claro que te voy a ayudar! Pero no ahora… aunque… si no te ayudase tampoco pasaría nada, ¿no? Intentar matarme no conseguirá que destruya la piedra… verás… hay espadas que duelen más que las de hierro… ¿verdad?

Cuando Dante vio lo que la sangre fue capaz de hacer se quedo atónito, pero por cada paso, por cada eslabón, por cada centímetro cuadrado de desolación, más preguntas asaltaban con fiereza e inexorablemente la mente del Señor de la Sangre.

“Es…¿posible? ¿La Sangre ha controlado también el castillo? Eso… era un pulso… lo sé… La Sangre ahora es más poderosa que nunca, sabe perfectamente donde estoy y seguramente lo que vaya a hacer… Diablos… ¿En que estará pensando? Me siento… como la marioneta de quien juega con mis hilos… no soy capaz de arreglar esto… y lo único que me queda para hacerle frente a la Sangre es la astucia… o ni eso… La maldigo y la odio… todo lo que conseguí en esta vida se ha esfumado… pero… quizás me lo tenga merecido… quizás es el karma lo que me ha hecho perder todo lo que gané con mis atrocidades… No… el mal perdurará… es mi esencia… no puedo escapar de él… le devolveré a la vida todo lo que me ha hecho pasar… Con la rabia, el odio y el miedo alimentaré a esta bestia que reside en mi interior y me reconcome por dentro… Yo… miraré a mi sangre con un ligero optimismo… cuando en realidad veo el reflejo de mi mismo…”

Dante continúa su camino hacia el castillo de las sombras con paso raudo, tras haber pensado un rato y reflexionar sobre su actual situación, no evita decir mientras sigue corriendo por los eslabones:

- He de decir… que el escenario es precioso…

Editado: 3 PXs

Ver perfil de usuario
Música recomendada:

Kazimir, lleno tanto de resolución como de dudas, acude a la cita convocada por la Sangre en su antiguo Castillo que se abre con un gran chirrido y lentamente, pues las grandes y pesadas puertas no ceden con facilidad ante su antiguo amo.

La sala que se abre ante el Señor de la Sangre es casi tan inmensa como lo recordaba, un gran tapiz con roturas y de un color bermellón apagado da la bienvenida a su antiguo propietario y que se extiende hasta donde se pierde la vista, las enormes e innumerables cristaleras han perdido su antiguo brillo y han sido dominadas por el imperio de la suciedad y las telarañas, las pocas que aún no se han roto conforman figuras de antiguas batallas que libro el propio Dante. Las columnas de marmol y hierro negro se alzan portentosas y onmipotentes sobre un tejado que se pierde en la vista de lo alto que es, y la distancia que separa la entrada del atrio es al menos treinta metros.

Y allí al fondo, hay una figura, una figura oscura del que solo se ve su silueta y sus ojos rojos como brasas, la figura da la bienvenida al Señor de la Sangre:

-Que gratitud la mía que hayas acudido a la cita nuestro príncipe, empezábamos a dudar de si realmente ibas a concedernos un minuto de tu tiempo, pero, ya que finalmente estás aquí, celebrémoslo, ¿no es así hijos míos?

Kazimir puede observar a través de la negrura que hay docenas de pares de ojos observandole cada movimiento desde los lados de la amplísima catedral, la sangre no está solo sin duda alguna:

Desde la sala del trono antigua y desvencijada la figura hace un gesto hacía ti:

Imagen:

-Si te he llamado es para ofrecerte mi ayuda, nuestro querido y pequeño descarriado cordero, hemos de ayudarte ha hacerte entender, y vengo con una oferta que no vas a poder rechazar.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
Dante estaba algo nervioso, se sentía indefenso ante el poder de la sangre, estaba literalmente rodeado por ella. Aun así, a pesar de todo, le contesta firmemente y con decisión:

-Un…¿Trato? ¿Qué… me tienes que hacer entender?

Dante se sigue acercando a la figura que le habla, y descarga su rabia diciéndole con fuerza:

-No me importa… no me importa nada de eso… ¡¿Dónde están Teresa y Lucrecia?! ¿Te estas divirtiendo jugando conmigo? ¿Eh? Solo eres una sucia sangre maldita y traidora, todo lo que tenía me lo has quitado, ¿y ahora se supone que he de escucharte? ¿Cómo se que no me engañaras? Lo único que entiendo con todo esto es que te has rebelado contra tu señor. Dime… lo que tengas que decir…

Editado: 2 PXs

Ver perfil de usuario
-No me importa… no me importa nada de eso… ¡¿Dónde están Teresa y Lucrecia?! ¿Te estas divirtiendo jugando conmigo? ¿Eh? Solo eres una sucia sangre maldita y traidora, todo lo que tenía me lo has quitado, ¿y ahora se supone que he de escucharte? ¿Cómo se que no me engañaras? Lo único que entiendo con todo esto es que te has rebelado contra tu....

En ese momento el Señor de la Sangre ve como el brazo de aquel que está en el trono hace un gesto, y a continuación oye dos sonidos, el primero es el sonido de un chasquido relampagueante, el sonido de un trueno distante que se podría escuchar en la proa de un barco bajo una férrea tormenta, y el segundo sonido que oye casi al mismo momento en el que suena el trueno es el sonido de su propia voz que sale de su boca cuando nota en su espalda el peso de un ariete aplastándole sin cuartel sobre el suelo, haciendo que instantáneamente haya sido reducido por dos enormes zarpas gigantes que aplastan su espalda, y cuando ya se ha recobrado del golpe fulminante de la bestia es entonces cuando nota el hedor de su aliento, el sonido de sus gruñidos y el contacto electrizante que provoca estar cerca de esa bestia.

No hacía falta que el Señor de la sangre se diera la vuelta para saber que se trataba de antaño su fiel seguidor Glauros, mitad espectro y mitad animal con unos poderes sobre el rayo que rivalizarían incluso con una Arias Vayu, también llamados elementales superiores de aire. Y no es de extrañar, Glauros fue el resultado de un nacimiento entre uno de esos entes con un antiguo ser, un ser de odio y rabia que ya nadie recuerda, y que forjó no solo un antinatural elemental de aire de inconmesurable poder, si no que además una criatura que solo alberga odio y caza con una facilidad sorprendente gracias a sus habilidades eléctricas y su capacidad de saltar de fase entre la Vigilia y la realidad con solo desearlo, pudiendo teletransportarse por largas distancias en un parpadeo. Si Dante recuerda tan bien a Glauros como él cree, no es en absoluto de extrañar que le haya podido dejar fuera de combate tan fácilmente en el estado en el que se encuentra, aunque aún así ni siquiera esta quimera mitad espíritu mitad lobo sería capaz de enfrentarse a Teresa durante más de unos pocos segundos.

Imagen:

-¡Nunca más vuelvas ha alzarme la voz! -dice la criatura sentada en el trono con sus ojos inyectados en cólera e ira- ¿entiendes?, ¡Nunca! -su estridente voz se expande por la gran catedral creando ecos que se desvanecen como el tiempo, aunque jurarías que hasta la propia catedral tiembla al decir esas palabras

Durante un momento reina el silencio, pero en pocos segundos una segunda voz se una a la conversación, distante, alejada, monótona, como si hubiera sido programada para hablar o coaccionada para ello:

-Estoy aquí Padre -dice una voz que "suena" como Lucrecia- no hay de que preocuparse, todo está bien- sigue la figura que habla con la voz monótona
-¿Lo ves?, ella está bien, se encuentra bien, ahora es feliz, ha descubierto cual es su lugar y que es lo que debe de hacer, eres tu el único disonante, el cantor descompasado, la tecla oxidada, pero no importa, hemos hecho todo y hacemos todo lo necesario para que vuelvas ha formar parte de nosotros "nuestro príncipe", os queremos y nos importas y si te lo mereces, algún día volverás a sentarte aquí y nosotros seguiremos siendo tu familia. Pero ahora estás enfermo, y como enfermo que eres no piensas bien, por eso tu familia se hace cargo de tus cosas hasta que tú te recuperes. Pero no hemos venido ha hablar de eso, hemos venido ha ofreceros un trato, ¿lo escucharéis?


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
Dante no se sintió intimidado en absoluto, más bien, lo único que consiguieron fue alimentar todavía más su furia e ira hacia ellos. Con una voz tan grave que parecía distorsionada, le dijo a la sangre:

-¿Que no… te alce… la voz…?

Con un potente grito, le dice:

-¡¿QUIÉN TE CREES QUE ERES PARA DARME ORDENES MALDITA Y SUCIA PARIA INSIGMIFICANTE?! Creo que no lo entiendes, tu solamente eres MI sangre, yo estaba viviendo tranquilamente hasta que TUUUUUUU TUVISTE QUE METER LAS NARICES EN MIS ASUNTOS Y SECUESTRAR A LA HUMANA. ¿Qué te necesito porque eres mi familia? No… solo eres MI sangre, YO puedo ser TODO lo que quiera sin TI, pero… sin embargo TUUU me necesitas a MI y no al revés ESCORIA, porque sin MI no sois NADA. Y no quiero oir a mi hija… QUIERO VERLA, ¡¿QUE DEMONIOS LE HABÉIS HECHO?!, y aún así, seguramente ya la estés controlando a tu maldita causa… Maldita alimaña blasfema y traidora, ahora mismo me es imposible… pero… te enseñaría el como ni siquiera Glauros es una gran amenaza frente a…(pausa) Te odio… yo te maldigo… a ti… a todos vosotros asquerosos traidores… maldigo a vuestros hijos, y a los hijos de vuestros hijos… PARA SIEMPRE…

Tras una pausa, le vuelve a decir mientras se sienta en el ataúd:

-Ahora tengo que actuar siendo TU dócil juguete… Ahora… ¿Quieres decirme cual es el trato?

Editado: 2 PXs

Ver perfil de usuario
Mientras el Señor de la Sangre gritaba sobre la sangre solo escuchó el silencio y el eco que producían sus gritos mientras decía sus palabras, finalmente terminó de hablar y reinó el silencio durante casi un minuto entero que fue eternamente largo, finalmente la Sangre se levantó mostrando una sonrisa, y empezó ha avanzar hacía el Señor de la Sangre que, lejos de estar sentado en el ataúd de Dullahan, SEGUÍA tumbado en el suelo bajo las potentes garras de Glauros ya que en NINGÚN momento dijo que le había liberado de su gigantesca tenaza, y así la Sangre siguió avanzando hasta el Señor de la Sangre hasta que su bota estaba delante de su cabeza.

Ya que aún no se había percatado Kazimir de cuan peligroso y delicado era su posición aquello que fue parte de él se aseguró de recordárselo. A un gesto Glauros liberó de su presa a Dante mientras la Sombra se agachaba  manteniendo su sonrisa al mismo tiempo que se incorporaba Kazimir, era curioso ya que, aunque estaba a un palmo de él, su figura seguía sin verse, no era más que una figura de sombras con unos ojos encendidos como brasas, y en ese momento su sonrisa en un único instante desaparece mientras grita:

-¡¡¡FUERA DE AQUÍ!!!

Y en ese momento Dante fue proyectado, como si hubiera sido impactado por un gigantesco ariete, o hubiera sido zarandeado por una colosal mano, en cualquiera de los casos fue lo mismo, el golpe fue tan absolutamente intenso que lo empujo más allá de toda la estancia, abriéndose el portón al mismo tiempo que él fue expulsado, durante decenas y decenas de metros hasta volver ha llegar a la gigantesca cadena de hierro negro de donde vino, aunque desde la altura y con la velocidad que lleva Dante intenta hacer uso de sus habilidades acrobáticas para poder agarrarse a uno de los eslabones de la cadena so pena de morir en el intento.

[Haz una tirada de Acrobacias para evitar la muerte, no puedes usar la forma de murciélago ya que estás en medio del aire y no tienes un punto de apoyo desde el que sujetarte]


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
Por cada metro en el que Dante es volado por los aires, para el eran siglos y siglos de pura desolación, todos sus errores pasaron por su mente, quebrándola, masacrándola, destrozándola, hundiéndolo en un pozo de veneno. Su arrogancia lo matará, sin oportunidades, y sin nadie que le ayude debido a su exagerada soberbia, mientras intenta salvarse de la caída se dice a si mismo una y otra vez, como si un martillo le golpease poco a poco:

“Después de todo… no es así… nunca lo ha sido… yo mismo seré la causa de mi muerte… los fallos son colaterales… a lo mejor… si que estoy enfermo… y mi enfermedad es mi arrogancia… ha pesar de querer cambiar… mi rabia ha podido conmigo… pero eso ya no importa… Lo que aún no entienden… es que no me iré de aquí, de este maldito y putrefacto lugar sin ella… nunca… nunca más”

Con un grito tan fuerte como sus pulmones le proporcionaron, dijo en un último aliento:

-¡Jamás moriré si ella sigue viva

[Tirada de Acrobacias]

Editado: 2 PXs

Ver perfil de usuario
El miembro 'Azmo02' ha efectuado la acción siguiente: Lanzamiento de dados


'D100' :

Resultados : 7


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
Música recomendada:

El Señor de la Sangre intenta usar su cuerpo para cambiar el curso del aire y así avanzar lo suficiente al eslabón para agarrarse a el mientras intenta modular su caída, consigue acercarse lo suficiente para agarrarse haciendo uso de toda su habilidad y pericia acrobática....



....Y lo consigue, consigue agarrarse a uno de los eslabones a tiempo aunque eso significara una brutal caída y un considerable esfuerzo para agarrarse que solo alguien con la innatural fuerza y enterza como Dante era capaz.

Y entonces, la cadena hecha de férreo hierro negro....se deshace, se deshace como si se derritiera, salvo que en vez de hierro candente se deshace en sangre líquida que cae, toda la cadena, eslabón por eslabón, se deshace en sangre que cae, cae hasta el infinito abismo...junto con el Señor de la Sangre

[Fallaste la tirada, resultado 7; 7-25 = -18 contra dificultad 80]
[Has muerto, perderás el 30% de la experiencia obtenida al finalizar el hilo]








La caída es brutal e infinita, no supiste cuanto tiempo pasó, pero fue suficiente tiempo como para que pasara cerca de un minuto hasta que sentiste el golpe, y el golpe....el golpe fue como si una almádena impactara sobre tu cabeza a gran velocidad, o como si hubieras sido arrollado por una carreta de al menos una docena de aurigas, el golpe fue tan inmediato como espantoso, no por el impacto en sí, ya que no sentiste nada, entraste directamente en insconsciencia, si no cuando despertaste, porque por poderosa que fuera la caída hay muy pocas cosas en este mundo que pueden acabar con tu no-vida, y la caída no es una de ella.

Cuando despertaste, el dolor era insoportable, sentías todos y cada uno de tus huesos rotos tu carne hecha papilla y tu cuerpo convertido en jirones, entre inmuerables oleadas de dolor conseguiste tras minutos, horas o incluso días de esfuerzo forzar tu sangre a entrar en un estado de recuperación mientras te sumías en una forma vegetativa, únicamente centrada en proteger tu corazón y sanar lo que se pudiera del tejido y los huesos dañados, fue una tarea titánica, no solamente por el esfuerzo si no por la falta de sangre que pudiera abastecer todo el esfuerzo al que estabas sometiendo a tu cuerpo en un casi inútil esfuerzo de conseguir moverte, con una herida de semejante gravedad y ante tal impacto habrías entrado en un coma centenario del que hubiera sido imposible despertarte, pero en tu fébril estado donde apenas eras capaz de sentir el entorno de donde estabas notaste algo, ¿un dios?, ¿un hombre?, ¿una mujer?, ¿un ente?, ¿un espíritu? hubo algo, notaste algo, sentiste algo, ¿fue hace minutos?, ¿fue hace meses?, ¿fue hace años?, algo ocurrió, no sabes que eras porque tu consciencia no estaba lo suficientemente despierta en esa vorágine de dolor y oscuridad al que estabas sometido como para realmente comprender lo que estaba sucediendo.

Pero, y ya fuera por un milagro o por obra más terrenal, finalmente un ojo se abrió, en un estado absolutamente demacrable y patético, pero conseguiste abrir uno de tus ojos, empezaste a notar lo que sucedía, no había nada más que oscuridad, pero había "algo", sentías "algo", empezabas a notar el ambiente, empezaste a razonar de forma mínimamente lógica y a intentar entender que es lo que había sucedido.

El dolor....el dolor seguía estando ahí, era indescriptible, era un dolor agónico, un dolor que nunca habías experimentado antes y que nunca más volvería a olvidar...


...y sin embargo...seguías con vida....


No estabas lo suficientemente cuerdo para saber cuanto tiempo paso desde que abriste tu ojo hasta que levantaste un brazo, tampoco supiste decir cuanto paso hasta que el dolor era lo suficientemente soportable como para que pudieras mover una pierna, ni cuanto tiempo transcurrió desde que empezaste a recomponer tus huesos y tu estructura a una forma mínimamente humana, pero después de minutos, horas o incluso días, estuviste de pie, de pie en la oscuridad, de pie en el más absoluto vació, de pie en el abismo que hay tras una caída de cientos de metros, pero estabas de pie, estabas consciente, y podías moverte.

Con un esfuerzo agónico, tardando minutos en dar el siguiente paso, forzando tu mente más allá de lo extraordinario a obligar a tu sangre para hacer funcionar tus piernas conseguiste encontrar un muro, y sin ninguna otra forma posible solo te quedó una opción.

Trepar...

Pie tras pie, mano tras mano, esfuerzo tras esfuerzo y jadeo tras jadeo, empezaste ha escalar los cientos de metros que te distanciaban el abismo del Castillo de las Sombras, pusiste el primer pie sobre una de las rocas y te abalanzaste sobre la primera roca que podías ver...


....y te caíste


Volviste ha alzarte con una oleada de dolor agónico para avanzar y conseguiste pasar más allá de esa piedra que ahora estaba coloreada en sangre, mas tras unos pocos metros tus fuerzas te fallaron...


...y te caíste

Renovaste tus fuerzas tras varios gritos de agonía para encontrar voluntad de donde no lo había para avanzar, superaste la piedra de sangre y conseguiste superar el segundo obstáculo de donde te caíste, pasaron hasta varios minutos y no obstante un grupo de rocas se desmoronaron bajo tu peso...


...y te caíste


Caíste una y otra y otra vez, dejaste de contarlas a partir de la veintena de veces, el esfuerzo requería toda voluntad humana que creías haber perdido, la razón te había abandonado y todo se había convertido en una tarea monótona de dolor donde usabas tus ensangrentadas manos para impulsar tu cuerpo sobre una estructura para al final sentir un tropiezo y notar un vacío hasta que una nueva oleada de dolor te recordaba donde estabas cuando te caías una vez más.
Y aún así, subiste y trepaste el muro de cientos de metros.

Tras tal esfuerzo solo reservado para aquellos con una voluntad más allá de la lógica tu cuerpo perdió todas sus fuerzas ante el dolor indescriptible y el cansancio eterno, incluso para alguien incansable como tu semejante esfuerzo requirió tanta cantidad y pérdida de sangre que no podías imaginar que lo habías logrado.

Y mientras yacías sobre el suelo de piedra de la escalinata donde una vez estuvo la gran cadena y mientras miras impotente la gran catedral del Castillo de las Sombras, ahora piensas, ¿y ahora qué?, era evidente que no podías volver ha entrar ahí, y aunque lo consiguieras no podrás avanzar más de dos pasos sin ser aplastado, no tienes ni idea de donde está Dullahan y ahora mismo lo consideras perdido, tampoco esperas que Zahrkez esté donde lo dejaste la última vez ni tampoco crees ni esperas que te vaya ha ayudar, no sabes cuanto tiempo ha pasado y podría ser perfectamente posible que Clara se haya ido sin tí, estás sin aliados, no tienes ni la menor idea de donde está Teresa, si sigue con vida o que habrá podido pasarle y tus esfuerzos por cumplir la misión de Irthruinvieala parecen cada vez más distantes, ¿ha llegado tu fin?, ¿habrás fracasado?, ¿no habrás podido cumplir tu misión tal y como no pudieron Damakin, Argonoth, Platón y Yorick?, ¿será acaso imposible cumplir con el sueño de una pobre chica que quería un mundo mejor?, tal vez el destino sea así de cruel y solo se dedique a hacer miserables a aquellos que lo intentan.

¿Es este el fin de los días del Señor de la Sangre?

[Has perdido todos tus puntos de sangre, tienes un penalizador a toda acción de -150 por falta de sangre y has perdido a Dullahan]


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
“Con que… ¿Es este mi destino? ¿Merecido…? Por supuesto, no se porque todavía sigo vivo… si no me queda nada por lo que vivir, estoy vacío, estoy muerto, mi vida ya no vale nada…”

Dante, hincó las rodillas, y con una mano en la cara, sintió como se le escapaban las lágrimas, y lloraba, y gemía, y se moría por dentro por un dolor mucho más fuerte, insufrible e inimaginable que el de una caída de cientos y cientos de metros… Se sentía inútil, prefería morir… al final, el “Grandioso y poderoso” Señor de la Sangre no pudo cumplir su misión.

“Solo tenía que cumplir con la simple tarea que me mandó Ithruinvieala… quería devolverle el favor por lo que hizo por mí hace años… y ahora… solo lo he empeorado todo… Todos los humanos que iban a hacer la misión conmigo han muerto, todos muertos, he perdido a Teresa, que la quería como si fuera mi hija… y ahora no está… Ni siquiera Lucrecia… Ahora mismo solo soy un ratón moviéndose por una cocina… nada más…”

Tras un largo gemido de dolor, dijo débilmente:

-Mírame… miradme y reíd… he sido ahorcado por mis propios hilos…

“No se siquiera cuanto tiempo ha pasado… Beatriz ya se habrá ido… fui un idiota, siempre lo fui, me creía por encima de todos y no estoy por encima de nadie, no soy mejor que nadie… pero… tampoco quiero su misericordia ni su compasión por algo que me merezco… Tengo que buscar a Clara… ella es mi única esperanza para salir de Galgados.”

En el caso de que el vial esté en buen estado, y todavía haya corazones, consumo uno.

Utilizo la piedra dragón para salir del Castillo e ir a la superficie, teletransportándome al último lugar en el que la usé.

Editado: 4 PXs

Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 2.]

Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.