Hágase el silencio en los cielos


No estás conectado. Conéctate o registrate

¿El hombre más rápido de todo Galgados?, Naoh VS Dante

Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 5.]

El vampiro avanza lentamente en la segunda noche desde que encontró a Teresa en el lago, sus ojos se enrojecen, su respiración se hace irregular y su cansancio se transforma en una miasma indeleble e invisible que le rodea permanentemente debido a su Sed, hace muchos días que su lengua no ha probado el éxtasis de color carmesí.
El estado de Teresa no es mucho mejor, se podría decir que ha estado en sus brazos la mayor parte de los días, ya que los descansos son poco corrientes y no tiene mucho que llevarse a la boca, podría haber cazado algo para ella pero el tiempo arremete contra ellos constantemente y no puede permitirse ni siquiera ese lujo, y eso hace que los ojos de Teresa se muestren horrorosamente apagados, con una mirada perdida en el vacío de los campos ondulados y pedregosos de Galgados que dificultan si cabe aún más el camino del antiguo señor de la sangre.

Tercer día, anochece y los ojos del vampiro se abren sobre el descampado a la intemperie, su cuerpo ya debilitado de por si se encuentra al borde de la extenuación, la Sed es agónica, su piel se ha vuelto llena de costras por culpa del Sol inagotable que le ha ido quemando desde hace días y sus fuerzas hace tiempo que le han abandonado teniendo únicamente su fuerza de voluntad, la mirada perdida de Teresa le observa tocando su cuerpo maltrecho de piel reseca y de color amarillento con sus débiles y diminutas manos como si tocara algo nuevo para ella, su rostro desprende melancolía y tristeza, tanto por ella como por la compasión que debe de tener al observar a Kazimir en un estado tan deplorable.

"Voy a morir..."

Es el único pensamiento que le alcanza a Kazimir, de seguir así en pleno día sin manera de cubrirse hará que no pueda ni llegar al torreon.

¿Debería de usar la sangre que aún le queda en el vial? le queda únicamente una única toma, de hacerlo ya se quedara sin más sangre, y tanto por su estado tan debilitado como por su "condición" es menos que aconsejable usar la de Teresa.
Hace días que no ve ningún tipo de animal a plena vista, solo ve rocas y piedras, guijarros y polvo, pedruscos y tierra seca, elevación tras pendiente, valle tras valle, lo único que ven los ojos del vampiro es un desierto abrasador de nada, tan solo piedras.

Sin embargo está tan solo a un día de llegar al torreón, ¿estará Beatriz esperándole?

Es el último día, ¿qué hacer?, ¿habrá algo que pueda ayudarle?

La condición de Teresa también empeora por momentos, su peso es el mismo que el de un saco de patatas, no parece siquiera consciente de su alrededor.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
Dante no podía seguir caminando, se arrastraba cual paria, su horrible piel delataba un dolor insoportable, pero lo que le dolía de verdad era su orgullo y honor, que se perdió en aquel abismo… No tenía fuerzas ni siquiera para hablar, la única libertad que tenía dentro de aquella cárcel de costras y quemaduras era pensar e imaginar.

“Yo… me estoy muriendo… otra vez… me lo merezco, lo sé mejor que nadie, se que debo morir… y Galgados me quiere matar, no quiere que salga de aquí vivo con esta chica… te odio Galgados, aunque merezca morir y estés haciendo justicia… te sigo odiando, yo me muero, y tú no mueves ni un solo dedo. Los odio, los odio a todos, pero sin embargo, lo comprendo.”

Dante saca el único vial que le queda, y trata de beber la sangre que contiene como puede, ya que le cuesta horrores abrir tan solo la boca. Cuando consigue bebérsela, puede notar como su cuerpo se revitaliza, esta adrenalina de energía fue milagrosa, se levantó como si nada, y se volvió a dirigir al torreón mientras que con cada paso que da, su cuerpo le pide ir más y más rápido. La única palabra que se le escapa de los labios es:

- No moriré Galgados… todavía queda mucho que hacer…

Editado: 2 PXs

Ver perfil de usuario
Música recomendada:

El antiguo señor de la sangre bebe lo que queda del vial, saborea cada gota del nectar carmesí hasta que no queda absolutamente nada, se siente como una brisa refrescante en medio de un desierto caluroso, nota como la fuerza vital vuelve a él y con nuevas fuerzas se dirige tan raudo como puede hacia su destino.
El camino es escabroso, siempre en pendiente y con Teresa en volandas el paso resulta mas dificultoso, el Sol tampoco se lo pone nada fácil, y aunque intenta evitar las horas más calurosas, nota siempre a su espalda la abrasante bola de magma que parece derretirle la propia piel poco a poco.

Mas eso no impidió que el antiguo señor llegara tras muchas horas de marcha forzosa a su destino, podía ver desde la lejanía los restos que quedaban de una antigua torre en lo alto de un valle bastante empinado y de gran altura, para llegar hasta a él no le quedaba más remedio que seguir el empedrado serpenteante que recorría lentamente la zona hasta llegar al centro donde se encontraba la otrora imponente torre ya que sus poderes empezaban ha fallarle.

La gran torre estaba en ruinas y gran parte de su edificación ha sido pasto de un derrumbe, quizás de alguna catástrofe climática o bien por un fallo estructural, la torre ahora mismo no mediría mucho más de quince o incluso veinte metros, por lo que incluso ahora resultaba portentosa aunque ruinosa, el perímetro de piedra había sido mella de los estragos del tiempo y el viento, y coronado con hiedras que se alimentaban de la humedad que yacía en las oquedades de las rocas como si la naturaleza tomase aquello que le perteneciese.

Cerca del torreón y sentado apaciblemente esperando se hallaba un hombre de bastante altura, de gruesos brazos que se dibujaban con su tela y con ropas muy oscuras y vaporosas, llevaba una larga túnica de tela ya desvencijada y antigua que impedían poder ver ni el más mínimo rastro de la piel de aquel hombre de gruesos hombros, y en sus guanteletes negros descansaba una enorme espada tan imponente como él mismo aunque rota y oxidada, a simple viste parecía que tanto él como su espada habían visto tiempos mucho mejores.
Al levantar la vista de su espada que yacía anclada al suelo podías ver una máscara de hierro propia de aquellos que, enfermos con algún tipo de enfermedad contagiosa, llevaban para el resto de sus vidas, tanto para proteger a los demás como para impedirles ver los estragos que la enfermedad había causado a su maltrecho rostro:

Imagen:

-Bienaventurados los que buscan la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios -tras decir eso con una voz ominosa y grave se hace un silencio hasta que se levanta y continua- Sea bienvenido señor, aunque me temo que este es un camino muy largo y arduo como para venir haciendo turismo- tiende su mano de acero oscuro hacía ti mientras te dice- mi nombre carece de importancia para el reino de Dios, pero me presento ante usted con humildad de corazón y fervor ardiente.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
Dante dio incoscientemente un paso hacia atrás cuando el hombre se levantó, Dante no se fiaba de él, desconfiaba, era demasiado sospechoso. Le miró fijamente y con un tono serio le dice:

- Saludos, hijo del Señor, ¿vos sabéis algo acerca de una tal Beatriz? ¿Ella os ha enviado?

Tras una pequeña pausa le dice de nuevo:

- Estoy en una misión de Dios… para otorgar la paz, mi presencia pregona el miedo sobre las personas… y ver ese panorama de reclusión me hace languidecer… pero la voluntad de Dios es aún más grande, si así lo desea Él, que así sea. Y vos, hijo del Señor, ¿qué hacéis en este viejo torreón donde todavía hay muestras de su ya antigua magnificiencia?

Dante le extiende la mano, y se la estrecha, y le dice:

- Yo soy… Dante…

“Este hombre tiene una estética bastante oscura para ser un creyente en su “Dios”, pero yo no me quedaré atrás, aunque puede que esto sea una trampa, aún no he de confiar en él. Mi único sacramento es el de la Sangre bendita… mis pecados son los capitales… y mi único Dios es la Sed… y también mi maldición…”

Editado: 2 PXs

Ver perfil de usuario
Música recomendada:

El hombre medita y toma una pausa ante lo que has dicho, en ese momento y con la visión más centrada empiezas ha notar mejor los alrededores del lugar, notas que hay varios rastros de sangre reseca y muchas manchas en la entrada del torreón y cerca de donde él se encuentra, el rastro parece empezar desde el propio camino, parece que alguien llegó aquí desangrándose lentamente y ha debido de perder mucha sangre cuando llegó aquí, como si hubiera habido aquí una batalla, lo notas tanto por la sangre como por las huellas y marcas de tierra removida cerca de donde estás.
También te llama la atención que a la derecha de la puerta y recostados bajo una gran losa se hayan multitud de enseres y víveres junto con los restos de una fogata ya apagada hace tiempo, como alguien que haya hecho un pequeño campamento aquí, en un principio pensaste que era del hombre con el que te acabas de encontrar, pero ves entonces algo familiar...la gabardina negra de Beatriz, y tiene una sustancia que parece viscosa y pegadiza que ha formado costras oscuras en su abrigo...parece sangre:

-¿Beatriz eh?, ¿con que así se llama?, lo siento mucho mi señor, pero me temo que no me ha enviado ella en absoluto, más bien al contrario, me han enviado para hacerle unas preguntas y mucho me temo que sus respuestas han brillado por su ausencia, por lo que aquí me hallo intentando arrojar algo de luz al caso.

Sus palabras dicen la verdad y sin ningún ápice de duda, miedo o arrogancia, sencillamente te está contando que la ha estado torturando como quien habla sobre un tema sin importancia alguno, no sabes si bien por el desprecio a la vida humana o bien por la regularidad con que hace estos actos, y todo ello con la mayor corrección y educación posible.

Intentas escrutar sus pensamientos o motivos, pero nada en ese hombre te dice absolutamente nada, parece más bien un ser del absoluto vacío hablándote ahora mismo, como si la propia nada se hubiera manifestado en un ser de carne y hueso escudado bajo una fez de hierro del que solo se ven unas pequeñas rendijas de absoluta negrura por el que no se adivina ninguna de las intenciones del hombre o del ser que te habla en ese momento, además ni en su arma ni en su postura se adivinan rastros de cansancio, forcejeo, heridas o sangre producida por una batalla, si realmente se enfrentó a Beatriz o ella estaba realmente en malas condiciones y fue atacada por sorpresa....o simplemente nunca tuvo ninguna oportunidad:

-Y se bien quien es usted Sir Dante, el malévolo, despiadado, sin corazón, y noctívaga criatura impía nacida de las llamas del propio diablo quien convirtió este precioso principado en una mera sombra de lo que otrora fue, satanista impío, usurpador de la bondad, heraldo de desgracia y azote de la rectitud y la propia luz, un auténtico campeón de la malevolencia y la maldad que arraigan y supuran bajo las entrañas del manto de nuestro planeta, que amenaza con destruirnos a todos y a quien todos odian y todos temen...así es como usted ha sido descrito a lo largo de los siglos por los numerosos aldeanos que han vivido aquí...o que dejaron de vivir a causa de usted. Un ente, una calamidad, una aberración traída para poner a prueba nuestra fe o morir en el intento.

A medida que sus palabras salen de la oquedad de su máscara de leproso no observas ningún cambio ya sea en su entonación o un movimiento de sus manos, sigue estando exactamente en la misma posición que estaba antes y hablando como si en realidad estuviera recitando un libro, sin mostrar ni agrado ni desagrado:

-Pero yo reclamo como mío este bastión como mi hogar hasta que mi camino me lleve por otro destino, y mientras que esta sea mi morada usted es mi huésped y por lo tanto sea usted bienvenido, y como huésped me hallo bajo la jurisdicción de los reglamentos consuetudinarios del anfitrion, y por lo tanto usted no va a percibir ningún tipo de amenaza bajo mi persona y podrá descansar tanto usted como esa pequeña criaturilla extraña que ha sido tan injustamente castigada con el hambre y el cansancio bajo mi fuego y bajo mi techo, les proporcionaré comida y alojamiento hasta la llegada de mis siguientes huéspedes que llegaran dentro de tres lunas.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
Dante no se fiaba del todo de aquel hombre, aunque le diese la bienvenida a su morada, no le quitaría el ojo de encima, pues, aún tiene mucho que preguntarle.

-Vaya vaya… ¿Eso es lo que dicen de mi? No se porque no me sorprenderá… y tu… ¿Qué opinas sobre eso? Tengo que formularle unas pequeñas preguntas, pero no quiero atosigarle con ellas, de hecho, me gustaría que aceptase mi más sincera gratitud por acogernos como sus invitados.

Tras una pequeña pausa le dice:

- ¿Vos tenéis un apodo por el que pueda ser llamado, un nombre, o le llamo simplemente señor?

Dante se acerca lentamente a donde yace la gabardina inerte de Beatriz, estaba llena de sangre y costras de estas, las torturas dejaron huella.

- Esta humana… me iba a ayudar a salir de Galgados por Hécate… pero ahora no me podrá ser útil… Se que no es asunto mío, pero es mi compañera, ¿me podría decir que es lo que vos deseabais saber?

Mientras espera la respuesta, acaricia suavemente la cabeza frágil de Teresa. Dante casi se pregunta si acaso este antropomorfo ser carecía de alma o de sentimientos, pero a él ya no le importa, cualquier ayuda será bien recibida.

Editado: 2 PXs

Ver perfil de usuario
En el momento en el que terminas de decir lo que tenías que decir mientras él te prestaba atención tranquilamente y se da el silencio suficiente él hombre de la máscara de hierro responde:

-Estupendo, pero, no solo los anfitriones somos esclavos de la voluntad consuetudinaria de las reglas, ya que hay reglas también se les influyen a los huéspedes, y mientras estés en mi morada no podrás tocar a mi otra "invitada", no se te debe de permitir, ya que esto seria un serio agravio a nuestro consuensuado acto que hemos hecho ante Dios.

El hombre avanza hacia los diversos enseres que se encuentras en el lado de la periferia este del torreón, dejando ver diversos tipos de comida abultada y separada en montones de tamaños de igual cantidad para contar las raciones así como sartenes, cacerolas y utensilios de cocina, de un gran macuto saca una piel que extiende y coge una de las raciones acercándolas a Teresa para que pueda tener algo de abrigo y comida:

-Lamento no tener más mudas, de haber sabido que hubiera tenido tan distinguido invitado hubiera traído algo más, mas lo poco que puedo ofrecer me ha sido un regalo de mi tan distinguida "invitada" que aún descansa encontrando las paces ante sus diversas creencias para poder buscar las palabras que yo necesito oír.

Tras darle la ración a Teresa ella sale de tu regazo con la espada presta en una de sus manos pero devorando con ansiedad la comida que se le ha ofrecido con un espectáculo desagradable, mientras lentamente el hombre de oscuros ropajes le pone encima la pequeña manta de piel:

-Mi nombre fue Naoh Lervain, aunque ahora que camino la senda de la expiación y de la humildad me apodan como "El Verdugo", altamente probable por mi nuevo oficio que dedico y por el que se me ha contratado para ello al mismo tiempo que sigo la senda que se me ha revelado ante Dios. Llamarme por mi auténtico nombre sería un insulto a aquella persona que respondía por ese nombre en el pasado y un insulto ante la persona que ahora se halla ante ti por no verse reconocido por los actos que ese hombre tan ignorante recorría en su vida, y llamarme simplemente por lo que oficio o realizo sería también tan desacertado como llamar a una persona Buena simplemente por ser virtuoso o Carcelero simplemente porque se dedica a enjaular a ciertos individuos que la sociedad no tolera. Tanto como por una como por otra razón mencionar mi nombre es desacertado o incompleto creo más justo y más humilde que me llames precisamente por aquel que no tiene nombre, ¿no le parece mejor señor Dante?


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
Cuando la niña terminó de comer, Dante la vuelve a coger en brazos y mientras la mece, le dice a Naoh con una voz suave:

- Claro, Señor Sin Nombre, como usted desee... si no le importa, la pequeña y yo necesitamos descansar un rato bajo la sombra... intentaremos no serle una molestia.

Dante mira fijamente la máscara de Naoh sin pestañear, pero sin parecer un desafío, y sigue hablando con tono serio:

- No tocaré a su invitada... pero ella y yo habíamos quedado en vernos justo en este torreón... y como comprenderá... no puedo dejar que un descarriado cordero de Dios siga vagando cual bala perdida... ¿verdad? Me ha tenido muy preocupado esta cordera... y me alegro de que la haya acogido... pero... he de saber que quiere de ella... No pretendo ser una molestia... así que no me parecerá extraño que vuelva a guardar silencio...

"Este humano me llena la cabeza de incógnitas, es muy misterioso... y evita mis preguntas... no tengo razones para luchar contra él... pero si se encuentra en mi camino para llevar a cabo la misión de Itrhuvieala... entonces tiene que morir... me tengo que llevar de aquí a Beatriz... antes de que le siga torturando... me cuesta bastante saber de lo que es capaz todavía... no me tengo que fiar de su solidaridad..."

Editado: 3 PXs

Ver perfil de usuario
Las horas transcurren, cuando el estómago de Teresa se ha aplacado y parece estar descansando tranquilamente el hombre sin nombre saca una pequeña bolsita que contiene tabaco, y tras extraerla y desmenuzarla cuidadosamente empieza ha extraer la pipa mientras Dante le sigue hablando, cuando finalmente se detiene, y el que se hace llamar Naoh con la pipa ya extraída y empieza ha llenarla de tabaco le dice:

-He aquí una diatriba aún mayor para usted señor Dante, usted necesita hablar con ella, y yo quiero concederle una audiencia, pero antes yo necesito que ella me diga una cosa, y si no me puede decir nada para cuando lleguen mis nuevos invitados tanto usted como ella estarán condenados, y de la misma forma, si usted ahora mismo se va de aquí, tampoco se lo podré permitir, y tampoco puede hablar usted ahora con ella antes de que ella me diga a mí lo que he de saber.

El hombre mirando el cielo ya estrellado de las horas pasadas extrae por fin su máscara, su rostro está compungido por la enfermedad y lleno de sarpullidos que han hecho estragos en su rostro dándole un aspecto terrible propio de la crueldad que puede tener Dios a veces. El leproso empieza ha fumar tranquilamente dando caladas largas como si nada más le importara:

-Ambos estamos ante los designios y caprichos de una sola mujer, y hasta que la verdad salga de sus labios usted y yo estamos condenados en este lugar, ninguno de los tres podemos marcharnos de aquí y mientras tanto el reloj sigue haciendo su infinito "tic tac" y pronto los nuevos invitados llegarán, invitados que no estarán nada contentos de su presencia, así que usted ahora se encuentra ante un gran conflicto de intereses, o se queda aquí hasta que ella hable o intenta huir y entonces nos enfrentaremos en justo combate testigos ante Dios, una auténtica liza en la que se demostrará la batalla del bien contra el mal frente a los dos campeones escogidos para este momento. -da una larga pausa y continua- usted y yo.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
Dante le miró fríamente, y con convicción le dijo:

- ¿Cómo... dices? ¿Estas diciéndome que TÚ me vas a impedir marcharme de aquí? Chico... ¿Acaso no te has escuchado a ti mismo? ¿No te acuerdas de quién soy?

A Dante le empezó a temblar involuntariamente todo el cuerpo, pero no se le percibía miedo en su rostro, si no, más bien emoción, emoción por volver a combatir y derramar sangre, pero no quería romper la promesa de Lucrecia, y ese sentimiento de ira y frustración también se podía percibir. Una inevitable sonrisa se le dibujo en su cara, y mientras se le extendían las comisuras, dijo con voz temblorosa:

- Entonces... ¿Tengo que matarte para seguir avanzando...? Itrhuvieala no querría esto... pero si no me dejas otra alternativa... Tendré que hacerlo... créeme, no me gustaría herir a un cordero de Dios... Estamos unidos bajo su afecto y bajo su amor, no veo lógico tener que enfrentarnos por una simple corderita... No hay otra alterativa, ¿cierto?

Dante se acerca al pequeño campamento y tumba en el suelo ha Teresa, a continuación extiende los brazos hacia los lados, y levanta la cabeza mirando a la luna que se haya en el horizonte, empieza a reír suavemente, un fulgor carmesí nace de sus ojos, y con una voz horriblemente grave le dice:

- Maldito humano, ¿te falta un tornillo en la cabeza? ¿o es acaso tu intuición animal? Los humanos tenéis las manos manchadas de sangre, primero la torturas, y luego quieres enfrentarte a mi... voy a arrancar los pecados de tu alma, como gesto de compasión y misericordia. Si esto es una batalla entre el bien y el mal... está claro que aún no comprendes la realidad, a que bando perteneces.

Editado: 3 PXs

Ver perfil de usuario
-Oh...no es esa la forma más correcta de dirigirte a tu anfitrión ahora mismo, no con las evidentes muestras de heridas, cortes y quemaduras que se observan a simple vista así como tu notoria muestra de cansancio, la búsqueda de la verdad conlleva también la búsqueda de la justicia, y no hay justicia en una masacre, no, no la hay mi buen señor.

El hombre sigue fumando tranquilamente hasta que de repente le da un ataque de tos continuo que le dura casi hasta diez segundos contados, su voz suena horrible parecería que va a sacar hasta los pulmones de su continua tos, después de eso empieza ha limpiarse la mano con un pañuelo, no podías ver desde ahí lo que contenía el pañuelo, pero cuando ya se le ve mucho más calmado dice:

-Aunque por supuesto siempre puedes agotar mi paciencia con tu maleducada actitud para que tenga que sojuzgarte por ello, pero mientras eso no suceda no voy ha hacerle daño sir Dante, aún no, pero tampoco puedo permitirle que huya y tampoco puedo permitirle que vea a esa mujer, aunque podría usted decirme por que cree que soy una amenaza para esa tal Irthruinvieala -dice señalando a Teresa- que yo sepa nada más verla la he ayudado, ¿o me equivoco?


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
- Jajaja... no debería especular tanto acerca de lo que le es ajeno, Señor Carente de Nombre, en ningún momento he nombrado a la niña...

Las comisuras de Dantes alcanzan su límite, y cuando se da cuenta, ya tiene las comisuras en su máximo absoluto. Dante deja de tensar sus músculos, y empieza a reflexionar, no sería lo más sabio luchar en este momento, ni tampoco de discutir con su inexorable anfitrión. Así que empieza a relajarse, pero todavía sigue aquella sangrienta mirada en su rostro, con la voz grave pero dulce, le dice con serenidad:

- Pero cuanta razón tiene... usted me ofrece su ayuda, y yo le muestro mi agresividad, pero que falta de modales, mis disculpas... Usted ya me ha mostrado su amabilidad sirviendo a la pequeña, acogiéndome en su morada, ¡e incluso a acogido ha mi compañera! Oh por Dios, lamento mis modales, para demostrarle mi arrepentimiento, yo también le concederé  algo digno de su compasión. En nuestro justo combate, en vez de bañarme en sus entrañas, buscaré su rendición, y no derrotarle... Lucharemos cuando mis heridas hayan sanado antes de que lleguen sus nuevos invitados, y lucharemos cuando haya caído el sol, y la luna se alce en el más precioso firmamento.

Dante comienza a avanzar hasta donde está Teresa y se sienta al lado de ella, con una última mirada le dice:

- Pero... si debe recordar una cosa... es que no importa todas las veces que tortures a Beatriz, ni las veces en las que banalmente me atravieses con tu espada... solo tienes que saber... que si tocas a la niña... si por alguna razón se te ocurre herirla... te daré una verdadera razón para morir, morir, morir, morir, Morir, Morir, Morir, Morir, MORIR, MORIR, MORIR, MORIR. ¿Me oyes? Así que por favor, no se le ocurra herirla de ningún modo, y así, nos llevaremos muy bien, mejor que ahora.

Editado: 2 PXs

Ver perfil de usuario
Se hace un silencio sepulcral, parece que Dante ha ganado la batalla dialéctica, hasta que se da cuenta de que sigue fumando con la misma calma que antes, cuando ha tomado algunas caladas responde entonces:

-Sir Dante, ¿acaso ha olvidado usted los modales?, es ya la segunda vez que ofende a su anfitrión y aunque este hogar está lejos de ser uno digno a los ojos del Señor cierto es que sí es lo que humildemente le puedo ofrecer y tampoco entiendo tener merecidas sus amenazas, aunque si vamos a bajar el listón intelectual de la conversación al idioma de perros farfullantes déjeme que le conteste su amenaza con otra amenaza. Usted tiene so pena de exterminio la entrada al torreón, ¿comprende usted?, si necesita refugiarse del Sol le recomiendo una trampilla no muy lejos de aquí donde había una antigua bodega y usted podrá ahí "dormir" o lo que sea que hagan ustedes las criaturas vampiras.

Vuelve ha darle otra calada larga al tabaco y continua:

-Y déjeme decirle que como cristiano me siento muy dolido por creer usted que sería capaz de usar a alguien indefenso como esa jovencita, rebajarme ha realizar tal acto no tiene ningún valor intrínseco para mí, a no ser que la degeneración de la moralidad pueda ser considerada como una virtud.

Cuando se termina la pipa empieza ha limpiarla para, finalmente, levantarse y volver ha ponerse la máscara, en ese momento le dice al antiguo señor de la sangre:

-Recuerde usted que este período de gracia que yo otorgo puede ser drásticamente reducido si veo que sigue con esa actitud, y realmente espero que no puesto que siempre agradezco una buena conversación, casi tanto como mis paseos nocturnos, buenas noches tenga usted señor.

Dicho esto se aleja del camino andando tranquilamente...


...ha dejado su espada.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
- No se tome todo lo que le digo como una amenaza, tómeselo como un aviso. Y mis modales murieron de la misma manera que la simpatía con los humanos.

En el momento en el que deja su espada, la primera idea que se le viene a la mente es la de atacarle, pero sin embargo, su honor y orgullo se lo impidió, pues aunque sea humano, le ha ayudado en un momento crítico, así que esta vez le dejará vivir otro día.

Dante usa su forma de niebla y se sitúa justo al lado de Naoh, mientras continua andando al lado suya le dice:

- Veras Señor Sin Nombre, esa niña ha pasado por cosas que para cualquier humano seria mejor morir, y sin embargo ella está aquí, y es tan real como mi existencia. Y todo ha sido por culpa de los de tu especie, que la han intentado matar, así que no me sorprendería que tú también lo hicieras. Ella es lo más importante que tengo, de ahí que te haya tenido que dar un pequeño toque de atención.

Tras aquel pequeño arrebato de sinceridad, lobo con el rabo entre las piernas le dice arrepentido con un suspiro:

- Lamento mi actitud, el viaje ha sido duro... ¿me permite acompañarle en esta dulce velada?

Editado: 2 PXs

Ver perfil de usuario
-Entonces quizá es ahora un buen momento para que sus modales vuelvan ha nacer, ¿no le parece?

Cuando empieza ha alejarse usas tu forma de neblina para convertirte en una inconstante nube oscura que avanza de forma casi imperceptible hasta volver ha materializarte en tu forma vampírica, pese a que quedas a un lado de la criatura y esta te ha visto, no hace ningún amago de defenderse o de actuar, pese a que es más que probable que gracias a sus sentidos de guerrero pudiera haberte atacado, aún no sabes si es porque él sabía que no le atacarías o bien porque no te considera una amenaza, el pensar en lo segundo te irrita:

-Veras Señor Sin Nombre, esa niña ha pasado por cosas que para cualquier humano seria mejor morir, y sin embargo ella está aquí, y es tan real como mi existencia. Y todo ha sido por culpa de los de tu especie, que la han intentado matar, así que no me sorprendería que tú también lo hicieras. Ella es lo más importante que tengo, de ahí que te haya tenido que dar un pequeño toque de atención. -tras una breve pausa continuas- Lamento mi actitud, el viaje ha sido duro... ¿me permite acompañarle en esta dulce velada?

Él te responde mientras se mantiene impertérrito andando tranquilamente bajando la colina serpenteante por el camino empedrado:

-No se preocupe, considerémoslo simplemente un malentendido fruto de las emociones que florecen cuando alguien protege aquello que le otorga más valor que ninguna otra cosa, yo también he sido así por un tiempo así que comprendo sus emociones, si es que acaso se les puede llamar así a aquellos de los tuyos, y no me malinterprete usted tampoco, pero me resulta del todo desconocido el como dirigirme a ustedes si es que acaso entre ustedes se comunican o interactúan de una manera diferente. Pero, para apreciar la compañía y la conversación entre otra persona uno también ha de apreciar los momentos de soledad y de tranquilidad que se consigue cuando uno está a solas, disfrutando de los momentos de reflexión y meditación, dicho lo cual, y sin animo de ofensa, me gustaría proseguir mi nocturno paseo con la única compañía que mi persona, además usted como bien ha dicho ha de cuidar a esa pobre corderita no vaya a ser que le pasara algo -no estas seguro de si era o no una amenaza- No se preocupe, tendremos tiempo para hablar. Y ahora si me disculpa...

Dicho esto continua bajando el camino empedrado.




_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
- Pues diríjase a mí como lo haría como cualquier otro ser, ya sea humano o no, el respeto siempre ha de estar presente. Que tenga una muy buena noche... Señor Sin Nombre...

Dante se transforma poco a poco en una niebla oscura que se retira y se dirige hacia Teresa. Dante se sienta al lado de ella y empieza a fabricar bombas de humo.

"Por fin tengo tiempo para reabastecerme, después de fabricar unas cuantas bombas iré a ver la bodega que me dijo."

Tirada: Alquimia.

Editado: 1 PXs

Ver perfil de usuario
El miembro 'Azmo02' ha efectuado la acción siguiente: Lanzamiento de dados


'D100' :

Resultados : 57


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
(Lo primero, usar una habilidad tan abstracta como Alquimia se debe de especificar que se va ha hacer, ya que hay docenas de diferentes posibilidades, igual que no se puede usar únicamente "Forja" para crear "armas", si no que se establece que se va ha forjar una espada de hierro o una maza de bronce. Lo segundo toda habilidad Creativa ha de obviamente necesitar materiales, materiales que ahora mismo no posees, igual que no puedes crear una bomba de la nada por muy bueno que fueras nadie sería capaz de forjar una espada de acero del aire, ya que al ser habilidades secundarias no son artes mágicas, por lo que por bueno que fueras en tu campo jamás serías capaz de crear nada de la nada, ej: Dante se toma su tiempo ahora que dispone de ello para usar 4 horas en buscar hojas, bayas y demás utensilios que pueda usar con elementos del bosque en el que se encuentra para confeccionar algún potente veneno y hace la tirada, como consiguió encontrar unas bayas venenosas las masca usando el pomo de una daga y un tocón vacío para conseguir una mezcla que modifica con su sangre, creando así un poderoso veneno de nivel 70 que afecta a la sangre.
La única habilidad inherente en la que no necesitas ningún material es la mejora de Dullahan, donde lo único que se requiere es tu sangre y tu artefacto, pero es únicamente por la especialidad que hay entre Dante y su antigua marioneta.
Obviamente las habilidades secundarias se complementan entre si...
ej: Dante decide intentar crear otro frasco con un compuesto más potente y vuelve a buscar en el bosque, hace una tirada de Avistar y la fortuna le sonríe con una tirada de 143 total, como supera la dificultad Difícil (120) se percata de unas plantas extrañas oriundas de este lugar que por lo que parece a simple vista parecen especialmente venenosas, consigue arrancar el tallo con cuidado con su daga  con una tirada exitosa de Atletismo para asegurarse de no extraer la salvia de las plantas y a continuación gasta 1 hora más en crear un segundo compuesto que nuevamente mezcla con su sangre para crear un veneno aún más mortífero, lamentablemente este nuevo veneno solo tendrá un uso, pero al menos tendrá un as en la manga contra el próximo enemigo)


Dante vuelve tras sus pasos lentamente por el empedrado hasta volver al torreón donde se encontraba, este sería un momento perfecto para hacer uso de sus habilidades como marionetista, incluso también podría hacer uso de su subterfugio para intentar crear cualquier cosa que le pudiera ayudar en el inminente combate que va ha tener, lamentablemente no tiene nada, y a no ser que se le ocurra alguna gran idea no será capaz de crear nada, ya que incluso sus habilidades creativas necesitan partir de algo que el pueda moldear como si de un arcillero se tratara.

Mientras sigue mirando el horizonte pensando en algo no deja de pensar que puede haber dentro del torreón, podría ir a la bodega, aún no lo ha visto y quizás haya algo que le ayude, pero....dentro del torreón está Beatriz, ¿no?, su curiosidad le sigue carcomiendo por dentro, ¿debería ir a mirar?, ¿tal vez intentar liberarla?

Los pensamientos siguen acumulándose en la mente del señor vampiro.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
La idea de entrar en el torreón para llevarse a Beatriz la tenía muy presente, pero si Naoh le encuentra merodeando dentro del torreón se enfrentará a él al momento. A pesar de que Naoh parece alguien ruidoso, pues su tos le delata, decide no entrar dentro de todas formas, no con esas heridas.

Se agacha para recoger a Teresa con suavidad y se dispone a dirigirse a la bodega para comprobar si hay algo que le pueda servir.

"Todavía tengo tiempo para prepararme antes de enfrentarme a él... aunque seguramente, sin recursos y sin nada para ayudarme posiblemente muera, tengo que encontrar materiales y suministros durante la noche, es el único periodo de tiempo en el que puedo. Quizás... lo podría matar mientras duerme... a lo mejor después de su noctívago paseo entre en el torreón a descansar y dormir. Tengo también que fijarme en como es, la velocidad de sus movimientos, su forma de pensar, y con suerte hasta su estilo de combate... aunque si ha vencido a Beatriz, estamos hablando de un enemigo más veloz que ella... y seguramente que yo también."

Mientras sigue caminando, mira a Teresa y con una sonrisa, se dice asi mismo:

- No podrá moverse tanto si le cortas las piernas... ¿cierto?

Editado: 2 PXs

Ver perfil de usuario
El antiguo señor de la sangre baja a la bodega a través de una trampilla que encuentra en un suelo lleno de polvo, escombros y piedras del tamaño de una cabeza humana, hizo falta algunos minutos pero finalmente pudo vencer las condicionas ruinosas del estado de la entrada y con tirar de una cuerda se abrió la trampilla que dejó ver unos escalones que descendían a la oscuridad, el aire olía a polvo, suciedad y estancamiento durante años y años que se había quedado atrapado y finalmente lograba algo de libertad, los ojos del vampiro tardaron a adaptarse a esta condición dado el estado de la bodega pero finalmente observó un espacio relativamente grande y barrios barriles que contenían una cerveza en un estado bastante mejorable por decirlo de alguna forma, también había algunas cajas distribuídas de forma desigual por la estancia de piedra y poco más de especial importancia.

Una vez descubierto el lugar Dante decide que hacer mientras tanto, quizás el lugar ahora mismo no sea el ideal para Teresa, o a lo mejor podría buscar algo fuera que pudiera resultarle de utilidad, tantas dudas suman al vampiro a un estado de ensimismamiento que dura un periodo largo de tiempo, puesto que cuando es interrumpido se percata de que el sonido que le ha roto su estado de ensoñación ha sido la incesante tos que se oía desde afuera, eso significa que Naoh debe de haber vuelto ya.

Para cuando sale y sube la trampilla observa a un hombre descansando sobre la piedra desnuda y ataviado con sus características túnicas raídas, negras y vaporosas, alza un brazo en dirección a Dante con una pequeña bolsita de tela en su mano mientras que en otra sostiene su pipa a punto de encenderla:

-¿Se une a mi Sir Dante?, el placer de fumar siempre resulta mucho más placentero con la compañía, aunque, supongo, que resultaría así al igual que ocurre con todas los haceres de la vida, ¿no le parece?


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
Cuando Dante abre la trampilla no puede evitar toser nada más entrar por la gran cantidad de polvo y suciedad de la antigua bodega abandonada, aunque tampoco le sorprendía. Debería de comprobar el contenido de las cajas cuanto antes y buscar algo para limpiar la bodega para que el ambiente sea apto para Teresa.

Dante se acerca a él y se sienta a su lado, con una apacible voz le dice:

- Por supuesto, me sería un placer unirse a usted Sr. Sin Nombre... Permítame preguntarle si me podría dejar algo para después disponerme a limpiar un poco la bodega para que la niña pueda dormir allí.

"Espero con ahínco el momento en el que tenga que recuperar a Dullahan de los quelíceros de esa abominable araña y de esa sangre traidora... Pero por el momento tengo que recuperar a Beatriz... en estos momentos tengo bastantes posibilidades de sobrevivir, no tengo sangre ni información, y si quiero matar a esa putrefacta araña y convertirla en una pulpa sanguinolenta necesitaré ayuda... y no tengo a nadie, esto no esta siendo fácil... y la muerte abarcará a donde quiera que vaya... por eso sufriré un destino peor que la muerte con tal de cumplir el propósito de Ithruvieala."

Editado: 1 PXs

Ver perfil de usuario
Sin ninguna duda al abrir la trampilla Dante dejaba a la libertad un aire pútrido estancado durante años en un mismo sitio que no circulaba libreamente por los valles de Galgados desde Abel-sabe-cuando y para cualquier persona eso hubiera hecho o incluso imposibilitado la tarea de acercarse o de no toser, pero no para el vampiro, ya que, como vampiro que es, hace tiempo que dejo de procurarse de las necesidades básicas del ser humano, y una de ellas por supuesto, se trata sobre respirar, si lo necesitara sería imposible para él poder dormir en su tumba herméticamente cerradas.

[Recuerda que tienes Exención física, si tienes dudas lee el apartado de poderes de monstruo para saber que hace exactamente]

Tras buscar por el suficiente tiempo pero incapaz de encontrar nada que lo ayudara en su tarea Dante llega a la conclusión de que la solución más simple es, la más evidente, así que deja la trampilla abierta esperando que la corriente no tarde muchas horas en poder renovar un nuevo aire que haga la zona remotamente respirable y al ser incapaz de quitar tanto polvo sencillamente se dedica ha hacer una manta en el suelo que cubra toda la suciedad y permita a Teresa poder descansar ahí, no será lo más acojedor, pero al fin y al cabo tampoco espera que ella realmente se queje.
No obstante y aprovechando la ocasión el antiguo señor de la sangre creyó oportuno preguntarle al misterioso enmascarado si había algún tipo de utensilio para poder limpiar la zona o aclimatarla de alguna manera, pero él ya sabía la respuesta de antemano, al fin y al cabo, esto estaba abandonado desde hace mucho tiempo y desde luego no se almacenaban aperos de limpieza:

Al caer la noche y mientras el hombre de la mascara de hierro empieza a fumar por la obertura que tiene para poder respirar y hablar, le pasa sus enseres de tabaco al pálido antiguo señor del castillo, una vez con todo dispuesto, se dedica a fumar tranquilamente tumbado hacia arriba mirando la noche estrellada, sin hablar, no dijo esta vez ninguna palabra, la locuacidad del hombre se desvaneció por un momento para solamente disfrutar de los sonidos de la noche, de la calada de la pipa y de la frescura del aire, por un momento no hubo enemigos ni aliados, ni miedo ni terror, tan solo dos hombres fumando en paz contemplando la noche pasar:

-Buenas noches sir Dante

Es todo lo que dijo tras acabar su pipa, levantarse y, tras incorporarse, recoger su arma y volver adentro del torreón, cerrando la puerta tras de si y dejando a un Kazimir solo en la quietud...al girar la cabeza vio su mirada cruzarse con la de Teresa, ella había estado mirando la escena de forma extrañamente silente, el marionetista de sangre no esta muy seguro de si está realmente consciente o no, simplemente le sigue mirando con su expresión vacía y carente de alma.


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
[Sufres -5 PXs por no postear]

Kazimir contempla la noche, pero solo durante un rato, ya que por una vez el que fue antaño hombre recuerda su fragilidad, su debilidad, la desesperación se acumula en él sabiendo que todo esta en su contra, por un momento incluso con la mirada escrutadora de Teresa su cuerpo y mente no son capaces de seguir llevando el gran peso que se ha autoimpuesto y que, pareciendo todo fácil, todo se le complicó.

¿Por qué todo era tan difícil?

Todo lo que tenía se le había puesto en su contra, el castillo, su propia hija, e incluso su propia marioneta se había escapado de sus manos como un niño que intenta retener el agua que se escurre lentamente de entre sus dedos.

Nota una fuerza opresora, una fuerza que nace desde el corazón de su humano corazón, el miedo....

Oye una voz ominosa en su interior

"Eres débil...volverás a nosotros...de una manera u otra"

Es la voz del propio castillo que la siente incluso desde aquí, el ambiente de las cordilleras de Galgados se nota como algo opresivo que le quita un oxígeno que no necesita pero que ansía, la falta de sangre hace que todo se rodee de aún más desesperación y nota como si le faltara algo tan importante como el propio aire para un humano.

Y así fue, como el gran antiguo señor de la sangre perdió el conocimiento...


Para cuando despertó notaba una enorme presión física y un dolor agudo en todas y a la vez, en ninguna de sus partes, no podía levantar los ojos porque se encontraba a la merced del abrasador fuego del sol que estaba literalmente quemando su piel tan débil ante esta luz tan potente, ¿cómo podían soportarla los humanos?

Intentas moverte todo lo que puedes pero lo único que consigues es arrastrarte por el dolor y el cansancio hasta una zona con menos intensidad de luz, quieres ir a la trampilla a esconderte pero ahora mismo no sabrias ubicarte, haces uso de toda tu fuerza y paciencia para conseguir llegar hasta ahí aunque no sin ayuda externa, notabas una fuerza que te estaba llevando mientras languidecias en la hierba y la piedra.

No sabes cuanto tiempo ha pasado, bien minutos, bien horas o incluso días, solo sabes que pasado un tiempo consigues tener suficiente entereza como para poder empezar ha preguntarte preguntas básicas como cuándo, dónde y cómo.
Estas en el sotano, estas solo en la oscuridad, todo el cuerpo te duele, has sufrido mucho, y la sed de sangre es notoria ahora mismo, no tienes ninguna fuerza y los días juegan en tu contra, porque si no han llegado todavía no pasara mucho tiempo hasta que vengan los compañeros del leproso, y si eso ocurre será el fin de todo.

Tienes que huir pero no sin enfrentarte a él, pero no tienes ninguna posibilidad de ganar actualmente en tu estado tan lamentable, tienes que ingeniar algo para sacar a Teresa y Beatriz de aquí y ahora.

Se te acaba el tiempo

[Tienes un penalizador a toda acción de -40, 20 de ese penalizador durara durante una semana entera, y el resto se eliminará si bebes sangre]


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es
La confusión al despertar le llevó a un mareo del que le era imposible escapar, el sol le quemaba, sentía el fuego del sol en sus carnes, se arrastraba hasta llegar a la vieja bodega, no le quedaba otra opción. Cada centímetro avanzado era más doloroso que el anterior, su cuerpo era pesado, levantar los brazos para avanzar nuevamente era un esfuerzo demasiado grande para él y su lamentable estado.

Al llegar a la bodega, abrió la trampilla que llevaba hasta su interior y una vez abierta se lanzó hacia dentro desesperadamente, cada segundo fuera de las sombras a merced del cruel sol era un minuto de dolor. Ya dentro de la bodega se sentó y se apoyó en la pared, iba a llamar de un grito a Teresa, pero no les salían las palabras de la boca, no podía producir sonido alguno, estaba demasiado cansado incluso para hablar.

Tras un rato descansando y recobrando la consciencia y la calma, recordó que su Sangre le había vuelto a hablar, la perseverancia de la Sangre, sus esfuerzos para hacer que Dante vuelva y la extenuante carga que tiene que soportar harían que cualquier persona desistiera. A cualquiera menos a Dante, él ni siquiera tiene que preguntarse a si mismo porque lo hace, sabe perfectamente por quien lo hace, el deseo de aquella niña no morirá mientras Dante pueda caminar, por muchos problemas que se le pongan en medio, los afrontará.

Con una voz terriblemente ronca pudo pronunciar las siguientes palabras a la nada:

- No tenéis poder sobre mí… yo soy independiente de vosotros, pero vosotros dependientes de mí… El simple hecho de que vuelva con vosotros no es más que un lejano sueño para una sucia Sangre traidora, ¿debería pensar  que todavía tenéis sueños? Bueno… la próxima vez que soñéis… pensad…

Una vez recuperado parcialmente, se levanta y comprueba el contenido de todas las cajas para encontrar cualquier cosa, ya sea útil o inútil, y también se dispone a mirar el contenido de los barriles que se encuentran en la sucia estancia.

Mientras busca algún instrumento útil, llama a Teresa con un grito tan fuerte como puede:

-¡TERESA! ¡VEN AQUÍ, TE RECLAMO!

No sabe cuanto ha pasado, pero lo que si sabe es que ha perdido al menos una noche de trabajo en la que podría haber encontrado algo que le hubiese ayudado, como sangre o materiales silvestres para elaborar veneno. No hay tiempo que perder, tanto Naoh como Dante saben perfectamente que este último no tiene ninguna posibilidad, por lo que no sería de extrañar que utilizase la noche para escapar con Teresa y Beatriz…

Tirada de advertir:

Editado: 4 PXs

Ver perfil de usuario
El miembro 'Azmo02' ha efectuado la acción siguiente: Lanzamiento de dados


'D100' :

Resultados : 3


_________________
-Apertura del séptimo sello. Hágase el silencio en los cielos.
Ver perfil de usuario http://utnapishtim.gratisforo.es

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 5.]

Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.